Las hermanas Guarnido, de Cantillana a Irlanda

Ana y María Guarnido Cañavate decidieron pasar un verano diferente. Ambas tomaron la decisión de dejar su Cantillana natal unos meses para irse a trabajar como au pairs en Irlanda. Coinciden en que esta experiencia les ayuda a mejorar su nivel de inglés.

Ambas tomaron la decisión de dejar su Cantillana natal unos meses para irse a trabajar como au pairs en Irlanda.

Rosa Brito. Ana y María Guarnido Cañavate decidieron pasar un verano diferente. Ambas tomaron la decisión de dejar su Cantillana natal unos meses para irse a trabajar como au pairs en Irlanda. Coinciden en que esta experiencia les ayuda a mejorar su nivel de inglés.

Ana tiene 23 años y está estudiando Periodismo en la Facultad de Comunicación de la US. Vive con una familia en la pedanía de Killinick. María, por su parte, tiene 24 años y estudia Relaciones Laborales y Recursos Humanos en la Universidad de Sevilla. Reside con su nueva familia en la pedanía de Blackwater. Ambas pedanías pertenecen al condado de Wexford,  provincia de Leinster (Irlanda). Las hermanas explican que Wexford (Loch Garman en gaélico) tiene menos de 10 mil habitantes y está al sureste de Irlanda, en el estuario del río Slaney. En el pasado fue asentamiento gaélico en la zona del puerto  y, posteriormente, vikingo, donde el río se funde con el mar. Actualmente, el núcleo del pueblo gira en torno a la calle principal, Main Street.

¿Cómo es la ciudad en la que vivís?
A: Wexford es un enclave ideal para adentrarnos en el folclore y las tradiciones irlandesas ya que el centro de Wexford lo forman calles medievales formadas por la influencia vikinga y normanda.




M: En Blackwater  vivo en el campo. La ciudad es bonita, con bastante bares y tiendas.

Ana con su familia irlandesa.

– ¿Cómo es vivir ahí? ¿Es muy diferente a España? ¿ y los habitantes?
A: La vida aquí es tranquila a partir de las 6 de la tarde,  la hora en la que cierran las tiendas y la mayoría de locales. Durante el día puedes ver a mucha gente transitando el pueblo o tomando el famoso Irish breakfast. Irlanda es diferente en cuanto a comer y salir se refiere, la gente no empieza a tomar cervezas desde las 12 del mediodía, ni te ponen aceitunas ni tapas con la cerveza. Aquí lo normal es empezar a beber sobre las 4 o 5 de la tarde cerveza (que la más famosas y la que bebe casi todo el mundo es Guinness) hasta la 1 o 2 que cierran los pubs y bares. En cuanto a la comida se refiere, no hay mucha diferencia, solo en la cena, que en vez de cenar a las 9 de la noche, cenan a las 17:30-18:00. También  suelen tomar mucho el brunch cuando se une la hora del desayuno con el almuerzo y no vuelven a comer más hasta la cena. Los habitantes son muy amables y educados. Casi todo el mundo es lovely como dirían ellos.

M: No es muy diferente. Lo más destacable es el clima,  que es bastante distinto al nuestro. Suele llover mucho. Los irlandeses son muy amables y abiertos.

– ¿Por qué decidisteis iros fuera?
A: Tenía que mejorar y aprender inglés.  Yo quise irme este año porque tengo muchos amigos extranjeros y cuando no sabes suficiente inglés, es difícil comunicarte con ellos. Donde de verdad te das cuenta del nivel de inglés que tienes es cuando te vas al extranjero y tienes que practicarlo en tu día a día. Me encanta conocer gente de otros países y necesito inglés para poder comunicarme.

María tiene 24 años y estudia Relaciones Laborales y Recursos Humanos en la Universidad de Sevilla.

M: Principalmente por el idioma. Necesitaba aprender inglés. Aunque también para saber cómo se vive fuera de casa y conocer otras experiencias.

– ¿Cuál es vuestro lugar favorito de allí?
A: Uno de mis lugares favoritos es St Helens, una playa que se encuentra en Rosslare Harbour, a 15 min de donde yo vivo y me gusta tanto porque me recuerda a las Calas de Roche de Conil. Son calas pequeñitas donde apenas va nadie y muy tranquilas, aunque aún me quedan algunos sitios por descubrir en Wexford antes de irme.

M: Yo me quedo con Galway, una ciudad preciosa y con mucho ambiente de jóvenes.

– Contadnos alguna anécdota que te haya ocurrido durante tu estancia
A: Cuando llegué aquí los niños me pedían para beber ribena, una bebida que toman todos los niños y tienes que mezclar blackcurrant (grosella) con agua. Yo al principio eso no lo sabía y cuando me pedían ribena y yo lo primero que hice es coger la botella de blackcurrant y echárselas en los vasos, sin poner agua. Los niños en cuanto lo bebieron empezaron a ponerme caras raras porque es un sabor fuerte y se reían preguntándome que qué pasaba con el agua. Yo en ese momento no lo sabía.

M: Me he encontrado con muchísimos españoles aquí.

Ana tiene 23 años y está estudiando Periodismo en la Facultad de Comunicación de la US.

– ¿Qué obstáculos habéis tenido que superar durante vuestra estancia?
A: El idioma, porque no tuve ningún problema a adaptarme a una casa nueva ni a una vida nueva. La familia fue muy buena conmigo desde el principio y me hicieron una más, y eso es muy importante cuando te vas de au pair a otro país. Necesitas el calor y el apoyo de la gente con la que estás viviendo, pero mis primeros días fueron bastantes agotadores porque tenía que pensarlo todo en inglés, tenía que buscar palabras, traducciones… y no estaba acostumbrada a tener que estar todo el rato escuchando inglés y pensando todo lo que tenía que decir.

M: El convivir con una familia que no es la mía, adaptarte a personas con gustos diferentes pero, sobre todo, soltarme con el idioma.

– ¿Con qué nivel de idiomas salisteis de España?
A: Cuando salí de España tenía un B1 y estaba estudiando B2, por lo que vine a Irlanda para mejorar mis habilidades a la hora de hablar y expresarme mejor y sobre todo a aprender nuevo vocabulario.

M: El inglés que tenía era muy bajo y creo que me voy con algo más aprendido, que era la idea principal de esta experiencia.

– ¿Qué balance haríais de vuestra estancia hasta ahora?
A: Ahora me siento más segura a la hora de hablar en inglés y recuerdo mucho mejor las cosas que aprendo. Cuando llegué aquí era muy tímida porque creía que todo lo que hablaba era incorrecto y me daba mucha vergüenza hablar con otra gente en inglés. Aquí he aprendido muchísimo tanto a nivel personal como a nivel de idioma. Cuando hablo con otras personas no me siento ridícula porque sé cuándo cometo el fallo y donde tengo que arreglarlo, y si no sé algo lo pregunto y eso al principio no lo hacía.

María con la niña a la que cuida.

M: Creo que todo pasa por algo y que me ha servido mucho a nivel personal como de cara a mi futuro.

– ¿Qué es lo que más echáis de menos de vuestra tierra?
A: Especialmente la comida y los productos tan buenos que tenemos en España. En Irlanda la mayoría de las cosas que compras en los supermercados vienen ya elaboradas y no tienen mucha variedad de comida, casi siempre comes lo mismo aunque hay ciertas carnes o, por ejemplo el fish and chips, que sí que están buenos pero no es para comerlos todos los días. También echo de menos el clima, porque aquí el tiempo cambian constantemente, en un solo día puedes ver las cuatro estaciones del año y eso me hace tener dolores de cabeza muchas veces.

M: Sinceramente, la fiesta y el clima.

– ¿Recomendaríais a todo el mundo que viviera fuera de España una temporada?
A: Claro que sí, porque es una forma de descubrir nuevas culturas, conocer a muchas personas y hacer nuevos amigos que quizás sean para toda la vida. Es una forma de salir de tu zona de confort y aprender a solucionarte la vida sola, que eso nunca viene mal para el día del mañana.

M: Sí, muchísimo. Es una experiencia enriquecedora, te enseña mucho y, sobre todo, aprendes a valorar lo que tienes.

– Para terminar, unas palabras para los sevillanos
A: Un saludo para toda mi gente de Sevilla desde Wexford. Os animo a que vengáis a visitar Irlanda porque tanto su gente como sus parajes y costas naturales son maravillosos y ¡¡os dejarían con la boca abierta!!

M: A los sevillanos les digo que se preparen ¡¡que llego con fuerzas!!

 



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.