Turismo de Industrial

Más de 11.000 personas asisten a las Noches en los Jardines en el Real Alcázar de Sevilla

El ciclo afronta su sexta semana de conciertos, que se realizarán del 29 de julio al 3 de agosto, de lunes a sábado.

Se ha ocupado un 97,56 por ciento del aforo / Foto: Actidea.

Redacción. Un total de 11.616 personas han asistido hasta la fecha a las vigésimas Noches en los Jardines del Real Alcázar de Sevilla, una cifra que se corresponde con una ocupación del 97,56 por ciento del aforo ofertado desde su inauguración el pasado 27 de junio.

El ciclo continúa hasta el 21 de septiembre con su “viaje sonoro” por las distintas edades de este “impresionante y mágico” recinto palaciego donde se “conjugan música e historia”. Así, Noches en los Jardines del Real Alcázar de Sevilla afronta su sexta semana de conciertos, que se realizarán del 29 de julio al 3 de agosto, de lunes a sábado.

El lunes 29 se presentó Hamid Ajbar Sufí Ensemble, que ofreció un nuevo concepto de la música árabe con temática andalusí. Su programa Jardines de Al-Andalus se fundamentó principalmente en interpretar los palos musicales entre los dos frentes esenciales en la cultura andalusí, Oriente y Occidente, y presentó en todas sus posibles facetas la nuba, la moaxaja y el zejel. La música andalusí, especialmente Al-Ála en Marruecos, es una música muy estructurada, pero de una “gran dulzura y delicadeza”, y organizada a través de los reinos y los artistas que la mantuvieron viva en el tiempo y “la elevaron a un alto nivel en la cultura y el arte”, según se ha señalado en una nota de prensa.




El martes 30 actuará el popular grupo Artefactum, una de las formaciones más representativas y carismáticas del panorama de la música medieval en España, que aúna la “ingenuidad monástica con la picaresca tabernaria, las comodidades de las cortes y las penalidades del Camino de Santiago”. En esta ocasión presentarán Sicut domi (Como en casa), un programa exclusivo para celebrar los 20 años de este ciclo y representativo de la estrecha relación, musical y humana, que el grupo mantiene con esta actividad.

Además, este miércoles actuará una de las voces más consolidadas del panorama flamenco como es Laura Vital. Flamenco con nombre de mujer es un “cariñoso homenaje a la valentía y resistencia de la mujer flamenca, cantaoras que dejaron su legado de genialidad creadora e interpretativa elevando al flamenco como máxima expresión de las emociones y los sentimientos, un paseo por la historia de la mujer en el flamenco entre las que destaca la reconocida voz de Pastora Pavón, la Niña de los Peines, de la que este año se cumple el 50 aniversario de su muerte”.




De su lado, este jueves llegará el blues de la mano del pianista y cantante Paul San Martín y Juan de la Oliva a la batería. Ambos son músicos reconocidos y consolidados en el panorama español del blues y el jazz y ofrecerán un diálogo musical “apasionado que recrea la más pura tradición del piano de boogie woogie“. Paul San Martín y Juan de la Oliva rescatan, a través de un viaje musical, todos los estilos olvidados del piano blues: stride, boogie woogie, jazz, blues de Chicago y Nueva Orleans.

Más tarde, el viernes actuará Cantica, grupo formado por Emilio Villalba, Sara Marina y Ángeles Núñez, músicos especializados en el estudio, recuperación y difusión de las músicas medievales con instrumentos históricos, que llevan más de siete años trabajando juntos en diferentes formaciones. En esta ocasión presentarán el programa Magallanes en Sevilla, un cuadro musical costumbrista para descubrir la Sevilla de principios del siglo XVI, la que vio Magallanes en tabernas, hospederías y recepciones palaciegas.

Por último, este sábado actuará Zejel, grupo que se mueve entre las dos orillas del Mediterráneo, para interpretar músicas pertenecientes a las ricas culturas hebrea, árabe y cristiana. En esta ocasión ofrecerán el programa La mujer en Al-Andalus para hacer un homenaje a la “brillante participación” de grandes mujeres en la educación, la cultura y la producción poética, pictórica y musical en uno de los periodos más fértiles que vivió la Península Ibérica, entre los siglos VIII y XVI. “Inagotables melodías, ritmos sensuales e improvisación se conjugan en un saber artístico altamente estimado en las cortes de califas y sultanes”, añade.

Las entradas se pueden adquirir al precio único de seis euros, en la taquilla del Apeadero del Real Alcázar, en el Patio de Banderas, en horario de 10,00 a 13,00 horas y de 19,00 a 20,30 horas, de lunes a viernes, así como por Internet en la web oficial de la actividad.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.