Pablo Rodríguez, el utrerano que estudia parte de su doctorado en Nijmegen

Tiene 27 años y está graduado en Biotecnología en la Universidad Pablo de Olavide.

“Siempre paso mucho tiempo en el río, bañándome con mis amigos o tomando cervezas en la orilla”

Rosa Brito. Pablo Rodríguez Gómez, tiene 27 años y nació en Utrera, Sevilla. Estudió el grado en Biotecnología en la universidad Pablo de Olavide y  está haciendo el Doctorado en Psicología en la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente está Nijmegen, Holanda, realizando estancia en este laboratorio para conocer nuevas técnicas y protocolos. Se considera un tipo afable, simpático y curioso, siempre con ganas de aprender cosas nuevas de los demás. Le gustan los idiomas, el cine, la literatura, las cervezas con los amigos y conocer gente nueva.

Nijmegen (Nimega​​ en español) es una ciudad y un municipio de los Países Bajos, la mayor ciudad de la provincia de Güeldres, localizada al este del país y muy próxima a la frontera con Alemania.  Pero no es su primera estancia en el extranjero. En primero de bachillerato se fue un par de semanas de intercambio a Niza.  En los veranos de 2009 y 2010 estuvo tres semanas en Londres y Edimburgo respectivamente, con el objetivo de mejorar su inglés. Además, en el curso 2012-2013 estuvo de Erasmus en Cergy-Pontoise, una ciudad cerca de París.

– ¿Cómo es la ciudad en la que vives?
– Nijmegen es fundamentalmente una ciudad muy volcada a su universidad. Por lo tanto, hay mucho estudiante y ambiente joven. Es una ciudad más o menos grande, con muchos parques y zonas verdes. El río Waal cruza la ciudad y le da mucha vida a la ciudad, pues en verano los bares colindantes están llenos y la gente suele bañarse en él. Como en toda ciudad holandesa, la mayoría de gente se mueve en bicicleta, lo cual pienso que es un gran avance.




– ¿Cómo es vivir ahí? ¿Es muy diferente a España? ¿Y los habitantes?
– Bueno, siempre digo que los aspectos comunes son mayores que las cosas que nos diferencian. La mayoría de sus habitantes me parecen personas muy cercanas y simpáticas, con un altísimo nivel de inglés, lo cual me llama mucho la atención. Incluso personas mayores tienen un buen nivel de inglés, lo cual es realmente raro de encontrar en España. Nijmegen, aun sin ser Amsterdam, es una ciudad más cara que Madrid, por ejemplo. Hacer la compra y el transporte es realmente caro. El invierno es realmente duro por aquí, pero ahora durante el verano las temperaturas son muy cálidas y siempre hay mucha vida por la calle.

Nijmegen (Nimega​​ en español) es una ciudad y un municipio de los Países Bajos, la mayor ciudad de la provincia de Güeldres, localizada al este del país y muy próxima a la frontera con Alemania.

– ¿Por qué decidiste irte fuera?
– Cuando haces un doctorado, es muy recomendable realizar estancias en otros laboratorios para conocer nuevas técnicas y protocolos, nuevos métodos de análisis de datos y establecer contactos para futuras colaboraciones. Además, te da más puntos a la hora de acreditarte como profesor universitario.




– ¿Cuál es tu lugar favorito de allí?
– Siempre paso mucho tiempo en el río, bañándome con mis amigos o tomando cervezas en la orilla.

– Cuéntanos alguna anécdota que te haya ocurrido durante tu estancia.
– Bueno, con la bicicleta tengo muchas anécdotas. Soy una persona un poco patosa y una vez iba por el centro de la ciudad con la bicicleta y me caí. Estaba tan absorto en la caída que no me di cuenta de nada de lo que pasaba a mi alrededor. Cuando me levanté tenía a unas 20 personas a mi alrededor preguntándome que si estaba bien y que si quería llamar a una ambulancia.

– ¿Cuáles son los principales obstáculos que has tenido que superar en este tiempo?
– Pues cuando llegué aquí no conocía a nadie y durante los primeros días me sentía un poco solo, y me iba solo a descubrir y a perderme por la ciudad. Hacía tiempo que no practicaba el inglés con frecuencia por lo que también me costó un poco volver a ponerlo en funcionamiento con fluidez. Además, empezar en un trabajo nuevo también supone un poco de estrés al principio.

– ¿Cuál era tu nivel de idiomas cuando saliste de España?
– Yo siempre he tenido bastante buen nivel de inglés, que es el idioma con el que me comunico aquí, porque de neerlandés no tengo ni idea, aunque ya he aprendido alguna palabra. Sin embargo, cuando llegué aquí lo tenía un poco oxidado y he tenido que ir recuperando el nivel poco a poco.

– ¿Cuál es tu balance de la experiencia?
– Muy muy positiva. He conocido mucha gente diferente, de todas partes del mundo. Esta experiencia me ha servido para conocer un sitio de trabajo nuevo y aprender nuevas técnicas. En algunos momentos mi estancia aquí ha sido un poco dura porque me he venido prácticamente solo, no conocía a nadie aquí, pero la verdad que ya he encontrado mi hueco y mis amigos. Todo esto me ha ayudado a conocerme mejor como persona y a salir de mi zona de confort.

Actualmente está Nijmegen, Holanda,  realizando estancia en este laboratorios para conocer nuevas técnicas y protocolos.

–  ¿Cuáles son tus planes?
– En septiembre vuelvo a Madrid a terminar mi tesis doctoral, y luego tendré que hacer un post-doc, pero aún no tengo claro dónde. Siempre quería continuar viviendo en Madrid pero ahora que estoy en el extranjero he visto muchas cosas positivas y estoy planteándome volver al extranjero.

– ¿Piensas volver a Sevilla en breve?
– Siempre vuelvo por vacaciones, en Navidad o Semana Santa , para ver a mi familia y a mis amigos. Sin embargo, no me planteo volver definitivamente a Utrera. Creo que se me queda un poco pequeño ya.

– ¿Qué es lo que más echas de menos de tu tierra?
– Sinceramente, aunque suene a tópico, a mi familia y a mis amigos de siempre.

– ¿Recomiendas a todo el mundo que viva un tiempo fuera de España?
– Por supuesto. Me parece una experiencia que para algunas personas puede ser más positiva que para otras, pero creo que al final se trata de un aprendizaje, y el aprendizaje nunca puede ser malo.

Para terminar: un mensaje a los sevillanos.
¡Aunque tengamos la ciudad más bonita del mundo, os invito a todos a salir y a darle una oportunidad al extranjero!



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.