Llega a Sevilla la aplicación que da salida a los excedentes de bares y establecimientos

0
373
Too good to go ya tiene más de 170.000 usuarios en España.
clinica santa isabel
La aplicación surgió en 2016 en Dinamarca.

Victoria G. Mora. ¿Por qué nos da vergüenza pedir para llevar las sobras en un bar, pero no irnos sabiendo que van a acabar en la basura? Los creadores de la aplicación móvil Too good to go se hicieron esta misma pregunta hace tres años, cuando decidieron buscar un remedio a este problema generalizado. Ahora llegan a Sevilla para acabar con el despilfarro de alimentos en sus bares y establecimientos.

La idea surgió en 2016 en Dinamarca, donde un grupo de jóvenes emprendedores presenció cómo al finalizar un evento se tiraban kilos de comida sobrante del catering a la basura. Si eso pasaba allí, toneladas de alimentos se tirarían cada día alrededor del mundo. El grupo decidió hacer frente a este despilfarro empezando un movimiento de concienciación que se materializó en Too good to go, una aplicación que pone en contacto a los establecimientos con los usuarios para dar salida al excedente de producto por un precio reducido.

Too good to go ya tiene más de 170.000 usuarios en España.

En septiembre de 2018 Too good to go se estrenó en Madrid. Ahora ya está presente en Barcelona, Bilbao, Valencia, San Sebastián, Zaragoza, Sevilla y Salamanca. Cuenta con 170.000 usuarios en apenas siete meses, más de 600 establecimientos adheridos y ha salvado unos 40.000 packs de comida en España.

Carlos García, miembro de la entidad en España, cuenta que “Sevilla ha sido una de las ciudades que más establecimientos ha ofrecido desde el principio”, saliendo la aplicación con unos 30 locales adheridos, entre los que se encuentran Pan Portillo, Mizushi, Confitería Ochoa, Mr Cake, La tortillería, El palacio de las patatas o el Hotel Ibis, entre otros. No obstante, “se está trabajando para incorporar nuevos a lo largo de estas semanas”. “Cualquier establecimiento que tenga alimentación y un problema de excedente la final del día puede colaborar”, añade Carlos.

-¿Cómo funciona la app para el cliente? ¿Qué son los packs sorpresa?
-El establecimiento no sabe hasta el final del día qué comida le va a sobrar, por ello no se puede comprometer a ofrecer algo en concreto, de ahí que sea sorpresa. El usuario no sabe su contenido pero sí su valor. Si vas a una panadería sabes más o menos qué te van a ofrecer, igual en una frutería. Pero el contenido exacto no lo sabes hasta que lo recoges. Los usuarios se prestan bastante a ello, ¿a quién no le gusta recibir una sorpresa? A algunos usuarios les gusta que sea sorpresa porque así prueban algo que a priori a lo mejor no habrían comprado. Al final la comida es comida y todo se puede comer.

La aplicación arrancó en Sevilla con unos 30 establecimientos disponibles.

-Ahora que triunfa la comida a domicilio, ¿os planteáis incluir esta opción?
-De momento no. El movimiento trata de salvar el planeta: cuanto menos impacto generemos, mucho mejor. La app pretende mostrar establecimientos que tienes cerca. En Sevilla aún es probable que no haya siempre alguno cerca, pero a medida que aumentemos el número de establecimientos será más fácil. Tratamos de fomentar el consumo de cercanía, en el barrio. Con la tecnología parece que los usuarios no salen de casa, nosotros queremos sacarlos a la calle y acercarles a conocer lo que tienen a su alrededor, para así devolver la vida al comercio del barrio y que la gente se implique un poco.

Los locales adheridos calculan su excedente diario y lo suben a la app en forma de packs sorpresas de comida.

-¿Cómo sabe el establecimiento la comida que le va a sobrar?
-Lo conocen con antelación, pues trabajan cada día con el mismo stock de producto, o estiman el porcentaje que tienen de excedente a diario. Lo hacen a nivel económico o de cantidad. Aunque suena mal, los establecimientos siempre tienen que tener producto para ofrecer. Ellos calculan el excedente y ofrecen diariamente en la app el mismo número de packs. Pero si ese día les ha sobrado más comida o al revés, también pueden actualizarlo en tiempo real.

-¿Es consciente la población de las grandes cantidades de comidas que se desperdician diariamente?
-Creo que no, falta mucho por concienciar y hacer respecto al desperdicio de alimentos. En España 7,7 millones de toneladas de comida se tiran cada día a la basura, el desperdicio de alimentos es la tercera fuente generadora de CO2 y una de las fuentes que más recursos naturales agota. El 28% de la tierra agrícola que se cultiva en el mundo se usa para producir alimentos que después no se consumen. Inconscientemente seguimos tirando comida a la basura, falta mucha concienciación e implicación por parte de las administraciones y de la sociedad. Cuando vamos a un restaurante nos sigue dando vergüenza pedir lo que sobra para llevar, pero es comida que has pagado y que está buena aún, vas a tirar el dinero cuando la puedes seguir disfrutando.

Sus usuarios compran comida barata, de calidad y contribuyen al medio ambiente.

-En esta época en la que todo tiende a incentivar el consumo, ¿es fácil introducir una idea que consiste en reducir el malgasto?
-Creo que sí, está siendo fácil porque al final hacemos que la tecnología sea útil para las personas y el medio ambiente, generando un impacto positivo. Cada vez estamos más acostumbrado a usar nuestro móvil para cualquier cosa, en este caso que es para algo bueno incluso más. Por lo que más se está implicando la gente -aparte de porque sea comida barata en buen estado- es porque con ello está contribuyendo al cuidado del medio ambiente. Son usuarios concienciados con el planeta. Esperamos seguir trabajando en esa línea y que siga calando el mensaje de que comprar barato, de calidad y ayudar al medio.

¿Todos salen ganando? Los establecimientos consiguen dar salida a sus excedentes y llegar a un público al que, de otra manera, a lo mejor no accedería. También se benefician los usuarios, que compran a un precio más barato productos de calidad. Pero además, de fondo queda el agente más importante, el planeta, pues tanto establecimientos como usuarios contribuyen con esta transacción a la lucha contra el despilfarro de alimentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here