Oftalmólogos del Macarena patentan una terapia para una patología que produce la ceguera

Para la insuficiencia limbar de ambos ojos, no existe tratamiento curativo, la nueva patente busca obtener una alternativa terapéutica útil en estos pacientes.

0
433

Redacción.  El especialista Manuel Caro del Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Virgen Macarena en colaboración con el doctor Miguel Alaminos de la Universidad de Granada, acaban de patentar una terapia alternativa como nueva forma de abordaje de esta enfermedad ocular denominada insuficiencia limbar, que produce ceguera.

La insuficiencia limbar es una enfermedad en la que existe una pérdida o alteración de las células madre de la córnea que se localizan en una zona del ojo denominada limbo esclerocorneal que produce ceguera. La función de estas células madre de la córnea es muy importante para el funcionamiento corneal y, sin ellas, la córnea perdería su transparencia y el paciente podría perder la visión.

Actualmente el tratamiento de los casos en los que existe insuficiencia limbar (alteración de estas células madre) es muy complejo, y el trasplante de córnea no logra solucionar el problema. En algunos pacientes en los que la enfermedad afecta únicamente a un ojo, el tratamiento consiste en tomar un fragmento del ojo sano e implantarlo en el ojo enfermo, lo cual no está exento de riesgos para ambos ojos y podría conllevar serias complicaciones.

Una alternativa terapéutica útil

La patente busca obtener una alternativa terapéutica útil en los pacientes que presentan insuficiencia limbar en ambos ojos y que llega a producir la ceguera. Para conseguirla, en primer lugar, se obtienen muestras de tejido del limbo esclerocorneal que se desechan tras la cirugía del trasplante corneal, los cuales son tratados mediante distintos procedimientos físicos y químicos para eliminar las células del donante, que son las que provocarían el rechazo inmunológico.

En segundo lugar, este tejido se repuebla con células con capacidad de convertirse en células madre limbares y así «recambiarle» al paciente su limbo defectuoso o dañado, por uno que contenga las células madre en buena forma y con su «casa» (nicho) nueva.

«En aquellos pacientes que presentan insuficiencia limbar en ambos ojos, así como en los pacientes en los que no se puede tomar un fragmento del ojo sano, no existen tratamientos curativos, y los pacientes suelen pasar por el quirófano muchas veces y podrían requerir medicación de por vida, la cual suele presentar múltiples complicaciones, como bien saben los pacientes trasplantados» explica el oftalmólogo Manuel Caro.

«Actualmente, estamos ya perfeccionando el anidamiento de estas células en la nueva «casa» y probando distintos tipos celulares capaces de ejercer esta función. Asimismo, estamos perfeccionado y mimetizando esa nueva «casa» con distintos métodos que permitan generar un producto útil para el tratamiento de los pacientes con insuficiencia limbar», añade el experto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here