Procesión extraordinaria de la Virgen de las Aguas del Museo

La misa y la procesión serán el broche a la Misión Evangelizadora puesta en curso el pasado año..

0
26

Redacción. María Santísima de las Aguas, de la Hermandad del Museo, sale hoy en una procesión extraordinaria con motivo del 250 aniversario de su imagen. La Dolorosa, obra de Cristóbal Ramos en 1772, presidirá en su paso de palio una misa estacional en la Plaza del Museo, a las 18:00, oficiada por el arzobispo de Sevilla, José Ángel Saiz Meneses, en un altar efímero que se ha instalado en la explanada contigua a su capilla.

La citada cofradía viene conmemorando esta efeméride desde hace meses, desarrollando una agenda de actos y cultos extraordinarios. La misa y la procesión serán el broche a la Misión Evangelizadora puesta en curso el pasado año.

Dentro de esta Misión Evangelizadora, y en alusión a la advocación de esta Dolorosa, patrona de Emasesa desde 1998, la corporación del Museo ha proyectado la ejecución diez pozos de agua potable en zonas rurales de Zambia, a través del proyecto denominado «Aguas de vida», en colaboración con Manos Unidas, abasteciendo a 6.500 personas.

En el mes de diciembre tendrá lugar un triduo con especial solemnidad en la Parroquia de San Vicente, donde tienen sede las hermandades de las Penas y las Siete Palabras, además de un besamanos extraordinario en el mismo templo.

Recorrido

A partir de las 20:45 comenzará la procesión, dando la vuelta a la Plaza del Museo para continuar por el siguiente recorrido: Alfonso XII, San Vicente, Cardenal Cisneros, Jesús de la Vera Cruz, Baños, Goles, Puerta Real, San Laureano, Marqués de Paradas, Pedro del Toro, Bailén, Miguel Carvajal y Plaza del Museo, teniendo prevista su entrada a las 1:00.

Estrenos

Portará sus primitivas manos para esta ocasión tan especial, realizadas en barro cocido por el escultor Cristóbal Ramos, en 1772, en lugar de las actuales, que son obra de Antonio Infantes Reina, en 1922.

Para su tocado se ha empleado una mantilla donada por Gonzalo Fernández, en lugar del tradicional tul blanco; en su parte frontal luce un encaje de Bruselas, del siglo XIX; finalmente, a su espalda porta una mantilla del mismo siglo, donada por Dolores Mejías Guerra, viuda de Mariano Bellver y camarera de honor.

Además, la Virgen de las Aguas estrena la nueva saya, diseñada y ejecutada en el taller de Manuel Soleano para esta efeméride.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here