Los colegios de San Juan iniciarán el curso 19/20 con mejoras por valor de más de 150.000 euros

0
79
clinica santa isabel
Las mejoras que encontrarán los escolares comenzaron a ejecutarse, en algunos casos, durante el pasado curso.

Redacción. En estos días finales de la vacaciones escolares se ultiman los trabajos de mantenimiento que cada verano realiza el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache en los centros de infantil y primaria de la localidad. En esta ocasión se han realizado una inversión que supera los 150.000 euros con actuaciones como el nuevo comedor del San Pedro Crisólogo, que ya se inició durante el curso pasado, o la renovación de la pista de césped artificial del José Payán Garrido. El alcalde, Fernando Zamora, visitó los centros para conocer la marcha de estos de estos trabajos a pocos días de inicio del curso.

«Estamos haciendo un importante esfuerzo, tanto en inversión como en horas de trabajo del personal municipal, para que los colegios estén perfectos al inicio del curso», explicó Zamora, que visitó los cuatro centros públicos junto al delegado de Educación, Manuel Ramos. «Hemos podido comprobar que los trabajos están muy avanzados y ahora se está realizando principalmente la limpieza general de los centros y algunas tareas que esperamos que estén concluidas cuando los niños vuelvan a clase», concluyó el alcalde.

Las mejoras que encontrarán los escolares comenzaron a ejecutarse, en algunos casos, durante el pasado curso, como el vallado exterior del José Payán Garrido o la renovación de la zona de juego del Tartesos. También comenzó la construcción del comedor del San Pedro Crisólogo sur aprovechando una terraza a la que no se podía dar utilidad. «Nos ha sorprendido la amplitud del espacio que se ha generado y que va a permitir que los niños disfruten del servicio de comedor con bastante comodidad», señaló Zamora.

La construcción de este comedor ha supuesto una inversión de casi 50.000 euros y sumada a las intervenciones realizadas en el Payán y el Tartessos suponen una inversión que ronda los 110.000 euros. A estas cifras hay que sumar los costes de materiales empleados para las pequeñas mejoras en todos colegios, otros 40.000 euros aproximadamente. Nuevas ventanas en el Esperanza Aponte, donde también se han colocado estores en algunas aulas, ventanas de aluminio en los aseos del Tartessos o la creación de un aula de convivencia en el Payán donde también se está terminando de construir un cuarto para el conserje y se acometerá la renovación de los materiales dañados de la pista de césped artificial.

En todos los centros se han realizado pequeñas tareas a electricidad, jardinería, fontanería o pintura, «siempre», según relata el delegado de Educación, Manuel Ramos, «siguiendo las directrices que nos marcan los propios centros, que son los que priorizan las intervenciones que desean que se ejecuten durante el verano».

Una de las novedades de este curso, quizás menos llamativa para los escolares pero sí muy importante, es el cambio de iluminación en el San Pedro Crisólogo sur. Los tradicionales fluorescentes se están sustituyendo por iluminación led, mucho más eficiente energéticamente y que puede llegar a suponer ahorros de hasta el 50% respecto a los fluorescentes y de casi el 90% respecto a las bombillas incandescentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here