Luis Noval, el joven ilusionista de Gines que reparte magia y sonrisas

Además de dedicarse profesionalmente a la magia, Noval cursa en Madrid el grado de Educación Primaria y pertenece a la fundación Abracadabra, con la que lleva la ilusión a niños y ancianos en hospitales y residencias.

En el año 2016, comenzó sus estudios de Ilusionismo en el Real Centro Universitario Maria Cristina, en el Escorial, y empezó a formarse con los mejores magos tanto a nivel nacional como internacional.

Rosa Brito. El joven ilusionista Luis Noval, de 22 años, ha logrado recientemente el tercer premio del XXVIII Festival Internacional Magic Valongo, que se celebra en Portugal. Un importante reconocimiento que viene a certificar la proyección del ginense en el mundo de la magia.  Cabe reseñar que este tercer puesto del concurso celebrado en tierras portuguesas lo logró ‘ex-aequo‘, quedando desiertos el primer y segundo premios, lo que da más valor si cabe a su éxito.

Fue a Valongo  sin la más mínima pretensión de ganar.  Quería compartir su número en el que tanto ha estado trabajando con el resto de magos y público. Quería que lo viesen y que, por supuesto, les gustase. “En absoluto pensaba que me iba a llevar un premio internacional. Por supuesto, estoy contentísimo, pero un premio solamente significa que ese día, en ese momento y en esas circunstancias los señores del jurado decidieron que mi número era el mejor de los que se presentaban. Sin duda, el que te tiene que juzgar todos los días, en los teatros, festivales, salas y demás actuaciones, es el público. El mayor premio es que sigan riendo y aplaudiendo en mis actuaciones”.

No es su único reconocimiento. En 2018 se presentó al concurso del congreso Cabracadabra y  ganó el tercer premio de magia de escenario, también con una rutina de manipulación. “Hacer desaparecer con tus manos desnudas un objeto, que se transforme, que aparezca en otro sitio sin mayor ayuda que tus manos. Sin grandes aparatos. Me encanta. Poder llegar a emocionar al público con tu puesta en escena, movimientos y trabajo, no tiene precio”.




Además de dedicarse profesionalmente a la magia, Noval cursa en Madrid el grado de Educación Primaria y pertenece a la fundación Abracadabra, con la que lleva la ilusión a niños y ancianos en hospitales y residencias.

Descubrió la magia con 9 años de edad,  en la comunión de un amigo. Un mago que realizó un espectáculo. “Lo recuerdo como algo apasionante. Sacaba de una cazuela llena de fuego una multitud de caramelos. Juegos con pañuelos y varitas. Me encantó. Después del show infantil, todos los niños se fueron a jugar al fútbol y el mago hizo un espectáculo para adultos, con cartas, monedas… y yo fui el único niño que se quedó a verlo. Me tenía completamente enganchado. Tras verme todo el tiempo a su lado, nos llamó a mi padre y a mí para que fuéramos con él más apartados y nos explicó un juego de magia. Desde aquel día, estoy enganchado al mundo de la magia”.

Después de esa comunión, llegó su gran interés. En aquellos momentos, hablamos de 2009 o 2010, había algunos blogs donde se explicaban juegos de magia muy sencillos. Algunos vídeos por internet, pero nada como ahora. “Mis padres me compraron un libro de iniciación a la magia con cartas, de Alfredo Florensa, y empecé a aprender mucho de ahí. Más tarde, salieron unos DVDs de Alberto de Figueiredo que se llamaban Magia Para Todos y ahí empezó mi repertorio profesional. Se explicaban juegos sencillos de aprender pero con muchísimos detalles, tanto técnicos como psicológicos”.

Cree firmemente que cada uno tiene un sitio en la vida, un lugar donde tiene que estar para algo. Y él sabe cúal es el suyo: repartir magia, sonrisas e ilusión.

Noval tiene muchos referentes. En Sevilla, en el año 2014, entró en el Círculo Mágico de Sevilla, perteneciente a la Sociedad Española de Ilusionismo (SEI) y empezó a relacionarse con más magos. Algunos aficionados y otros profesionales, pero de un nivel muy alto. El maestro de maestros, Faustino Palmero, le acogió para enseñarle sus primeros pasos en la manipulación, donde se ha especializado.

En el año 2016, comenzó sus estudios de Ilusionismo en el Real Centro Universitario Maria Cristina, en el Escorial, y empezó a formarse con los mejores magos tanto a nivel nacional como internacional. Encuentra muchos referentes donde fijarse. Mad Martin, Fernando Arribas, Carlos Adriano, Miguel Gómez, Carlos Serrate, Christian Miró, Miguel Ángel Gea… Todos ellos magos conocidos dentro de ese mundo y grandísimas personas.

A nivel familiar siempre le han ayudado y animado. También ha tenido mucha suerte con su vida sentimental. Su profesión es un tanto difícil de entender y sus parejas siempre han estado para apoyarle.  No debe ser fácil para una persona con un trabajo más habitual, que tiene un horario de 8 a 14, entender que él trabaja los fines de semana, lejos de casa y que tiene que estar en congresos en otras ciudades o incluso en otros países. El apoyo de tu círculo más cercano es esencial para continuar.

Y a nivel de maestros, siempre ha tenido mucha suerte también. Fernando Arribas siempre le ha ayudado y confiado en él. Otro gran apoyo desde el primer momento en que le conoció ha sido, es y será Mad Martín, un mago argentino que va a Madrid y al que considera su maestro absoluto. No solo le ha enseñado juegos o técnicas, sino a comprender la magia, a vivir por, para y de la magia, y a amarla y respetarla como algo sagrado.

El oficio no está bien valorado del todo. En España no está del todo valorado el trabajo del artista. “En España es un delito el talento” decía Don Latino de Híspalis en la obra de Valle-Inclán.  “Se cree que por no tener un horario fijo se trabaja menos, cuando es todo lo contrario. Ser ilusionista, mago, requiere muchísimas horas de formación, de ensayo, de congresos, de trabajo interno. Cualquier artista requiere esas horas, pero mucha gente sólo se fija en el resultado final, en la actuación. Esto es como si valorásemos a Velázquez por las Meninas o a Bécquer por una rima. Hay mucho más detrás de los artistas y si uno se fija bien, se puede ver. Tienen un mundo interior con el que llegar al público y su obra es el medio para conseguir transmitir esas emociones. Poco a poco se va cambiando y los magos empezamos a ser algo más valorados, pero va lento”, reflexiona Noval.

El joven ilusionista Luis Noval, de 22 años, ha logrado recientemente el tercer premio del XXVIII Festival Internacional Magic Valongo.

Y, ¿cómo es vivir profesionalmente de la magia? Pues como cualquier profesión. “Es fácil y difícil. Hay que dedicarle horas tanto a la parte técnica como a la parte de negocio. Tienes que conseguir actuaciones, shows, mover tus redes sociales, que te vean… No tienes un horario fijo, ni un sueldo fijo, ni un lugar de trabajo fijo. Esto tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Tiene el inconveniente de que no es fijo. Tiene la ventaja de que no es fijo. Quiero decir, nos permite viajar muchísimo y conocer no sólo sitios y culturas, sino también personas. Yo actualmente vivo en Madrid, ya que, al estar en el centro de España, tengo mayor movilidad, pero estoy viajando por toda España actuando (Valladolid, Guadalajara, Salamanca, Toledo, Albacete…) y, por supuesto, me encanta volver a Sevilla actuar. Uno se siente muy cómodo en su ciudad”.

Luis se considera una persona muy afortunada porque la magia le ha aportado tantísima felicidad que él intenta aportarla con su magia a otras personas. Cree firmemente que cada uno tiene un sitio en la vida, un lugar donde tiene que estar para algo. Y sabe cúal es el suyo: repartir magia, sonrisas e ilusión.

Las redes sociales están ayudando mucho a que la magia se haga un hueco en la vida de los usuarios. Desde su Instagram profesional (@LuisNovalMagic) inició la propuesta #MiércolesDeMagia donde cada miércoles sube un nuevo vídeo con un efecto de magia. Así se acerca más a los seguidores, ven lo que quieren, lo que les gusta, comentan, comparten. Es algo más interactivo.

A los sevillanos: “Si te interesa la magia no pares de ver espectáculos. En Sevilla, puedes ver habitualmente magia en la Casala Teatro, en Pangea y en algunos teatros como el Alameda y el Lope de Vega. Seguimos potenciando entre todos que Sevilla tenga magia y de muy alta calidad. Si te interesa aprender y conocer magos, te recomiendo que te pases por el Círculo Mágico de Sevilla, todos los viernes en el Tejar del Mellizo (Parque de los Príncipes). Es un sitio de reunión de la asociación. También contamos con la tienda Magia Cadabra, en la calle Águilas, donde se imparten cursos para iniciarte y aprender”.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.