Neumología del Macarena diagnosticó 180 cánceres de pulmón con una tasa de tabaquismo del 88,9%

La persistencia de la exposición a los componentes nocivos del humo del tabaco influye negativamente en las posibilidades terapéuticas del proceso cancerígeno.

0
73

Redacción. El tabaco es la principal causa para el desarrollo de cáncer de pulmón con una clara relación directa y unos datos inquietantes según los expertos. Entre el 80-90% de los cánceres de pulmón diagnosticados cada año en el mundo (1.600.000 casos de cáncer de pulmón/año), se deben exclusivamente al hecho de fumar y su exposición a los componentes del humo de tabaco, con 7000 productos químicos, de los cuales 69 son reconocidos carcinógenos.

El Servicio de Neumología del Hospital Universitario Virgen Macarena que dirige el doctor Agustín Valido, dispone de una consulta especializada de cáncer de pulmón, por donde pasan más de 500 pacientes con sospecha de este tumor. El pasado año se llegaron a diagnosticar más de 180 tumores con una tasa de tabaquismo del 88,9%. En estos casos, siguen existiendo claras diferencias de género con una amplia mayoría de hombres (73,8%), en los que encontramos una tasa de tabaquismo del 95,4% frente al 61,7% en el caso de las mujeres (26,2%) explica el doctor Valido.

Con estas cifras, resulta innegable la importancia del abandono del hábito tabáquico para la prevención del cáncer de pulmón. Pero es igualmente trascendente que éste se produzca en el momento del diagnóstico, ya que el hecho de continuar fumando ensombrece el pronóstico de la enfermedad con una clara disminución de la supervivencia en dichos casos.

Tabaco

«Tal es así, explica el especialista, que la persistencia de la exposición a los componentes nocivos del humo del tabaco influye negativamente en las posibilidades terapéuticas para el cáncer de pulmón. En caso de la cirugía, provocando un mayor número y gravedad de complicaciones operatorias, mientras que los tratamientos quimio y radioterápicos serán menos efectivos en aquellos que mantengan el hábito tabáquico». Además, añade Valido «no podemos olvidar la importante asociación que igualmente tiene el consumo de tabaco con otras enfermedades como la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica(EPOC), la cardiopatía isquémica, insuficiencia cardíaca, diabetes mellitus, entre otras, y que también complicarán y condicionarán los resultados para estos enfermos».

Por su parte, el doctor David Vicente Baz, oncólogo jefe de sección del Servicio de Oncología Médica del Hospital Virgen Macarena, y Director de la Estrategia de Cáncer en Andalucía destaca el hecho de que aproximadamente el 20% de los tumores se diagnostican en estadios localizados y se tratan mediante cirugía con garantías curativas. El Hospital Virgen Macarena es centro de referencia tanto para la provincia, como para el área de Huelva en cuanto al tratamiento quirúrgico; sin embargo «el resto de pacientes necesita tratamientos de quimioterapia y radioterapia según el estadiaje que presente la enfermedad» aclara.

En este sentido, y en palabras del oncólogo, «existen también nuevas líneas de tratamiento para el cáncer de pulmón como son las terapias personalizadas o dirigidas y la inmunoterapia». La trayectoria investigadora del centro hospitalario Virgen Macarena es destacable tanto en su producción, como en su publicación científica. A día de hoy, el hospital mantiene abiertos decenas de ensayos clínicos en distintas etapas de la enfermedad que abren la puerta a nuevas prescripciones farmacológicas.

Tumores de pulmón inoperables

En el caso de tumores de pulmón inoperables, el Hospital Virgen Macarena a través de su Servicio de Oncología Radioterápica y Radiofísica acumula gran experiencia en el uso de la técnica SBRT (radioterapia corporal estereotáctica). Se usa frecuentemente para tratar los cánceres de pulmón en etapas tempranas cuando no se puede hacer la cirugía debido a la salud de la persona.

Para la realización de esta técnica se necesita aplicar el tratamiento con precisión submilimétrica, lo que requiere, por un lado, el uso de sofisticados sistemas de inmovilización, no solo del paciente sino también de los órganos internos, y por otro lado un control del área irradiada antes y durante el tratamiento por medio de sistemas de imagen. Habitualmente este control de imagen se realiza con un equipo de rayos X, semejante al TAC, que va incorporado en el propio acelerador, o bien mediante el sistema Clarity de ultrasonido (SBRT guiada por ultrasonidos), especialmente coordinado con un acelerador lineal, que monitoriza los movimientos del órgano en tiempo real, para mejorar la exactitud en el tratamiento.

«La clave para el éxito de la técnica radica en disponer de un equipo multidisciplinar bien entrenado y en la aplicación de tecnología de vanguardia» asevera la responsable del mencionado Servicio doctora Eloísa Bayo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here