Universidad de Sevilla

Más de 370 efectivos lucharán este verano contra el fuego en la provincia de Sevilla

La novedad del plan Infoca de este año radica en el uso de un dron de vigilancia y en el análisis de los incendios durante la noche.

El dispositivo contará con cuatro centros operativos.

Redacción. En la mañana de este jueves ha tenido lugar el Comité Asesor del Dispositivo para la Prevención y Extinción de Incendios Forestales de Andalucía, el Plan INFOCA, para el periodo de peligro alto de incendios –que se inicia el 1 de junio y se extiende hasta el 15 de octubre– en Andalucía. Ricardo Sánchez, delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla, ha presidido el comité y ha detallado las líneas de actuación del dispositivo para la campaña de 2019, que se considera de alto riesgo de incendios forestales, pues viene precedida de unos meses de meteorología adversa, fruto de la escasez de precipitaciones y las altas temperaturas sufridas durante febrero y mayo, principalmente.

El Pan INFOCA cuenta con múltiples organismos que participan en el mismo, estando formado por personal de la Consejería de Desarrollo Sostenible, la Agencia de Medio Ambiente y Agua, Guardia Civil, Unidad Adscrita de Policía Autonómica, Unidad Militar de Emergencia, Emergencias 112 Andalucía y el Grupo de Emergencias de Andalucía, así como los voluntarios de Protección Civil y policías locales de los municipios andaluces, Cruz Roja Española, bomberos y los Consorcios Provinciales de Bomberos.

Los siniestros forestales son una de las principales amenazas para el gran patrimonio natural de Andalucía, por lo que se destina para este Plan INFOCA en la provincia de Sevilla un presupuesto que alcanza los 18,29 millones de euros, de los que 8,93 millones se destinan a prevención y el resto, 9,36 millones de euros, a labores de extinción. Además, el delegado del Gobierno ha resaltado la importancia del INFOCA por el incalculable capital humano del que dispone, que es la base de su éxito, dando certidumbre a aquéllos que ante una emergencia buscan el abrigo de las instituciones. Los sevillanos, recalcó el delegado, “podemos sentirnos orgullosos de la profesionalidad y preparación del personal del dispositivo.




Durante el periodo de activación del Plan INFOCA, que es el de más alto riesgo de incendios forestales, estará prohibido el tránsito de vehículos a motor y encender fuego en los espacios forestales y sus zonas de influencia, que son aquéllas que se encuentran en una franja de 400 metros de la masa forestal. Para ello, la implicación y mentalización de los ciudadanos en un comportamiento responsable del uso de los espacios forestales es fundamental para poder realizar una alerta temprana de posibles incendios. Este uso se refiere a hacer barbacoas, incluso en lugares habilitados, como las áreas recreativas, y también las quemas agrícolas. El delegado ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que extreme las precauciones cuando estén en el campo y también que, cuando observen conductas negligentes que puedan provocar un incendio forestal, ayuden con su participación en la prevención social.

El delegado del Gobierno también transmitió un mensaje, de seguridad y confianza en todas las personas que componen el Plan INFOCA, para dar una respuesta rápida y eficaz a cualquier incidencia que se produzca. “Somos conscientes”, dijo, “de que la prevención es nuestra mejor arma contra el fuego y en ello trabajamos durante todo el año. Este es el compromiso de la administración andaluza con los sevillanos”.

Para la presente campaña de extinción de incendios, el delegado explicó que el dispositivo cuenta en la provincia con un total de 374 profesionales y con cuatro centros operativos: el Centro Operativo Regional (COR), el Centro Operativo Provincial (COP), y los Centros de Defensa Forestal (CEDEFO) del Madroñalejo y El Pedroso. El CEDEFO de Madroñalejo es también base BRICA. Junto a estas instalaciones, y dentro del sistema de vigilancia y detección de incendios, existen 26 puntos de vigilancia en la provincia y una red de comunicaciones formada por equipos fijos, portátiles, repetidores, equipo de radio enlaces y centros de control de comunicaciones. Además, cuenta con una pista privada habilitada para el aterrizaje de aviones en Utrera y el aeropuerto civil de San Pablo.

En cuanto a los medios terrestres de extinción, el dispositivo, que dispone de 8 camiones autobombas y 2 camiones nodrizas, 1 Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones, y 40 vehículos todoterrenos para el transporte del personal de extinción de incendios a pie de fuego. A estos medios se añade la Unidad Móvil de Análisis y Planificación que aporta el Estado. El delegado del Gobierno puntualizó que en la actualidad se está trabajando en la renovación del parque móvil del INFOCA, concretamente se ha licitado la compra de 32 nuevas autobombas en un periodo de cuatro años con un presupuesto global de 11,5 millones de euros, de los que 4 millones son para este ejercicio.

El dispositivo en la provincia se completa con una flota de aeronaves formada por 2 helicópteros semipesados en El Pedroso y Madroñalejo, 1 helicóptero ligero y 1 avión de coordinación estacionados en el Aeropuerto de San Pablo, y 1 helicóptero de gran capacidad en Madroñalejo. Entre las novedades de la presente campaña en la provincia, el delegado del Gobierno ha explicado que se utilizará un dron para la vigilancia y el análisis de los incendios durante la noche. Este servicio será de gran ayuda a la dirección de extinción en la toma de decisiones. Estos medios aéreos son piezas clave para la extinción de incendios forestales, tanto para el transporte de técnicos y especialistas como para las labores de descarga de agua.

El  delegado del Gobierno ha informado también de los trabajos realizados en materia de selvicultura preventiva en las 51.168 hectáreas de monte público con los que cuenta la provincia de Sevilla. Así, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha realizado más de 541 kilómetros lineales de cortafuegos, y 625 kilómetros lineales con maquinaria.

También ha destacado el programa de Red de Áreas Pasto-Cortafuegos (RAPCA), que se conoce como el ‘ganado bombero’, movilizará este año a más de 3.772 cabezas de ganado que limpian de vegetación 160 kilómetros lineales de cortafuegos.

Los caminos forestales andaluces cuentan este ejercicio con una inversión de 7 millones de euros destinados a su mejora y mantenimiento. Proteger las urbanizaciones en zonas de interfase requiere de un esfuerzo de sus propietarios, además de la administración, mediante los técnicos de prevención y participación social que asesoran a los propietarios en la elaboración de los planes de autoprotección. Andalucía cuenta con 255 de estos planes. En cuanto a las ayudas a la prevención de incendios en terrenos de propiedad privada, se han recibido 598 solicitudes de toda Andalucía que podrán recibir un máximo de 60.000 euros cada una de ellas. La cuantía total en ayudas alcanza los 14,5 millones de euros.

Por último, la Junta de Andalucía pone especial énfasis en la labor de sensibilización frente a los incendios trabajando con instituciones y colectivos como los ayuntamientos que se encuentran en zona de peligro, titulares de terrenos forestales, residentes de urbanizaciones en el monte, comunidad educativa o voluntariado, a los que se dirigen varias líneas de trabajo de las tareas de prevención del dispositivo, coordinadas a través de los Técnicos de Prevención y Participación Social del plan. Cada añomiles de alumnos (1.512 en 2019) participan en el programa de concienciación Crece con tu árbol, que a través del proyecto Semilla inculca entre los más jóvenes el respeto y amor por el medio natural.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.