Tusam

Procavi y el Centro de Interpretación Arqueológica Lagar de Osset, VI Premios ‘Turismo Industrial Provincia de Sevilla’

Han recibido el galardón que concede la Diputación de Sevilla en sus modalidades de “Industria Viva” y “Patrimonio Industrial”.

Foto de familia con los premiados y participantes en el acto de entrega de galardones.

Redacción. La empresa cárnica Procavi, de Marchena, y el Centro de Interpretación Arqueológica Lagar de Osset, de San Juan de Aznalfarache, se han alzado con los VI Premios “Turismo Industrial Provincia de Sevilla” en sus modalidades de “Industria Viva” y “Patrimonio Industrial”, respectivamente. El presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, ha presidido la entrega de estos galardones honoríficos, que concede la institución provincial, en el transcurso de un acto en el que también han participado el presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES), Miguel Rus Palacios, y la presidenta de la Fundación Patrimonio Industrial de Andalucía (FUPIA), Inés Durán Montero.

En su intervención, Rodríguez Villalobos se refirió al reconocimiento que estos premios quieren rendir a la labor de organismos y empresas que “contribuyen a fomentar y consolidar una actividad turística tan ligada a las raíces culturales y económicas de nuestra provincia”. Tras señalar “el momento emergente” que vive el segmento de la actividad turística cultural, en el cual se inscribe el Turismo Industrial, se centró en este último para destacar las ventajas de una propuesta que “permite romper la estacionalidad, dinamizar las economías locales y atraer a un viajero con un gasto medio superior al del visitante cultural tradicional”.

Villalobos aludió al “abanico de posibilidades, tan amplio como variado”, que, dentro de este ámbito, ofrece la Red provincial de Turismo Industrial, integrada actualmente por 150 empresas de 56 municipios sevillanos. En ella, el sector con mayor representación es el agroalimentario, “el gran protagonista”, con 88 empresas del total, siendo notable igualmente la presencia de la artesanía, el patrimonio industrial cultural, el sector de la energía y la industria, así como el ganadero.




El presidente de la CES, Miguel Rus, subrayó, por su parte, el “enorme futuro” que tiene ante sí el Turismo Industrial. Según indicó, “supone una apertura de la empresa y la posibilidad de compartir su historia y su futuro, mejorar la imagen de marca, promocionarse o abrir nuevas líneas de comercialización. Desde la CES –añadió-, impulsamos esa nueva forma de hacer empresa, de comprometernos con nuestro entorno, de potenciar lo que tenemos, sacando partido y valorando, en definitiva, lo que hemos tenido y lo que seguimos manteniendo”.

La entrega del VI Premio “Turismo Industrial Provincia de Sevilla” ha tenido lugar en la Casa de la Provincia, al término de una jornada, organizada en colaboración con la FUPIA, en la que se han presentado las actas del II Congreso Internacional de Patrimonio Industrial y Obra Pública, celebrado el pasado mes de octubre en Alcalá de Guadaíra.




El jurado. El jurado de esta sexta edición ha estado presidido por Agripina Cabello, presidenta del Consejo de Administración de Prodetur, y junto a ella han formado parte del mismo Rafael Periáñez, profesor titular de la Facultad de Turismo y Finanza de la Universidad de Sevilla; Manuel Cornax, presidente de la comisión de Turismo de la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES); Juan Román, presidente de la comisión de Industria de la CES; Inés Durán, presidenta de la FUPIA; y Amador Sánchez, gerente de Prodetur, en calidad de secretario.

Tras constatar “el alto nivel” de las once candidaturas presentadas, “propuestas innovadoras y originales que, sin duda, diversifican y revalorizan nuestro destino”, el jurado ha acordado conceder el VI Premio “Turismo Industrial Provincia de Sevilla” al Centro de Interpretación Arqueológica Lagar de Osset, de San Juan de Aznalfarache, en la modalidad de “Patrimonio Industrial”; y a la empresa cárnica Procavi, de Marchena, en la modalidad de “Industria Viva”.

Los premiados. En el primer caso, el centro de interpretación sanjuanero acoge importantes restos arqueológicos de los periodos turdetano, romano y almohade, vinculados a la historia de esta localidad, en un edificio de diseño contemporáneo, del arquitecto Antonio Campos Alcaide. El respeto por los vestigios del pasado dota al conjunto de unas características que lo hacen único por su antigüedad, el perfecto estado de conservación de todos los procesos productivos del vino y su carácter rupestre, teniendo en cuenta que, en época romana, este enclave era un oppidum (ciudad amurallada independiente) que acuñaba moneda propia y vivía de la producción y exportación de vino por todo el Mediterráneo.

Con visitas adaptadas a diferentes perfiles de público (escolares, colectivos especializados, asociaciones, visitas en inglés y en lenguaje de signos), entre las curiosidades que pueden contemplarse destacan los restos de un lagar de vino del siglo III a. de C., así como vestigios del urbanismo de la antigua Osset Iulia Constantia y una singular colección de monedas. Hay que reseñar también la difusión de este bien patrimonial con la creación de la marca “Lagar de Osset” y el lanzamiento de vinos inspirados en los caldos antiguos.

Por lo que respecta a la empresa cárnica Procavi, de Marchena, inició su actividad en 2002 y es una de las compañías líderes europeas en la producción de carne de pavo. Integrada en el holding agroalimentario e inversor “Grupo Fuertes”, con más de 2.000 trabajadores entre puestos directos e indirectos, desarrolla su actividad empresarial de forma simultánea a su defensa de los valores medioambientales.

En 2015, se creó el proyecto “Conoce Procavi”, con el objetivo de mostrar la empresa y sus procesos productivos a diferentes sectores de la población. Así, se ofrecen dos tipos de visitas según el perfil: de carácter especializado a nivel técnico y profesional; y visitas dirigidas al público general, existiendo también otras adaptadas a personas con discapacidad, así como personal técnico formado para el lenguaje de signos.

Las visitas suelen tener un horario de 4 horas y comienzan en el salón de actos, donde se presenta la empresa, se muestra un vídeo corporativo y se entrega el material específico para el posterior recorrido por las diferentes áreas de esta compañía.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.