La matrona Yara Prieto nos habla sobre la igualdad de género en su profesión

0
217
el
Yara Prieto es matrona en el Hospital de Valme.

Victoria G. Mora. Yara trabaja en el área de Paritorios del Hospital de Valme como matrona desde hace una década. Allí ha podido experimentar la evolución por la que atraviesa la figura de la mujer, “tradicionalmente relacionada con la de cuidadora”, asegura.

Además, la matrona también es miembro de la Comisión de Violencia de Género del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla y profesora asociada de la asignatura Género y Salud en el Grado de Enfermería de la Universidad de Sevilla. Yara formó parte del grupo de profesionales que impulsaron hace diez años la creación de esta materia.

Unos 2.000 alumnos han pasado por Género y Salud, una asignatura que aborda la perspectiva de género en el ámbito sanitario y que es la única de carácter troncal que lo hace en todas las disciplinas de Ciencias de la Salud en España. Por este motivo, el pasado mes de marzo, Yara -junto al colectivo que impulsó la materia- fue galardonada en la XXII edición de los Premios Meridiana, dentro del apartado de Iniciativas que promuevan la educación y el desarrollo de valores para la Igualdad. Estos premios, concedidos por el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), reconocen la labor desarrollada en la defensa de la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres. Hablamos con la protagonista.

-Personalmente, ¿qué le ha supuesto recibir el Premio Meridiana por su trabajo en la lucha por la igualdad de género en la salud?
-El premio ha supuesto un reconocimiento a 10 años de trabajo con los alumnos/as en la asignatura de Género y Salud en la Facultad de Enfermería.

-Cuando hace diez años deciden crear la asignatura Género y Salud, ¿cómo se recibe en el ámbito académico la idea?
-Quiero aclarar que la asignatura no la creé yo sola, pertenezco a un grupo profesoras/es que imparte esta asignatura y cuya coordinadora es la Profesora Dra. María Ángeles García Carpintero. El proceso fue dificultoso. Al principio trataban a la asignatura como una “maría”, pero las profesoras entonces fundadoras teníamos muy claro que había que seguir y luchar por aquello que, considerábamos, eran contenidos docentes importantes. Actualmente es una asignatura troncal y en el último consejo de decanos se consideró de obligada impartición en las diferentes facultades de Enfermería. En otras disciplinas también sería necesario que tuvieran esos contenidos. Medicina o Psicología por citar algunas.

La enfermera imparte la asignatura Género y Salud en el Grado de Enfermería de la US.

-¿Qué aspectos se tratan en esta asignatura?
-En esta asignatura se tratan varios aspectos relacionados con las desigualdades de género, cómo influye nuestra socialización desde que nacemos en la igualdad, los machismos, los micromachismos… esos pequeños desconocidos que se tienen normalizados en nuestra cultura, tanto por hombres como por mujeres. El amor romántico y su influencia en el género. No hablamos de un amor sano, desinteresado, sino de un amor posesivo que puede ser el germen de la violencia de género. El cuidado como rol de género. La violencia de género , cómo detectar y actuar sin ponernos una venda en los ojos y mirar hacia otro lado. Todos estos aspectos se trabajan los los alumnos/as con una metodología teórico/práctica, en la cual el alumnado participa de forma muy activa.

-Según el INE, en 2016 había 6.577 enfermeras colegiadas en Sevilla y 2.028 enfermeros. ¿Por qué cree que abundan las mujeres en esta profesión?
-Creo que es educacional. Una de las competencias en la formación enfermera es el cuidado y esto es algo que tradicionalmente se ha relacionado con la mujer, con la figura de mujer-cuidadora. Este concepto es algo que ahora está cambiando poco a poco.

Yara reconoce que en su profesión es más difícil encontrarse con hombres.

-En concreto, en el área del hospital en la que trabaja, Obstetricia, ¿es habitual encontrarse con hombres?
-Son menos los hombres los que acceden a la especialidad de Enfermería Obstétrica.

-¿Considera que existe en los hospitales el conocido techo de cristal?
-Sí, si que existe.

-Para los pacientes, ¿cree que influye el género del sanitario que le atiende?
-Sí que influye. En mi trabajo se sigue prefiriendo a una mujer, seguimos teniendo mitificada la sexualidad, exponernos, que nos vean desnudas…

-¿Cuál es la principal enseñanza que transmite a sus alumnos en la asignatura de Género y Salud y que le gustaría compartir con los lectores?
-Una de las cosas que más trabajo con ellos es que se pongan las gafas de la igualdad, que se cuestionen todos esos aprendizajes que llevan en su mochila. Que vean con cuál se quedan, que los cuiden mucho y que precisen cuál tienen que modificar, y digo modificar, no tirar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here