La población sevillana relacionada con la actividad emprendedora crece tras la pandemia

La cuarta edición del Informe GEM en Sevilla todavía refleja el efecto de la Covid-19.

0
21

Redacción. La pandemia continúa afectando a las percepciones sobre emprendimiento y la actividad emprendedora de la población sevillana. Los datos de 2021 reflejan una mejora, aunque no lo suficiente para recuperar el nivel previo a la Covid-19. Así lo destaca el Informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) para la provincia de Sevilla correspondiente al ejercicio 2021-22, que han elaborado el Grupo de Investigación PYMED de la Universidad de Sevilla y el Centro Propio de Investigación sobre Innovación, Emprendimiento y Empresa Familiar de la Universidad Pablo de Olavide con la colaboración de Prodetur.

Un tercio de los encuestados (33,0%) percibe buenas oportunidades para emprender en su entorno. Al mismo tiempo, dos de cada cinco (41,9%) conoce personalmente a alguien que ha emprendido en los últimos dos años. Y más de la mitad (51,1%) considera que posee los conocimientos y habilidades necesarios para emprender. En los tres casos, estas cifras están por encima de la media nacional, aunque no de la media andaluza. Como consecuencia de todo ello, un 38,6% de la población considera que iniciar un negocio es fácil, lo que supone una notable mejora respecto a 2020.

Desde un punto de vista de género, se sigue detectando una cierta ventaja en las percepciones masculinas en algunos indicadores. En el caso de la población involucrada en el emprendimiento, esas diferencias son mucho menores, por lo que no se puede hablar de un perfil emprendedor masculino. Sin embargo, los autores del estudio destacan que las mujeres emprendedoras manifiestan un miedo al fracaso ligeramente superior al de los hombres.

Un 24,7% de la población de Sevilla se haya relacionada de alguna forma con la actividad emprendedora. Esto incluye los emprendedores potenciales (11,5%), los emprendedores nacientes y nuevos, englobados bajo la Tasa de Actividad Emprendedora (TEA, 5,7%), los consolidados (5,6%) y, finalmente, los abandonos, que representan el 1,9% de la población adulta encuestada. En conjunto, se produce un fuerte aumento respecto a 2020, casi recuperando el nivel de 2019. Se trata de un porcentaje algo superior al del conjunto de Andalucía (23,8%) y de España (23,7%).

Los emprendedores potenciales sevillanos han aumentado sustancialmente (en casi 5 puntos) respecto al año 2020. Esta etapa sigue existiendo un diferencial de género, pues los hombres presentan un nivel 2,2 puntos superior al de las mujeres (12,6% frente a 10,4%), aunque este dato se ha reducido notablemente frente a 2020. En cualquier caso, la tasa de emprendimiento potencial de las mujeres sevillanas es claramente superior a las mujeres andaluzas (9,2%) o españolas (8,1%).

En cuanto a la actividad emprendedora (TEA), la tasa en Sevilla (5,7%) ha vuelto a descender con respecto al año anterior, pero continúa por encima de las cifras en Andalucía y España. Por tanto, los autores destacan que se afianza la idea de que Sevilla es una provincia con un nivel de emprendimiento relativamente alto. Además, continúa la tendencia descendente en la brecha de género, que este año se ha reducido a sólo 0,7 puntos porcentuales (5,3% en mujeres, 6,0% en hombres).

El motivo señalado con más frecuencia para emprender sigue siendo “ganarse la vida porque el trabajo escasea”, aunque desciende respecto a 2020 (del 69,0% al 65,4%). No obstante, es todavía muy superior al nivel pre-pandemia (52,6% en 2019). El segundo motivo en importancia es “marcar una diferencia en el mundo” (52,7%), que está mucho más relacionado con la ambición y el crecimiento.

El perfil de los emprendedores sevillanos nacientes y nuevos se sigue caracterizando por su alto nivel educativo y de renta, aunque los colectivos menos favorecidos (menor nivel educativo y de renta) han aumentado su tasa. Esto estaría relacionado con las consecuencias negativas de la pandemia. Por su parte, la formación específica en emprendimiento cada vez es más importante para crear una nueva empresa.

Los autores alertan del bajo índice de emprendedores consolidados de la provincia. Representan al 5,6% de la población, lo que coloca a Sevilla claramente por debajo de las medias andaluza (6,6%) y española (7,2%). Además, los abandonos han aumentado hasta el 1,9%, volviendo a niveles similares a la pre-pandemia. Sin embargo, destacan como aspecto positivo la tendencia a crecer de los emprendedores consolidados que se mantiene en los sucesivos informes desde 2018-2019.

El informe también analiza la distribución geográfica del emprendimiento en la provincia. En el caso de la capital, los emprendedores potenciales son el 17,1% de los adultos, y la TEA es del 14,4%. En la primera corona metropolitana las tasas son también elevadas, tanto para los municipios de más de 25.000 habitantes (17,5% de emprendedores potenciales, TEA de 5,6%), como para los de tamaño menor (potenciales 11,5%, TEA 4,5%). Se confirma de esta manera la consolidación de una población emprendedora en la capital y su área metropolitana que, si acaso, se está viendo fortalecido en la fase de salida de la pandemia. En la segunda corona, por el contrario, se aprecia un cierto nivel de emprendimiento potencial (aunque no tan alto como en la primera corona), pero unas tasas TEA muy inferiores.

La red GEM

El Global Entrepreneurship Monitor (GEM) constituye la más importante red mundial sobre emprendimiento. Tiene por objetivo que la información sobre la iniciativa emprendedora tanto en el ámbito internacional, como nacional, autonómico y provincial esté disponible para las entidades interesadas en este campo, así como para el público en general.

El equipo de trabajo ‘GEM Sevilla’ está coordinado por los profesores Francisco Liñán, de la Universidad de Sevilla, y Carmen Cabello, de la Universidad Pablo de Olavide. Ambos han compartido las conclusiones de este estudio en su presentación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here