Más de 800 efectivos integran el dispositivo de seguridad del partido Real Betis-Sevilla FC

Declarado de alto riesgo.

0
24

Redacción. El subdelegado del Gobierno en Sevilla, Carlos Toscano, ha presidido la junta de seguridad convocada con motivo del derbi Real Betis-Sevilla FC, en el marco de la jornada 13 de la Liga Santander de fútbol. El partido, que enfrentará a ambos equipos sevillanos el próximo domingo, día 6 de noviembre, a partir de las 21:00 horas en el Estadio Benito Villamarín, ha sido declarado de Alto Riesgo por la Comisión Antiviolencia, siguiendo el protocolo de los derbis, por lo que se han dispuesto más de 800 efectivos para componer el dispositivo de seguridad.

A la reunión celebrada en la Subdelegación del Gobierno han asistido los representantes de los clubes participantes, así como los responsables de las distintas unidades que intervienen en los dispositivos de seguridad de los partidos de alto riesgo, que corresponden a Policía Nacional, Policía Local y Unidad Adscrita, además de la seguridad privada que aporta el propietario del estadio, en este caso el Real Betis Balompìé, y el Sevilla FC en relación con los aficionados que se concentrarán en su estadio antes de su traslado hasta el Benito Villamarín. Igualmente, se contará con un amplio dispositivo sanitario por parte del servicio de emergencia del 061.

El subdelegado del Gobierno ha pedido a los aficionados que ese día se centren en disfrutar del encuentro, “como siempre han hecho”, que tomen una vez más la bandera del “juego limpio” para que el derbi “transcurra dentro de los cauces de la deportividad y el respecto que todos deseamos, y que tanto en la fase previa como durante el desarrollo del encuentro y con posterioridad al mismo todos podamos centrarnos exclusivamente en vivir este espectáculo deportivo”.

El estadio abrirá sus puertas dos horas antes del encuentro, a las 19:00 horas, para facilitar el acceso de los aficionados, que deberán portar en todo momento su documentación y su entrada.

Plan de seguridad

El dispositivo de seguridad por parte del Cuerpo Nacional de Policía estará integrado por un total de 347 efectivos, compuesto por las siguientes unidades: UIP, Caballería, UPR, Seguridad Privada, Atención al Ciudadano, Guías Caninos, Tedax, Brigada Provincial de Información, medios aéreos y coordinadores de seguridad.

Los agentes vigilarán las inmediaciones de los hoteles en los que se alojan los equipos, el traslado al estadio de los equipos, directiva y árbitros; el traslado de los aficionados del Sevilla FC al estadio Benito Villamarín; la entrada al estadio del Real Betis y el desarrollo del encuentro.

De igual modo, se ha previsto una ‘Fase precrítica’ desde la noche previa al encuentro, con un dispositivo especial por parte de las Unidades de Prevención y Reacción (UPR) y de la Brigada Policial de Información (BPI), y, una vez que acabe el encuentro, una ‘Fase poscrítica’ en la que participarán unidades de intervención.

En concreto, la ‘Fase precrítica’ se desarrollará a lo largo de todo el sábado, día 5, y hasta las 18 horas del domingo, con indicativos de Atención al Ciudadano y UPR, con radios de acción en los alrededores de ambos estadios, prestando especial atención a la posible presencia de grupos de ultras.

La ‘Fase crítica’ se desarrollará desde las 18:00 horas del domingo con una primera acción por parte de la UIP de protección en los alrededores del Benito Villamarín y lugares de concentración de seguidores, apoyados por la Unidad de Caballería, así como de protección de los hoteles de ambos equipos y del trío arbritral y el acompañamiento de sus respectivos autobuses.

Asimismo, se montará un dispositivo de acompañamiento de los seguidores del Sevilla FC hasta su llegada al campo del Betis. La segunda de las acciones de esta Fase se desarrollará durante la celebración del encuentro, con presencia de la UIP tanto en el interior como en el exterior del estadio, igualmente apoyados por la Unidad de Caballería y supervisando al personal de seguridad privada durante el acceso al campo. Por último, por parte de la UIP se controlará el perímetro del estadio hasta su total desalojo y a los autobuses de ambos equipos y trío arbritral.

Policía Local, Bomberos y Protección Civil destinan también numerosos efectivos, a los que hay que añadir una patrulla de la Unidad Adscrita de la Policía Autonómica para controlar la reventa de entradas, así como nueve ambulancias con su correspondiente dotación de médicos, enfermeros y técnicos del 061. Asimismo, un equipo de emergencia acompañará a los aficionados sevillistas en su traslado desde el Sánchez-Pizjuán y hasta el Benito Villamarín.

Por su parte, la seguridad privada del Betis aporta un alto número de efectivos entre vigilantes de seguridad y auxiliares, que ascienden a 438 efectivos, además de los equipos especializados en neutralizar productos pirotécnicos. El Sevilla FC, igualmente, dispondrá de 50 vigilantes con motivo de la concentración de aficionados en su estadio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here