Universidad de Sevilla

Los tebeos de toda la vida se exponen en la Casa de la Cultura de Herrera

La muestra recoge desde los primeros hasta los más contemporáneos.

Los tebeos están ordenados para verlos de cerca.

Fermín Cabanillas. La Casa de la Cultura de Herrera acoge una exposición que, sin duda, a más de uno le va a provocar un recuerdo nostálgico.

“Los tebeos de siempre” es una idea del vecino de Estepa Antonio Manzano, un hombre que reunido centenares de ejemplares de distintos cómics durante años, y ahora los expone para que puedan ser vistos en esta original cita.

La muestra recoge desde los primeros hasta los más contemporáneos y de diversos formatos, con los más reconocidos personajes de humor de los tebeos españoles.




Mortadelo y Filemón; Zipi y Zape, El Capitán Trueno, Bengala, El guerrero del antifaz, Super López, Rin Tin Tin, TBO, Pulgarcito, Jaimito, El Capitán América, etc, se pueden ver en la entrada de la Casa de la Cultura.

Además, se puede ver la recreación de un kiosco de la época para completar la muestra.

“Si leísteis tebeos cuando erais niños, pasad a recordarlos; si sois más jóvenes, visitadla también tratando de comprender lo que fue un atractivo mundo para la risa, para las aventuras, la ciencia ficción etc todos los géneros…, toda la huella histórica de los tebeos”, cita el cartel de la exposición.

La inauguración se llevó a cabo con la conferencia “La historia de los tebeos de siempre”, a cargo del propio coleccionista Antonio Manzano Blanco.

La muestra estará abierta hasta el próximo miércoles, 25 de julio.

Historia. La historieta, tebeo o cómic español es una de las tradiciones de historieta más importantes a nivel europeo, gozando de sus años dorados en los años cuarenta y cincuenta, además de un boom entre finales de los setenta y mediados de los ochenta.

La variedad llama la atención en la muestra.

Por lo demás, ha sufrido la estrechez e incluso crisis de su mercado, como en la actualidad, donde su facturación no llega al 6 % de la producción editorial del país, y solo alrededor de un 10% de ella cuentan con autoría y producción autóctona.2

Históricamente, sus mayores centros de producción han sido Barcelona, Valencia y Madrid, por este orden, aunque muchos de sus dibujantes han tenido que trabajar para el extranjero.​

Carente de las ayudas públicas de que gozan otras artes icónicas como el cine,​ se puede decir, como el crítico Jesús Cuadrado, que “lo casual es condición sine qua non para que la Historieta, la Historieta española, se manifieste y sobreviva”.

En su trayectoria se inscriben revistas tan emblemáticas como Cairo, Chicos, En Patufet, Jaimito, El Jueves, Madriz, Rambla, Pulgarcito, TBO, El Víbora o Trinca; series como El Capitán Trueno, Cuto, Makinavaja, Makoki, Mortadelo y Filemón, Pumby, Torpedo 1936 o Zipi y Zape, y autores como Josep Coll, Mauro Entrialgo, Carlos Giménez, Jordi Bernet, Josep Maria Beà, Miguel Ángel Martín, Max, Miguelanxo Prado, Daniel Torres o Manuel Vázquez, incluyendo a pioneros como Apeles Mestres.

Su evento más importante es el Salón Internacional del Cómic de Barcelona y cuenta con un Premio Nacional del Cómic, además de una red de alrededor de 150 librerías especializadas.8



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.