Pedrera, el pueblo sevillano que reparte tortas a media España

Son tortas de manteca, que se elaboran a mano de principio a fin en su obrador, en la calle Primera de Mayo.

El producto se elabora de forma artesanal, igual que hace décadas.

Fermín Cabanillas. La casa de Pedro y Santiago en la localidad sevillana de Pedrera no es una casa cualquiera. Allí se producen unas 1.800 unidades diarias de las tortas que han hecho de este manjar una seña de identidad de este pueblo de poco más de 5.000 habitantes. 

Pedro y Santiago Luna Aranda están al frente de todo el equipo que trabaja en la empresa, desde que se comienza a elaborar la masa hasta que consumidores de varios puntos de España abren el plástico que las protege para disfrutarlas.

Los dos explican de entrada que no se trata de dulces, ya que son tortas de manteca, que se elaboran a mano de principio a fin en su obrador, en la calle Primera de Mayo.




Todo se hace en base a una perfecta coreografía de toda la plantilla de la casa amasando la bola de manteca de cerco que se coloca entre las láminas de papel que, posteriormente, se deja reposar tranquilamente, como todas esas cosas que hay que hacer en esta vida sin prisas, para que el producto entre con toda perfección en el horno aún de madrugada.

En ese momento, el olor a ajonjolí inunda el obrador, como preludio de que este producto está a punto de salir a la calle. Y sale, y no sólo a la calle de este pueblo, sino a las calles de varios sitios merced a la mensajería, ya que es un producto que se mantiene sin problemas varios días, y aguanta bien el transporte.




Sus productos se colocan en todo la zona a 50 kilómetros a la redonda de Pedrera cada día. Aunque el destino de sus paquetes de tortas es más diverso que eso. “Estas que estamos empaquetando ahora mismo van para Madrid y Barcelona”, explica mientras cierran y precintan un paquete recién terminado”, a la par que cita que una furgoneta viaja cada mañana con las tortas recién hechas a los pueblos más cercanos.

Desde la fábrica situada en el centro del pueblo se vende a muchos destinos.

No tiene fechas. Se pueden consumir durante todo el año, porque no están sujetas a épocas concretas, como las torrijas o los roscones de Reyes. Aunque, eso sí, “tenemos épocas más fuertes a la hora de fomentar la producción, como cuando llega la época de ir al colegio”, cuando este producto se convierte en una referencia para el desayuno en centenares de viviendas.

Otra cosa es la forma en que cada persona disfrute el producto, que ya forma parte de las apetencias personales de cada persona.

En la cercana cafetería de Ana la ponen directamente en el tostador, y la sirven como si fuese una tostada más de su oferta de cada día. De todas formas, es un producto que permite al consumidor pararse a pensarlo poco a poco, porque se puede congelar, y una vez descongelado tirar de la imaginación de cada uno para saborearlo.

Obviamente, las tortas tuvieron un inicio, el de la primera generación de la empresa en los albores del siglo XX. La receta es la misma, intocable, como si modificar algo el papel inicial o cambiar su forma coreográfica de prepararla pudiese alterar su sabor o su enorme repercusión en la economía y el nombre del pueblo.



4 Responses to "Pedrera, el pueblo sevillano que reparte tortas a media España"

  1. Prudencio   14 marzo 2019 at 9:59 pm

    donde las puedo encontrar en sabadell barcelona

    Responder
  2. Rosa carrasco   16 marzo 2019 at 1:17 pm

    Están buenísimas , nosotros hemos ido muchísimos años al obrador a comprar
    Dónde podrías comprarla en Sevilla?

    Responder
  3. rafael Alvarez corona   17 marzo 2019 at 1:21 am

    Están,deliciosas,José dónde comprarlas por madrid

    Responder
  4. productos pedro-santiago   18 marzo 2019 at 2:29 pm

    Llama al 954819185

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.