La UPO consigue el 100% de la financiación para equipamiento científico de investigación

0
185
El
La inversión total obtenida supera los cinco millones de euros.

Redacción. La Universidad Pablo de Olavide ha conseguido el 100% de la financiación solicitada en los proyectos presentados al Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, según se ha publicado en la propuesta de resolución provisional del procedimiento de concesión de ayudas a la convocatoria de adquisición de equipamiento científico técnico del año 2018, correspondiente al subprograma estatal de infraestructuras de investigación del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2017-2020.

El total de la inversión obtenida es de 5.335.088,28 euros, que estarán destinados a equipamientos para fortalecer los Servicios Centrales de Apoyo a la Investigación de la Universidad y de sus Centros de investigación: el Centro de Investigación en Rendimiento Físico y Deportivo (CIRFD), el Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (CABD) y el Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (CABIMER).

Los proyectos que han obtenido esta financiación responden a diversas necesidades científicas como son la mejora de las capacidades de los animalarios de la Universidad, el avance en el estudio de la composición corporal y la condición cardiorrespiratoria y análisis biológico en múltiples poblaciones en el CIRFD, la adecuación y mejora del Servicio de Genómica Funcional, el Servicio de Citometría de Flujo, el Servicio de Proteómica y Bioquímica y los laboratorios de Microbiología del CABD, la ampliación del Clúster de Computación de Alto Rendimiento (C3UPO) de la Universidad, la mejora de la Tecnología Cromatográfica en los Servicios Centrales de Investigación, la ampliación del Laboratorio de Nuevos Materiales INMALAB para incluir análisis elemental y cristalográfico de muestras sólidas (XRD/XRF) y de dispersión dinámica de luz y movilidad electroforética (LabDLS), la dotación de equipamiento para plataforma de fenotipado murino en CABIMER, la ampliación y adecuación de la planta piloto de fermentaciones semi-industriales de la UPO, la creación de una unidad de investigación y servicios de análisis agro-alimentarios, biomédicos y ambientales (ISABA), y la creación de la estación para aplicaciones dendrocronológicas en investigaciones medioambientales.

Esta resolución consolida los resultados positivos obtenidos en las tres convocatorias estatales de los últimos cinco años, en los que la Universidad Pablo de Olavide, gracias a la gestión del vicerrectorado de Investigación y Transferencia de Tecnología, ha captado 13,1 millones de euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here