Los actores ciegos o con discapacidad visual grave de Sevilla siguen sumando triunfos

El grupo de teatro ‘Homero’, dirigida por Araceli de Areba, ha sido seleccionada para representar a España en el Festival Mundial de Teatro Amateur que se celebrará en Mónaco del 17 al 22 de agosto de 2021.

0
154

Redacción.  La obra ‘La clase muerta’, interpretada por el grupo de teatro ‘Homero’, que integran actores y actrices ciegos o con discapacidad visual grave de la ONCE en Sevilla, y dirigida por Araceli de Areba, ha sido seleccionada para representar a España en el Festival Mundial de Teatro Amateur que se celebrará en Mónaco del 17 al 22 de agosto de 2021.

Homero suma así un nuevo triunfo a un año cargado de reconocimientos por esta obra, después de que el julio fuera distinguida como mejor obra del primer Certamen ‘Quejío Salvador Távora’, y haber conseguido también el premio a la mejor representación y premio del público en el VIII Certamen ‘María Moliner’ de Castilleja de la Cuesta y el premio a mejor representación en el XXII Certamen nacional de teatro ‘Martín Arjona’ de Herrera.

Tras el primer filtro superado en España, en el que participaron decenas de grupos de teatro amateur, el jurado del Principado eligió a los sevillanos para representar a España en su cita más internacional. “Estamos orgullosísimos porque es impresionante el apoyo a nuestro trabajo y a nuestra trayectoria”, afirma encantada Araceli de Areba. “Además ni siquiera saben que somos un grupo con personas con discapacidad porque eso no es necesario decirlo y en ningún caso se ha dicho”, explica. “Ni se han dado cuenta –subraya la directora de ‘Homero’-. Por eso siempre hablo de la capacidad de los integrantes del grupo, porque la discapacidad en este caso es como una etiqueta mal etiquetada. Es un estigma con el que no estamos de acuerdo”.

“Hay un plus de trabajo”

De Areba sostiene que su forma de dirigir al grupo es el mismo que el de una compañía profesional. “Es lo que he aprendido y en lo que creo, en la disciplina, en el trabajo duro, el trabajo en equipo, y siempre con el foco en la capacidad de los actores y las actrices, preocupándome de que haya una mejor interpretación, del ritmo, del dinamismo”. Trabajar con actores ciegos o con discapacidad visual grave exige –reconoce- trabajar más la percepción del espacio, que es un compenente escénico importantísimo. “Aquí sí que tengo que hacer con ellos una labor diferente. Hay un plus de trabajo, haciendo todo mucho más coreografiado, pero simplimente esto”, admite.

De hecho, lo primero que hacen los actores al subir al escenario es reconocer el espacio y los objetos y el peso y la distancia a la que va a estar colocado todos los objetos que integran la escenografía. “A partir de ahí me dirijo a ellos como a cualquier otro actor. Que sea ciego o no para mi no es llamativo”, afirma.

Un obra visual, diferente y contemporánea

El Festival Mundial de Teatro de Mónaco se realiza exclusivamente en el Principado cada cuatro años bajo el Alto Patrocino de S.A.S. el Príncipe Soberano y celebrará este nuevo año su 17 edición.

Homero permanecerá allí una semana en la que, además de representar su obra, participarán diariamente en espacios de formación con otras agrupaciones internacionales de primer nivel y mantendrán contactos con compañías que se distinguen por su carácter diferenciado y alternativo. A juicio de su directora, ‘La clase muerta’ está demostrando que es una obra muy particular.

“Superadas las reticiencias del principio, el grupo confió en mi y una vez que comprendieron la obra, el significado y los simbolismos que hay en ella, hemos trabajado y estamos cosehando muchos éxitos –declara orgullosa-. Es una obra visual muy diferente, con una temática de fondo muy particular y además creo que es muy contemporánea, con el tema recurrente del paso del tiempo, llena de simbolismos, tanto a través de las imágenes, como del texto, como incluso de la forma que he dirigido del espectáculo, que es muy cícliclo. Al espectador le engancha, le gusta, no sabe qué es lo que está viendo, y  algunos no lo entienden, pero les gusta”, reconoce.

Para la directora de Homero y sus integrantes, el arte es una herramienta de cambio importantisimo. “Es una heramienta social esencial para la evolución”, concluye de Areba. “Y para nuestros actores, es una herramienta para encontrarse ellos mismos y para aceptarse ellos mismos. Así que el trabajo está teniendo su recompensa y estamos muy felices”.

Diez actores, la mayoría de ellos con discapacidad visual

En ‘La clase muerta’, el grupo ‘Homero’ representa una de las obras de mayor éxito de Tadeusz Kantor concebida durante los años 70, en la que los alumnos de una clase interpretados por ancianos se aferran al recuerdo de la memoria para revivir todo aquello que algún día fueron. La obra aborda el paso del tiempo y toca la muerte, la crueldad de una infancia determinada, con fantasmas carnales que brillan con golpes de humor y emoción en medio de la oscuridad. En la versión de ‘Homero’ ofrece un enfoque aún más coral que el que escribió el director de teatro polaco que concedió más importancia a los personajes de forma individual.

Homero trabaja ya en su próxima obra, ‘La Boda de los pequeños burgueses’, del dramaturgo alemán Bertolt Brecht, aunque todavía no tiene fecha para el estreno debido a los condicionantes que impone la pandemia.

Miembro de la Asociación Andaluza de Cultura para Ciegos, el grupo de teatro está integrado por diez actores, la mayoría de ellos con discapacidad. Desde su creación, en 1989, ha protagonizado obras como ‘Bodas de Sangre’, ‘Historias mínimas’, ‘Mujeres Bárbaras’, ‘Construyendo a Verónica’, ‘Maribel y la extraña familia’ o ‘Ay, Carmela’, entre otras muchas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here