La Unidad del Sueño del Macarena recomienda preservar la calidad del sueño para mejorar la salud

Este servicio, que aconseja hábitos de vida saludable y rutinas para dormir, atiende más de 900 consultas y realiza más de 260 pruebas del sueño al año.

0
171

Redacción. El sueño tiene efectos reparadores en el organismo. No dormir bien no sólo mengua la capacidad de prestar atención durante el día. No descansar afecta a la salud y tiene consecuencias en nuestros sistemas inmunológicos, cognitivos, hormonales, etc. Es por ello que desde la Unidad del Sueño del Hospital Virgen Macarena hacen una recomendación en este Día Mundial del Sueño: procurar calidad a nuestro descanso es ganar en calidad de vida.

Tener hábitos de vida saludables y horarios concretos para dormir son algunas prácticas que aportan calidad al sueño, y por extensión a nuestra salud. Realizar cenas copiosas, usar dispositivos móviles, tomar bebidas alcohólicas o realizar ejercicio físico de noche, pueden perturbar el descanso, o lo que es lo mismo nuestra calidad de vida.

Cada persona tiene su propia medida en cuanto a las horas de descanso que propician ese efecto restaurador, aunque el tiempo medio estipulado en la mayoría de las personas es de 7 horas diarias. Además, dormir la siesta no más de 20 minutos y siempre antes de las 18h, es recomendable cuando no afecta al sueño nocturno.

clinica santa isabel

Para diagnosticar trastornos derivados del sueño y establecer un tratamiento, desde esta Unidad del hospital sevillano que realiza más de 900 consultas al año, se desarrolla una serie de pruebas que ayudan a determinar las diferentes patologías relacionadas con el sueño o la vigilia. Entre ellas, la más practicada es el Polisomnograma, popularmente conocida como estudio del sueño. Durante esta prueba se registra la actividad cerebral, cardíaca, pulmonar y muscular del paciente, mientras duerme o trata de dormir en el centro hospitalario.

Con la intención de detectar problemas de somnolencia excesiva durante el día en enfermedades específicas del sueño como puede ser la narcolepsia, se combina el Polisomonograma con otra prueba: el Test de Latencia Múltiple del Sueño. En ella, el paciente tras pasar la noche en el centro sanitario, debe permanecer hasta las 18h del día siguiente. Durante el día se le invita a dormir una siesta de 20 minutos cada dos horas para valorar la posible súbita entrada en sueño.

La Unidad del Sueño del Hospital Universitario Virgen Macarena, que practica 264 Polisomnogramas al año de los cuales unos 72 incluyen este Test de Latencia Múltiple del Sueño, celebra el acierto del lema de este Día Mundial del Sueño, ‘Mejor Sueño, Mejor Vida, Mejor Planeta’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here