La UPO pone a disposición de la comunidad universitaria cuatro aulas al aire libre

Poner en valor el entorno privilegiado en el que se encuentra la universidad.

0
122

Redacción. La Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla pone a disposición de la comunidad universitaria cuatro aulas al aire libre destinadas a docencia o a la celebración de otras actividades académicas y culturales, ya que la institución «está comprometida con el diseño y creación de un campus sostenible».

Se trata de un proyecto que trata de poner en valor el entorno privilegiado en el que se encuentra la universidad, un campus con «gran diversidad» tanto de plantas como de animales.

El delegado del rector para el campus sostenible, Antonio Gallardo, ha destacado que «se ha proporcionado de un espacio adecuado para que se pueda hacer docencia al aire libre y puro y destacar la importancia de las zonas naturales y de la realización de actividades en el exterior».

Aulas polivalentes

Gallardo ha indicado que, «aunque el desencadenante de este proyecto fue la llegada del Covid, al ser estas estructuras docentes lugares al aire libre donde el contagio es mucho más improbable, la idea ya estaba latente al observar cómo algunos profesores, con el buen tiempo, salían de las aulas con sus alumnos y daban clases en el exterior«. «El hecho de conocer la existencia de ese tipo de aulas en campus de universidades norteamericanas y canadienses también animó a poner en marcha esta iniciativa», ha añadido.

Se trata así de unas aulas polivalentes que podrán ser utilizadas con múltiples finalidades, como clases teóricas, prácticas, seminarios, conferencias, congresos o, entre otras, actuaciones culturales de todo tipo.

El rector de la UPO, Francisco Oliva, ha subrayado que «la incorporación de estas nuevas aulas al aire libre refuerza y hace especialmente visible el compromiso de la universidad con la sostenibilidad y la transición ecológica».

El rector ha puesto de relieve «este novedoso concepto conectará al profesorado y el estudiantado con la naturaleza y los espacios privilegiados que tiene la universidad, e incrementará el grado de concienciación sobre la necesidad de proteger el medio ambiente».

Dos tipos

El proyecto contempla dos tipos de aulas al aire libre: dos se encuentran inmersas en espacios naturales, en este caso en los pinares, y otras dos se han instalado en zonas ajardinadas aprovechando estructuras arquitectónicas.

Con una capacidad de 61 y 54 personas, las dos aulas ubicadas en las zonas naturales (pinares junto al parking número 18 y junto al edificio 24) cuentan con bancos de madera y una pizarra, todo ello integrado con el paisaje.

Respecto a las aulas situadas en las zonas ajardinadas (entre el canal y la Biblioteca-edificio 25 y la Biblioteca-edificio 25 y el parking 12), cuentan con una capacidad de 80 y 82 personas y con asientos instalados aprovechando desniveles propios de las estructuras arquitectónicas, por ejemplo, escaleras. El techo, en este caso, lo constituyen velas de sombra, toldos con su característica forma triangular.

Respecto al uso, aunque se podrán ocupar estos espacios de forma espontánea si están libres, tendrán preferencia las reservas, que deben hacerse a través del gestor de consultas, solicitudes e incidencias TIKA de la UPO.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here