Tusam

La protección de la aceituna sevillana ya es una realidad

La sesión ha incluido una jornada técnica a cargo del presidente del Consejo Regulador de las IGP, Juan Luis Oropesa.

Foto oficial de los asistentes a la jornada.

M.C. Contreras. Las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) de las aceitunas Manzanilla y Gordal de Sevilla han arrancado oficialmente su trabajo para defender un proyecto “exclusivo” de la provincia, que se cultiva en los 106 pueblos sevillanos.

El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, y el de la IGP, Juan Luis Oropesa, han participado en la presentación de ambas IGP en Sevilla, donde se han mostrado al sector de la distribución, al  gastronómico y a los medios de comunicación, en un acto organizado por el Consejo Regulador y Prodetur.

Tras una etapa provisional, el pasado 11 de octubre el Consejo Regulador de las Indicaciones Geográficas Protegidas Manzanilla y Gordal constituyó oficialmente su Pleno, su órgano de decisión para los próximos cuatro años.




La secretaria general de la IGP, Rosario Acosta, en su intervención.

En su discurso, el presidente de la Diputación ha entendido que las denominaciones de calidad “otorgan personalidad y acento propio al producto que avalan. Son una excelente carta de presentación, además de un instrumento de protección para productores y consumidores”.

Villalobos ha celebrado que las IGP de las manzanillas y gordales vengan a sumarse al conjunto de figuras de calidad  de los productos gastronómicos sevillanos, como el aceite de oliva virgen de Estepa; el mantecado y el polvorón, también de Estepa; los anisados de Cazalla;  los vinos de la ‘Sierra Norte de Sevilla’; el vino de calidad de ‘Lebrija’;  o el vino de la tierra, o los tomates de ‘Los Palacios’, entre otras.




Ha destacado la importancia que la aceituna de mesa tiene en el territorio sevillano, líder andaluz en producción y en volumen de industrias de transformación, con un registro de 134 entamadoras que representan en torno al 60 % del total de la región. 

Juan Luis Oropesa explica los detalles de la IGP en el acto.

Ha abundado “en la conveniencia de “caminar juntos en una misma dirección” para impulsar y promocionar el prestigio de estas dos variedades de aceitunas sevillanas, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, y, sobre todo, en la actual situación, “con los frenos que para las exportaciones están representando las políticas arancelarias de Estados Unidos”.

En esta misma línea se ha pronunciado el presidente del Consejo Regulador de las IGP Manzanilla y Gordal de Sevilla, Juan Luis Oropesa, quien hace un llamamiento a las empresas del sector para que se inscriban en el Consejo Regulador, aunando así los esfuerzos de productores, envasadores, y empresas comercializadoras, al objeto de fortalecer el sector ante amenazas como las que representan los aranceles estadounidenses.

Con este acto se pretende dar a conocer a los sectores implicados las características y valores añadidos que poseerán las aceitunas sevillanas que porten estos distintivos de Calidad Diferenciada (IGP), previamente a su aparición en el mercado, en los primeros meses del próximo año 2020. 

La sesión ha incluido una jornada técnica. En la misma ha habido una conferencia a cargo del presidente del Consejo Regulador de las IGP, Juan Luis Oropesa. También, una cata magistral de aceitunas las variedades gordal y manzanilla, además de una degustación de las seis empresas inscritas en las IGP y adheridas a la marca ‘Sabores de la Provincia de Sevilla’. 

La clausura ha corrido a cargo de la directora general de Industrias, Innovación y Cadena Agroalimentaria de la Junta de Andalucía, Carmen Cristina de Toro Navero. Ahora, queda mucho trabajo por delante.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.