Oftalmología del Macarena realiza más de 1.000 trasplantes de córnea desde que comenzara en 1993

El centro sanitario es unidad de referencia en un procedimiento que ha permitido mejorar la calidad de vida de muchos pacientes.

0
3

Redacción. Los programas de coordinación de trasplantes permiten dar vida pero también mejorar la calidad de la misma. El servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Virgen Macarena es referencia en trasplantes de córneas y la aplicación de técnicas pioneras en el centro sanitario desde que comenzara esta práctica en 1993 ha permitido poder ver a pacientes con graves dificultades visuales. El dominio de las diferentes técnicas de abordaje ocular en el hospital sevillano ha permitido que más de 1.000 córneas hayan mejorado la calidad visual de sus receptores.

En lo que va de año, y a pesar de la pandemia, este puntero servicio sanitario ha realizado 28 trasplantes de córnea. José Antonio Roldán, un paciente de 56 años con una enfermedad degenerativa (distrofia corneal difusa), personaliza uno de estos casos. Su enfermedad hizo que su córnea perdiera transparencia de forma progresiva desde los 18 años originando opacidad en la visión. Esta intervención no sólo le ha posibilitado recuperar la visión sino «recuperar la vida, comenzaba a ser dependiente en el día a día”.

La doctora Beatriz Mataix, oftalmóloga que realiza este tipo de intervenciones explica los métodos de cirugía aplicados, “trasplantar por partes presenta muchas ventajas porque tienes menos posibilidad de rechazo y mejor pronóstico postoperatorio. A nivel intraoperatorio también tiene menos riesgo de complicaciones y, además, se hace con incisiones muy pequeñas, de tres a cinco milímetros, por lo que el ojo no pierde nunca su estructura».

Trasplante de córnea en su conjunto

La otra opción quirúrgica es el trasplante de córnea en su conjunto, aunque debido a estas bondades el servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Virgen Macarena opta por una intervención secuenciada. Una intervención que dura unos 60 minutos con “un nivel de rechazo mínimo, alcanzándose muy buenas agudezas visuales entre los tres y seis meses posteriores” , advierte la facultativa.

Además, la innovación del enclave hospitalario en la materia es continua. Actualmente se está investigando la posibilidad de sustituir el trasplante corneal por la eliminación del endotelio, que es la capa afectada en patologías como la Distrofia de Fuchs. En estos casos no se dependería del trasplante.

El éxito de este procedimiento quirúrgico es posible también gracias a la coordinación en el tránsito del tejido desde su donación a su injerto en el paciente. En este sentido la Unidad de Coordinación de Trasplantes del centro sanitario desarrolla una esforzada y variada labor.

“Es de las entrevistas más difíciles que tenemos los coordinadores porque pedirle a una familia que se le toquen las córneas o los ojos a su ser querido recién fallecido no es lo mismo que un órgano interno. La sociedad no está aún preparada. No estamos tan concienciados. Es muy importante la educación en donación porque el de córneas es un trasplante que, aunque no da la vida, si da mucha calidad de vida a una persona que no puede ver y con esta intervención puede recuperar la visión», concreta Miguel Ángel Baena, enfermero que pertenece a esta unidad que, además de córneas, coordina la donación de piel, huesos, bloque cardíaco, cordón umbilical y la membrana amniótica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here