Marchena pone a punto sus colegios

Como novedad, este año también se llevarán a cabo obras en la escuela infantil Alameda.

0
32

Fermín Cabanillas. Las obras de reforma de verano para la mejora de los centros educativos de Marchena siguen su curso. Con ellas, el Ayuntamiento busca resolver las demandas de los colegios Padre Marchena, Maestra Ángeles Cuesta, Nuestro Padre Jesús Nazareno y Juan XXIII.

Como novedad, este año también se llevarán a cabo obras en la escuela infantil Alameda. El Ayuntamiento sitúa el presupuesto para acometer estas obras entre los 180.000 y los 190.000 euros, si bien podría aumentar por las nuevas necesidades que van apareciendo conforme avanzan las obras.

Las labores de limpieza comenzarán después de la finalización de las obras. El protocolo COVID19, por su parte, se determinará próximamente en una reunión con los directores de los centros.

El plazo previsto para la conclusión de las obras se espera para finales de este mes de agosto, ajustándose a la fecha acordada desde el principio.

Las obras llevadas a cabo en Padre Marchena se han centrado en la reestructuración y solado de la escalera más antigua, así como la entrada a dicha escalera.

En el exterior, se ha solado la parte antigua del porche de columnas debido a su deterioro. Por su parte, se está mejorando el acceso al cerro, adaptándolo a la normativa.

En Juan XXIII se está haciendo una pista multiusos a petición del centro, sustituyendo otra anterior que estaría deteriorada. Por otro lado, se está habilitando un espacio para la secretaría en la entrada del centro. Además, el interior de este colegio se ha pintado por completo.

En la escuela infantil Alameda se están llevando a cabo obras de saneamiento en las solerías y suelos y se están reparando los muros. Igualmente, se está modificando una de las puertas de entrada.

La intervención principal que se está llevando a cabo en el colegio Maestra Ángeles Cuesta es el saneamiento de la entrada principal. Por otro lado, se ha eliminado un porche que quedó obsoleto.

También se está arreglando la escalera del patio interior para eliminar todas las barreras arquitectónicas que puedan ser peligrosas para los niños. Finalmente, en Nuestro Padre Jesús Nazareno se está reparando la última pista de recreo para evitar su inundación.

Por su lado, el patio de infantil se va a limpiar y se le va a echar arena lavada. Además, se está levantando un muro de hormigón para intentar que las raíces de los eucaliptos plantados alrededor no se introduzcan en el edificio. Otra de las actuaciones será la renovación de la cocina del centro y su adaptación a un sistema eléctrico más actualizado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here