Turismo de Industrial

Rápida actuación para detectar el origen del brote de listeriosis y paralizar la producción del producto contaminado

El Laboratorio Municipal sigue aún realizando analíticas y las veterinarias municipales vigilan los trabajos de desinfección en la empresa fabricante de carne mechada.

Instalaciones del Laboratorio Municipal del Ayuntamiento de Sevilla. / Foto: Archivo.

Redacción. El Laboratorio Municipal y el Servicio de Consumo del Ayuntamiento, a través de su Inspección Sanitaria, siempre en estrecha colaboración con los profesionales de la Delegación Territorial de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en Sevilla, han sido los encargados desde el pasado fin de semana de efectuar las analíticas de las muestras de carne mechada en las que se ha detectado la presencia de la bacteria listeria monocytogenes, así como del control veterinario, la paralización de la industria y la vigilancia de la labor de desinfección que en estos momentos ejecuta la empresa.

“Todo este esfuerzo municipal se ha realizado de manera gratuita, como fruto de la colaboración de hace ya muchos años con la Delegación Territorial de Salud a través de un convenio que pone al servicio las instalaciones del Laboratorio Municipal, que para la Consejería de Salud es también laboratorio de referencia para este tipo de alertas sanitarias en toda la provincia, y nuestros profesionales. Esta actuación ha sido muy rápida y efectiva”, según ha comentado Juan Manuel Flores, delegado del Área de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, a la que está adscrito el Laboratorio Municipal.

“Se ha comprobado que el sistema de detección y alerta funciona”, ha remarcado el delegado, quien ha realizado un llamamiento a la tranquilidad a la ciudadanía, dado que la industria fabricante de los lotes de carne mechada que fueron el origen de los brotes de listeriosis tiene paralizada la cadena de producción de este producto por orden municipal”, según Flores.




Las inspectoras veterinarias de la Delegación de Economía, Comercio, Relaciones con la Comunidad Universitaria y Área Metropolitana del Ayuntamiento de Sevilla se personaron en la industria, sita en un polígono industrial de la capital hispalense, tras las sospechas de la Delegación Territorial de Salud de que el problema podría sanitario proceder de una carne producida y distribuida por la empresa con sede en Sevilla. “Los veterinarios municipales pararon la producción y la distribución de la carne inmediatamente, y en estos momentos se vigilan los trabajos de desinfección de toda la industria”, según ha explicado Francisco Páez, titular de esta área del Ayuntamiento.

Francisco Páez ha destacado la coordinación de las inspectoras veterinarias con el Laboratorio Municipal, que sigue trabajando en las analíticas, “y todo, a su vez, con los profesionales de la Delegación Territorial de Salud de la Junta, en un ejemplo de colaboración entre los profesionales de ambas administraciones, que creemos que ha sido fundamental para la rapidez y el control de los brotes de listeriosis, evitando que más producción contaminada llegue al mercado”.






Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.