La sevillana América López trabaja para Dior desde Miami

Desde hace doce años, López gestiona desde el otro lado del charco los canales de Duty Free de la empresa francesa en gran parte de los aeropuertos de América.

América llegó a Miami hace doce años.

Victoria G. Mora. Una beca le dio hace doce años la oportunidad de mudarse a Miami para trabajar con la compañía de moda francesa Christian Dior. América, que estudió Derecho y ADE por tradición familiar, es ahora la jefa de una de las tres zonas en las que se divide el canal de Duty Free de la marca para los aeropuertos del continente americano.

La sevillana se encarga de gestionar los perfumes que se venden en los aeropuertos de la coste este de Estados Unidos, el Caribe, México o Panamá, entre otros.

En su primer año en la ciudad norteamericana América conoció a su actual marido, con quien ahora tiene una hija de tres años, Sophia, “una de las pocas personas nacidas en Miami que conozco“. A pesar de que sus puestos de trabajo no existen en España -“tendríamos que vivir en París o Singapore”-, a América le encantaría volver a Sevilla.

-¿Por qué decides mudarte a Miami? ¿Fue difícil dar el paso?
-La oportunidad surgió con una beca de comercio exterior para la oficina de Extenda en Miami. Fue una decisión fácil, acababa de terminar la Universidad y quería trabajar en el extranjero y conocer mundo, así que fue la oportunidad perfecta. La verdad es que fue estupendo como primera experiencia profesional.

-¿Has vivido antes en más países?
-Sí, hice un año de Universidad en Nantes, Francia, con el programa Erasmus. Fue una experiencia muy buena y me dio muchas ganas de volver a vivir fuera otra temporada. Durante este tiempo he tenido también la oportunidad de vivir un año en Sao Paulo por un proyecto de trabajo, y algunas temporadas he estado en España.

-¿Cómo es trabajar con una empresa como Christian Dior?
-Muy exigente y con mucha presión en general, pero a la vez fascinante, muy dinámico y lleno de oportunidades para aprender y desarrollarte. En todos estos años nunca me he aburrido, he tenido muchos proyectos distintos y me sigue encantando mi trabajo.

La sevillana estudió en la capital hispalense el doble grado de Derecho y ADE.

-¿Cómo surgió la oportunidad?
-Por casualidad. Estábamos en medio de la crisis, yo acababa de dejar la oposición que había estado dos años preparando porque habían cancelado las plazas y tenía una amiga que trabajaba en el grupo LVMH en Miami (multinacional que incluye Dior entre otras muchas marcas), así que sabía sobre las empresas del sector en Miami y qué tipo de trabajo hacían. Tenían plazas abiertas en varias marcas, me presenté a los procesos y me contrataron en Dior.

-¿En qué consiste tu día a día en el trabajo?
-Actualmente trabajo en el Área Manager para Parfums Christian Dior, en la división de Travel Retail America. Soy la jefa de una de las tres zonas en las que se divide el continente americano para el canal Duty Free. En términos geográficos mi zona incluye muchos de los aeropuertos de la costa Este de Estados Unidos, todo el Caribe, México, Panamá y el resto de países de Centroamérica, Colombia, Venezuela y Ecuador. El día a día de mi puesto es muy variado, no puedo resumir un día típico porque cada uno es muy diferente. Mi puesto es como el maestro de orquesta de mi región. Soy responsable de las ventas sell in y sell out (a nuestros clientes y de nuestros clientes a cliente final), rentabilidad por cliente y del total de la región. Decido la estrategia (producto, trade marketing, training, acciones en punto de venta…) a llevar a cabo en cada aeropuerto y luego me aseguro de que mis equipos y los departamentos que nos dan servicio lo implementen correctamente. También negocio acuerdos y condiciones comerciales con nuestros clientes, así como los espacios en tiendas y en los aeropuertos.

América conoció durante el primer año allí a su marido, con quien tiene una hija de tres años.

-¿Llegaste a Miami con alguna idea preconcebida de cómo sería vivir allí (sobre la cultura, las tradiciones, la gente…)? ¿Te ha sorprendido luego la realidad?
-Sí. Venía con muchas ideas preconcebidas. La ciudad ha cambiado muchísimo desde entonces, se ha modernizado y tiene mejores infraestructuras, pero al llegar me sorprendía cada día con cosas que das por hecho en España pero que aquí eran muy diferentes o no existían. Desde cosas tan tontas como que no hubiera máquinas que pasaran limpiando las calles, hasta la falta de aceras o pasos de peatones.

-¿Qué concepción tienen allí de los españoles?
-Es una ciudad muy abierta porque se ha creado a partir de inmigrantes de muchas nacionalidades, principalmente latinoamericanos. La comunidad española es bastante grande en residentes y también en empresas, que en muchos casos se han establecido aquí como puerta para entrar al mercado americano. La imagen hacia nuestro país es positiva, de hecho me sorprendió mucho la cantidad de cubanos que viven en Miami y que tienen un fuerte vínculo emocional con España porque sus abuelos o algún antepasado eran españoles.

-¿Cómo es un día tuyo en Miami?
-Tengo poca rutina porque viajo bastante por trabajo, pero en un día “normal” me levanto sobre las 7.00 horas. Tengo una hija de 3 años, así que por la mañana toca jugar con ella, darle de desayunar, la ropa, etc. La dejo en la guardería sobre las 8.00 horas y de ahí me voy a la oficina. Si tengo suerte y no hay mucho lío después de trabajar voy a hacer algo de deporte. La mayor parte de los días intento llegar a casa para acostar a Sophia sobre las 20.30 horas como muy tarde. Los fines de semana los pasamos entre amigos y aprovechando la playa, la piscina y el buen tiempo de Miami.

La sevillana gestiona el canal de Duty Free de gran parte de los aeropuertos de América.

-¿Qué te aporta profesionalmente Estados Unidos y, en concreto Miami, que no podrías encontrar aquí?
-Aquí es mucho mas fácil encontrar trabajo (si tienes papeles para trabajar legalmente por supuesto). El mercado laboral tiene más demanda que oferta. Es mucho mas fácil empezar de cero o cambiar de sector que en España. En mi caso concreto, mi puesto no existe en España, tendría que vivir en París o Singapore.

-¿Te has marcado algún objetivo durante tu estancia en Miami?
-Los primeros años sí, pero después nos fuimos quedando porque estábamos bien aquí y ya dejé de poner metas del tipo “cuando consiga esto me vuelvo…”.

-¿Qué te está aportando la experiencia de vivir fuera de tu país natal en lo profesional? ¿Y en lo personal?
-En lo profesional fueron oportunidades en un momento en el que en España era muy complicado. Ahora me está regalando unos años de carrera profesional muy buenos, aunque tampoco sé cómo habría sido en España si me hubiera quedado. En lo personal, sin planificarlo mucho he ido construyendo una vida aquí y estoy encantada. Conocí a Raúl (mi marido) aquí el primer año, y hace tres tuvimos a Sophia, que es una de las pocas personas nacidas en Miami que conozco.

-¿Recomendarías a los lectores probar a vivir fuera de su país natal?
-Siempre, al menos por un tiempo aunque sea corto.

América no descarta volver a Sevilla, aunque el principal inconveniente es el laboral.

-¿Qué es lo que más extrañas de Sevilla?
-Mi familia y mis amigas de toda la vida.

-Si pudieras llevarte una sola cosa de Sevilla a Miami, ¿qué sería? Y al revés, ¿qué te traerías de allí para acá?
-Me llevaría personas, pero si tuviera que elegir solo una cosa supongo que un buen jamón serrano. De Miami a Sevilla me traería el mar y la playa, sin duda.

-¿Dónde te ves viviendo en los próximos años? ¿Te gustaría volver a Sevilla?
-En Miami un tiempo más y tal vez en España después. Me encantaría volver a Sevilla, siempre he querido, el problema es cómo ganarnos la vida allí. Ni mi trabajo ni el de mi marido son trasladables a Sevilla, tal vez a Madrid o a Barcelona con suerte). La única manera de volver sería montarnos un pequeño negocio. Ya veremos, por ahora vamos a quedarnos un tiempo más por aquí.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.