Tusam

Las personas invidentes conocen los minerales gracias a la Universidad de Sevilla

Se trata de una idea en la que han participado estudiantes de Secundaria de varios puntos de Andalucía y Extremadura.

La actividad potencia sentidos como el gusto y el tacto para que sea un éxito.

Fermín Cabanillas. Expertos del Departamento de Cristalografía, Mineralogía y Química Agrícola de la Universidad de Sevilla han llevado a cabo una experiencia piloto en Andalucía, para que personas invidentes puedan apreciar los minerales, y hacerlos accesibles a ellas mediante distintas técnicas.

Se trata de una iniciativa que encabezan, entre otros, el profesor de la Universidad Hispalense Fernando Muñiz, un onubense con una amplia experiencia en su trabajo en varios países.

Como explica este departamento en su web oficial, es una idea que ha salido adelante en colaboración con la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE), para hacer la ciencia, en particular la mineralogía a través de las propiedades físicas de los minerales, más accesible a personas con diversidad funcional visual.




Este proyecto está subvencionado con ayudas del VI Plan Propio de Investigación y Transferencia de la Universidad de Sevilla, y durante el mismo se han trabajado los minerales ordenados desde la perspectiva de los sentidos del tacto, gusto y olfato para mejorar la asimilación de estos conceptos y, en general, para entender la importancia que tienen en el entorno que nos rodea.

Otras propiedades, como el color y el brillo, que son completamente visuales y, por consiguiente, con una dificultad añadida para ser detectada por personas con diversidad funcional visual, se les enseñó con el uso de aparatos tecnológicos para el color (colorímetro y la app de móvil Color ID) y para el brillo (metálico o vítreo) se innovó experimentando con un diapasón como recurso.




Según las palabras de los propios participantes se trata de “aprender de una manera distinta a la que habitualmente se les ofrece en el aula o clase tradicional de los institutos”.

Igualmente, resaltaron que la actividad le resultó una experiencia personalizada, amena y dinámica gracias a la adaptación del material y disposición del material expositivo.

El éxito de la actividad, desde el punto de vista del binomio enseñanza-aprendizaje, radica en la comprometida preparación y adaptación de los contenidos, la actitud participativa de los discentes y la implicación del personal docente e instituciones.

En la actividad ‘Mineralogía con Tacto’ han participado 12 alumnos (todos con ceguera total) pertenecientes a las Comunidades Autónomas de Andalucía y Extremadura y con un nivel académico de secundaria.

En cuanto al personal especialista de la ONCE, han sido dos personas, responsables del Área de Ciencias del Centro de Recursos Educativo de esta institución en Sevilla capital.

Actividades paralelas. “Paralelamente, realizamos una actividad fuera de este proyecto que consistió en enseñar los Dinosaurios a estudiantes con diversidad funcional intelectual en colaboración con la asociación ASPANRI de Sevilla. Este año pretendemos llevarles el taller-exposición realizado con los minerales. Las Ciencias de la Tierra han de llegar a todos los colectivos posibles, es un derecho fundamental y universal”, expresa el profesor de la US y miembro de este proyecto, Fernando Muñiz.

Por su parte, María Valle Durán, responsable del Área de Ciencias del Centro de Recursos Educativos (CRE) de la ONCE, hace hincapié en que, con una planificación adecuada, todas las personas, con independencia de su mayor o menor funcionalidad, pueden participar y beneficiarse de actividades científicas si se utilizan las técnicas y herramientas accesibles. Así como, recuerda que, según la declaración de las Naciones Unidas de 1966, “toda persona tiene derecho a tomar parte en la vida cultural y a gozar y beneficiarse de los avances científicos.

La interacción del progreso científico con la sociedad no se puede considerar plena si no llega a todos sus colectivos, de manera especial a las personas con diferentes tipos de diversidad funcional y/o necesidades educativas especiales”.

Una vez iniciada esta colaboración y viendo la buena aceptación por ambas partes, se desarrollarán nuevas actividades científicas dentro del ámbito de la geología, en especial las rocas, durante el presente curso.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.