La sevillana Cristina Martínez Delgado, responsable editorial en Ediciones Jaguar y Ediciones Kraken

0
146
La editora sevillana Cristina Martínez Delgado.
clinica santa isabel
La editora sevillana Cristina Martínez Delgado.

Ana RodríguezCristina Martínez Delgado es una sevillana residente en Madrid que desde hace casi una década está inmersa en el emocionante mundo editorial a nivel nacional. Es, desde 2016, la editora y coordinadora de producción de Ediciones Jaguar y Ediciones Kraken, dos editoriales de un mismo grupo especializadas respectivamente en literatura infantil, sobre todo álbumes ilustrados, y en cómic y novela gráfica.

Su labor la apasiona. Su día a día consiste en “estar muy estresada“, como afirma divertida, y dentro de esa tensión centrarse en seleccionar títulos, elegir o buscar ilustrador, coordinar al diseñador, editar tanto ilustraciones como textos, incluirlos en colecciones, determinar la forma de los libros, mandarlos a imprimir, controlar la producción y lanzamiento de ejemplares, e incluso realizar tareas de dirección de arte y gestión de web y redes sociales.

Un amplio listado de funciones con las que la sevillana, del barrio del Cerro del Águila, disfruta mucho. “Creo que tengo un trabajo muy bonito, aunque esta profesión, la de editor, a pesar de ser tan antigua como la imprenta, es muy ajena al publico final, muy desconocida“.

Cristina ha trabajado en la editorial independiente Impedimenta.

Cristina entró en el mundo editorial casi sin proponérselo. Licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Sevilla, se decantó por esta carrera debido a su enorme interés por el cine y, especialmente, por el ambiente que rodea al séptimo arte y que desde pequeña la había cautivado. Tras una Erasmus en París y marcharse a Barcelona con una beca Séneca, la sevillana fue contratada en una imprenta familiar gracias a la cual entró en contacto por primera vez con las artes gráficas.  “Me apasionó, me cambió todo”, reconoce, “y como mi perfil era universitario, decidí estudiar el Máster de Edición que imparte la Universidad Autónoma de Madrid”.

A raíz de esta formación, hizo unas prácticas en Impedimenta, la prestigiosa editorial independiente del Grupo Contexto, donde acabaría pasando seis años de su vida. Empezó desempeñando tareas de producción de libros y siguió con otras de diseño editorial y edición y publicación digitales. “Impedimenta tiene gran reputación por su diseño editorial, su línea gráfica, muy marcada. El Grupo Contexto recibió el Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008. Entre sus publicaciones a nivel estético destacaría el Diccionario de Literatura para Esnobs, de Fabrice Gaignault, y la colección El Chico Amarillo de cómic y novela gráfica“, explica Martínez.

Cristina tiene su propia empresa de diseño.

Pero en 2016 Cristina necesitaba un cambió y dejó su empleo para abrirse camino hacia nuevos horizontes. Hizo un curso de programación intensivo durante seis meses y luego volvió al mundo editorial, primero como diseñadora y, finalmente, como editora en Jaguar y Kraken.

Entre sus últimos trabajos, la profesional destaca dos colecciones de poesía, una dedicada a Federico García Lorca –Poemas para niños chicos de Federico García Lorca, ilustrado por Elena Hormiga- y otra a Rafael Alberti –Poemas chiquininos, ilustrado por Mariana Ruiz Johnson-, ambas publicadas en Jaguar. “Las dos han tenido muy buenas críticas. La selección de poemas la hice con mucho cuidado, hablando con albaceas literarios y herederos”, afirma Cristina.

A Martínez le gustaría regresar a Sevilla.

A día de hoy, desde su posición lucha contra dos grandes “molinos de viento de Don Quijote” que tiene su sector: el ocio digital y el dominio de plataformas como Amazon, donde salir entre las novedades o los más vendidos es una batalla casi perdida -en cómics, por ejemplo, ¿es posible competir con Marvel?-.

Por otro lado, Martínez tiene otra faceta, la de empresaria. “Aparte de mi trabajo por cuenta ajena, siempre he hecho mis cositas, colaboraciones con revistas, exposiciones, etc. como una manera de encauzar todo de cara a tener una única imagen“, explica la sevillana. De este modo nacía hace unos años Pack Up, un estudio de diseño fundado junto a su compañera Raquel López de Vigo, en el que realiza trabajos para empresas como profesional freelance de tipo diseño editorial, web, de producto, gráfico, ilustración, branding…

La sevillana tiene una editorial de juegos infantiles, Swing Toys.

Del mismo modo, hace tres años Cristina puso en marcha su propia editorial de juegos infantiles, Swing Toys, en la que desarrolla juguetes pequeños hechos en España y por ilustradores nacionales. Un proyecto en el que pone todo su cariño y al que quiere pegar un importante empujón próximamente.

Pero si hay algo que la joven editora desea con todo su corazón es volver a su tierra: “es uno de mis primeros objetivos, poder estar en Sevilla, con mi familia. Quiero establecer un proyecto empresarial y continuar creando una cartera de clientes, pero sin tener sede física”, reconoce.

Seguro que lo consigue, pues como incansable trabajadora que es sabe que alcanzar objetivos es sólo cuestión de tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here