Las unidades de día, una alternativa a la retirada del hogar de los menores en situación de riesgo

Un estudio de la US demuestra que se puede mantener a los pequeños con sus familias de origen pero complementando la atención y estimulación que necesitan en estos centros.

Se trata de una medida novedosa que apuesta por la preservación familiar. 

Redacción. Los centros de día o unidades de día para menores son instituciones en las que se atiende (fuera del horario escolar) a niños en situación de vulnerabilidad y/o riesgo cuyas necesidades no se están cubriendo adecuadamente en su hogar por diversas razones. Estos niños van a estos centros una vez que salen del colegio o desde por la mañana en período de vacaciones. Allí comen, hacen sus deberes y participan en diversas actividades lúdicas. Son atendidos por profesionales que ponen en marcha intervenciones de promoción del desarrollo infantil.

Un grupo de investigación de la Universidad de Sevilla ha analizado estas Unidades de día como una medida novedosa y alternativa a la retirada de los menores del hogar que, hasta ahora, era la única medida de protección infantil que tradicionalmente se aplicaba en los casos de riesgo.

“Se trata de una medida de preservación familiar, es decir, se trata de mantener a los menores con sus familias de origen, pero complementando la atención y estimulación que necesitan en estos centros de atención diurna. Con ello se consigue que el desarrollo de los menores en riesgo mejore, ya que en parte se ‘suple’ la atención y estimulación que necesitan y no están recibiendo, mientras que se trabaja con sus progenitores para que mejoren sus competencias como padres y madres y sean capaces de atenderles adecuadamente”, afirma la profesora de la Universidad de Sevilla Mª Victoria Hidalgo.




En estas unidades de día se atiende fundamentalmente a menores desde los 3 hasta los 12-13 años. Para demostrar la efectividad de este recurso, los investigadores evaluaron a todos los menores cuando ingresaban en la unidad (pretest) y cuando salían (postest) y comprobaron cómo mejoraba su desarrollo en comparación con un grupo control compuesto por menores en la misma situación de riesgo pero que no participaban en este recurso. El estudio ha contado con la colaboración de los menores que son atendidos en las cinco Unidades de Día que dependen del Ayuntamiento de Sevilla en la actualidad.

Los expertos defienden que “es necesario que las administraciones públicas apuesten por mantener recursos que hayan demostrado científicamente que son eficaces para ayudar a las familias en situación de riesgo. Las investigaciones rigurosas de evaluación de eficacia de las intervenciones psicosociales son poco habituales pero muy necesarias para asegurar que los recursos se invierten en actuaciones que realmente son beneficiosas para las personas”.






Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.