La terminal de cruceros de Sevilla aspira a un premio de la prestigiosa web de arquitectura ArchDaily

Las votaciones para elegir a los ganadores en cada categoría estarán abiertas hasta el día 10 de febrero.

0
132
La terminal de cruceros aspira a un premio de la prestigiosa web de arquitectura ArchDaily

Europa Press. La terminal de cruceros del Puerto de Sevilla, diseñada por el estudio Hombre de Piedra Arquitectos + Buró 4, está nominada en la categoría ‘Public & Landscape Architecture’ en los premios 2021 de ArchDaily, el sitio web de arquitectura más visitado en todo el mundo, con más de 500.000 lectores diarios, según ha informado la Autoridad Portuaria en sus redes sociales.

Las votaciones para elegir a los ganadores en cada categoría estarán abiertas hasta el día 10 de febrero. Después de esta fase, cinco proyectos de cada categoría pasarán a la fase final y el 18 de febrero se anunciarán los ganadores.

La terminal de cruceros se trata de un espacio sostenible construido con contenedores reciclados ‘high cube’, que nació con vocación de integración urbana, ante la necesidad del Puerto de una terminal para cruceros “con un carácter flexible, multiusos, ampliable, fácilmente removible e incluso trasladable”, como destacan fuentes de la Autoridad Portuaria a Europa Press.

Integrar el edificio en un entorno urbano

El proyecto pretendía integrar el edificio en un entorno urbano de gran valor paisajístico y la construcción se realizó en dos fases. La primera etapa data de 2013 y en ella se colocaron parte de los contenedores reutilizados; en la segunda fase, inaugurada en 2016, la Autoridad Portuaria ampliaba sus instalaciones e incrementaba el número de módulos, pasando de 460 m² a 891 m² en la planta baja.

El hecho de que la planta alta fuera transitable aumentó la superficie total del centro de recepción de pasajeros a 1.090 m². La obra se completaba con la instalación de oficinas y consigna e incluía puntos de accesos para personas con movilidad reducida. En este sentido, un ascensor comunica la planta baja con la terraza. Además, se urbanizaba el entorno del muelle y se mejoraba los accesos, marcando un circuito de visitas.

El “cuidado diseño” de la terminal ha permitido que la actuación se entendiera desde el primer momento “no solo desde parámetros funcionales portuarios”, sino también desde urbanos y arquitectónicos, “lo que ha propiciado una buena acogida por parte de la ciudad”. De hecho, además de su función como centro de recepción de pasajeros, el edificio funciona como espacio multiusos para acoger eventos culturales y sociales, “reforzando el objetivo de fomentar la visibilidad y relación del puerto con la ciudad”, subrayan las mismas fuentes.

Estructura de la terminal

El edificio está compuesto por los citados contenedores ‘high-cube’, dispuestos en paralelo, y sobre ellos se colocan contenedores estándar, que funcionan como lucernarios. La estrategia sostenible del ahorro y el reciclaje llevaron a la reutilización de las puertas originales de los contenedores para su aprovechamiento en el interior.

Los 46 contenedores usados en la construcción tenían una media de 15 años y habían recorrido alrededor de 1,15 millones de kilómetros, “que equivale a 29 vueltas al mundo”. En los laterales de los contenedores inferiores se abrieron los máximos huecos posibles para conseguir un gran espacio unificado para el vestíbulo de la terminal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here