La Guardia Civil agradece a un empresario de Gerena que no les faltase un bocadillo

Al tener jamón (entre otras cosas), pan y bebidas en su comercio, tuvo una idea para que, al menos, no les faltase un bocadillo a los que trabajaban en la calle durante el confinamiento.

0
3816

Fermín Cabanillas. Cuando el pasado 13 de marzo las calles de pueblos y ciudades se quedaron desiertas por la llegada con toda su fuerza de la pandemia, algunas personas sí transitaban por ellas. Policías, guardias civiles, bomberos o efectivos de Protección Civil se preocupaban de que todo fuese lo mejor posible, con el condicionante de que, si lo necesitaban, no tenían sitio alguno para tomar café o un refrigerio.

Eso fue captado rápidamente por Antonio Canelo, un empresario que regenta en Gerena ‘La Esquina Ibérica’. Al tener jamón (entre otras cosas), pan y bebidas, tuvo una idea para que, al menos, no les faltase un bocadillo a los que trabajaban en la calle.

Por eso, colocó un cartel en sus redes sociales en el que anunciaba que cualquiera que estuviese en la calle en estos días tenía en su tienda un bocadillo y un refresco. Así de sencillo. Los días fueron pasando, y a la Guardia Civil no se le ha olvidado el gesto.

Citado por la Guardia Civil

A través de sus redes sociales, Canelo ha narrado lo que le ocurrió hace unos días. «Varios agentes del cuerpo de la Guardia Civil de Gerena fueron a la tienda para citarnos en el cuartel. No sabíamos cuál era el motivo de la cita, y acudimos con toda la tranquilidad sabiendo que no habíamos echo nada malo. Una vez allí, llamamos y nos abren las puertas y nos indican que pasemos dentro. No sabíamos cómo actuar ante tal situación».

«El sargento se viene a nosotros en nombre de todo el cuerpo de la Guardia Civil a darnos las gracias por la labor que hicimos con ellos, para que pudiesen desayunar durante el confinamiento a causa del COVI-19, ya que estaba todo cerrado y nos ofrecimos altruistamente a a darles un bocata y refresco. Se acerca con una caja envuelta en papel de regalo y nos la da insistiendo de nuevo en las gracias por nuestra actuación durante todo este tiempo. No sabíamos cómo actuar ante tal sorpresa».

En la caja había una placa de agradecimiento, que ahora está en la tienda. Antonio Canelo recuerda que es «un bonito regalo de parte de todo el cuerpo de seguridad de la Guardia Civil de Gerena a nuestro establecimiento«, y se muestra muy agradecido «por este bonito detalle que han tenido con nosotros sin esperarlo. Gracias de parte de todo el equipo de La Esquina Ibérica al cuerpo de la Guardia Civil de Gerena».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here