La UCI del Virgen del Rocío incorpora equipamiento electromédico de alto nivel para la atención de los pacientes críticos

Esta tecnología que acorta los tiempos de realización de los estudios radiológicos en más de un 50 % y permite que éstos se realicen con una dosis de radiación un 30 % menor, lo que reduce significativamente la radiación que recibe el paciente.

El nuevo equipamiento consta de un equipo de radiología portátil que maximiza la precisión diagnóstica.

Redacción. La Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Virgen del Rocío ha incorporado en los últimos meses dispositivos médicos de alta gama que ofrecen una mayor precisión y menor dosis de radiación en el diagnóstico de los pacientes críticos ingresados, una tecnología que acorta los tiempos de realización de los estudios radiológicos en más de un 50 % y permite que éstos se realicen con una dosis de radiación un 30 % menor, lo que reduce significativamente la radiación que recibe el paciente.

Según informa el Hospital Virgen del Rocío a través de una nota, el nuevo equipamiento consta de un equipo de radiología portátil que maximiza la precisión diagnóstica, cuatro nuevas camas especiales y un equipo de ecografía doppler transcraneal, dispositivos que se enmarcan en el plan de actualización del equipamiento electromédico del Hospital, diseñado por el servicio de Electromedicina de la subdirección de Ingeniería y Mantenimiento.

El nuevo portátil de rayos digital incluye un software avanzado que permite suprimir la parrilla costal y diagnostica con más precisión lesiones torácicas como neumotórax y la ubicación de catéteres intratorácicos, entre otros.




La apuesta por la tecnología permite el diagnóstico a pie de cama y de forma no invasiva en pacientes críticos que se ha traducido también en la incorporación de un equipo de ecografía doppler transcraneal de última generación.

Técnica. Se trata de una técnica que facilita la evaluación y monitorización de la velocidad de la sangre en las arterias de la base del cráneo y que tiene amplias utilidades en el análisis del flujo sanguíneo cerebral paciente neurocrítico que, además, permite establecer, entre otros, el diagnóstico de vasoespasmo cerebral, el establecimiento de la sospecha de hipertensión endocraneal, y el diagnóstico del paro circulatorio cerebral que acompaña a la muerte encefálica.

El Hospital Universitario Virgen del Rocío es un centro de referencia internacional para la formación en sonografía doppler transcraneal. El nuevo ecógrafo doppler transcraneal incorpora dos sondas de 2 y 4 MHZ, que ofrece una excelente calidad de señal que redunda en una alta calidad de imagen que trabaja con valores de ganancia, potencia y tamaño de muestra muy inferiores a los necesarios con el doppler analógico convencional.

Dispone de un modo ‘M’ que permite obtener una visión global, analizando entre 30 y 150 mm de profundidad, detectando dónde hay flujo, cómo es ese flujo y obtener la muestra en tiempo real en cualquier punto, con un solo movimiento del ratón o del control remoto.

La Unidad de Cuidados Intensivos acaba de estrenar además cuatro camas que soportan hasta 250 kilos, con respaldo deslizante eléctrico, control de auto CPR de emergencia bilateral, tren y antitrendelemburg eléctrico con indicador de inclinación, batería de soporte, báscula integrada y pantalla digital táctil de manejo de funciones, entre otras prestaciones.

Con ellas se facilita la asistencia a pacientes críticos con sobrepeso, es una apuesta por la comodidad de los pacientes y por su seguridad al facilitar estas camas la prevención de las úlceras por presión o las infecciones en los pacientes en ventilación mecánica.

Nuevas adquisiciones. Con estas nuevas adquisiciones, la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario Virgen del Rocío continúa con la incorporación de equipos electromédicos de última generación para el diagnóstico, tratamiento y monitorización de los pacientes críticos con la más alta calidad diagnóstica y que procura la menor dosis e invasividad y supone una apuesta por la seguridad y confortabilidad del paciente.

En esta unidad, más de 400 profesionales (médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería, celadores y administrativos, principalmente) ofrecen una asistencia especializada las 24 horas de los 365 días del año en una unidad de Cuidados Intermedios y de Cuidados Intensivos, ubicadas en el Hospital General y en el Hospital de Rehabilitación y Traumatología. Anualmente atienden más de 4.600 ingresos de alta complejidad que requieren atención médica y cuidados especializados y permanentes.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.