La Virgen de los Reyes procesionará el 7 de diciembre por el 75º aniversario de su patronazgo

Variará su recorrido habitual de las mañanas del 15 de agosto para llegar hasta el Ayuntamiento.

0
56

Redacción. “Confirmamos y declaramos a la Santísima Virgen bajo la advocación de Nuestra Señora de los Reyes, Principal Patrona ante Dios, de la ciudad y Archidiócesis de Sevilla. Sin que obste nada en contrario”. Con este texto, en el breve Quam fervida firmado por Pío XII el 16 de junio de 1946, se oficializó una devoción mariana de siglos, aunque hubo que esperar a la solemnidad de Asunción de la Virgen de ese año para que el paso de tumbilla con la imagen mariana que llegara a la ciudad con el rey Fernando III (de cuya canonización se cumplen 350 años) desfilara por el entorno de la Catedral ya como patrona, con todas las bendiciones eclesiales.

La decisión pontificia servía de paso para cerrar un cierto debate abierto en la ciudad, en el que la Virgen de los Reyes partía con muchos argumentos de ventaja. A la larga tradición devocional se sumaba el hecho de ser, el 4 de diciembre de 1904, la primera imagen mariana coronada en Andalucía. La iniciativa fue del beato Marcelo Spínola y sería el cardenal primado de Toledo, monseñor Ciriaco María Sancha, quien impusiera la presea a la Virgen, que posteriormente salió en procesión sin palio. La Virgen de los Reyes no contaba con hermandad propia en la fecha de su coronación, circunstancia que se saldó pocos meses después con la creación de la Asociación de Fieles de la Virgen de los Reyes y San Fernando.

Variará su recorrido habitual

Este año saldrá el 7 de diciembre, y variará su recorrido habitual de las mañanas del 15 de agosto para llegar hasta el Ayuntamiento, como hiciera 75 años atrás con motivo de la procesión extraordinaria que el Cabildo de la Catedral organizó el 24 de noviembre para celebrar el reconocimiento vaticano. En aquella ocasión, el cardenal Pedro Segura acompañó a la patrona hasta la sede del Consistorio, si bien el cortejo de aquella mañana podría considerarse de excepción, ya que participaron representaciones de las corporaciones de la ciudad.

Setenta y cinco años después, será monseñor Saiz Meneses quien presida la procesión que saldrá de la seo hispalense a las cinco de la tarde por la puerta de San Miguel. El recorrido, que culminará con la entrada de la Virgen en la Catedral por la puerta de Palos, transitará por la avenida de la Constitución, plaza Nueva, Ayuntamiento, Hernando Colón y, finalmente, la plaza rotulada con el nombre de la patrona. La estación en el Ayuntamiento permitirá una imagen insólita pero cargada de simbolismo, enfrentando a la Virgen con la estatua ecuestre del monarca que inició su devoción en el siglo XIII.

Representaciones de las patronas de la Archidiócesis

Si hace 75 años la Virgen no salió a las calles de aquella Sevilla en blanco y negro precisamente sola, en esta ocasión el Cabildo ha invitado a todas las hermandades de las patronas de los pueblos de la Archidiócesis a compartir una jornada histórica. La representación de cada corporación será de tres personas y, en los casos en que no haya hermandades constituidas, está previsto que participen delegados de las parroquias donde se encuentre habitualmente la patrona. Así, lo estandartes patronales se sumarán la víspera de la Inmaculada a los hermanos de la Asociación de Fieles de la Virgen de los Reyes y San Fernando y a los miembros del Cabildo Catedral.

Setenta y cinco años después, será monseñor Saiz Meneses quien presida la procesión que saldrá de la seo hispalense a las cinco de la tarde por la puerta de San Miguel. El recorrido, que culminará con la entrada de la Virgen en la Catedral por la puerta de Palos, transitará por la avenida de la Constitución, plaza Nueva, Ayuntamiento, Hernando Colón y, finalmente, la plaza rotulada con el nombre de la patrona. La estación en el Ayuntamiento permitirá una imagen insólita pero cargada de simbolismo, enfrentando a la Virgen con la estatua ecuestre del monarca que inició su devoción en el siglo XIII.

Itinerario

Itinerario: Puerta de San Miguel, avenida de la Constitución, andén del Ayuntamiento, Granada, plaza de San Francisco, Hernando Colón, Alemanes, cardenal Amigo Vallejo, plaza Virgen de los Reyes y Puerta de Palos.

Entrada: 19.30 horas el paso de la Santísima Virgen de los Reyes.

Manto: La Virgen lucirá el manto celeste, el de la coronación, pieza realizada con bordados de plata sobre tisú en tonalidad azul celeste en los talleres de Olmo, bajo dibujo de la genial Herminia Álvarez Udell,la cuál ideara entre otro los mantos dela Virgen de las Lágrimas, Patrocinio o Concepción. Es una donación realizada por la Condesa de Casa-Galindo, fue estrenado en el triduo preparatorio (1,2 y 3 de Diciembre) de la Coronación Canónica que tendría lugar el 4 de Diciembre del año 1904.

Cortejo: carráncanos, cruz patriarcal, representaciones de las patronas de la Archidiócesis, pastoral juvenil, asociación Virgen de los Reyes y San Fernando,  sacramental del Sagrario, Cabildo Catedral, paso de la Virgen de los Reyes, arzobispo de Sevilla, corporación municipal y la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla. Se estima una participación de más de 1.000 personas.

Ayuntamiento: el arzobispo de Sevilla realizará una ofrenda floral ante el monumento de San Fernando por el 350 aniversario de su canonización.

Catedral: a la entrada habrá un acto presidido por el señor arzobispo en el altar del Jubileo con la Virgen. La Seo permanecerá abierta para que los fieles puedan visitar a la patrona.

Palio: El taller de José Olmo y Hurtado hacían los bordados en tisú blanco con estilo de la época del Renacimiento. En el interior situaba a la Giralda en una de las cartelas interiores con dos jarras de azucenas. En el frontal, un escudo de castillo y leones de la etapa fernandina. Así quedaba, a falta de bordar el escudo de Sevilla, elaborado en años venideros. Los faldones del mismo autor que los de la tumbilla, Olmo y Hurtado, fueron ejecutados en tisú blanco con hojas vegetativas en oro con varias jarras de flores en el centro, que recuerda a un frontal de la Catedral del XVI. Unidos van los respiraderos a los faldones sobre malla de oro. Los cuatro varales portan cañones y nudetes, capitel y basamento dórico de estilo del XVIII, con capitel y basamento dórico componen el trabajo.

Flores: alhelíes, nardos, astromelium, paniculata, clavel y rosas.

Capataz: Eduardo Bejarano.

Costaleros: 25.

Música: Banda Sinfónica Municipal de Sevilla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here