Rebeca Grynspan, Medalla de Oro de la Universidad Internacional de Andalucía

Considerada una de las 100 mujeres más influyentes de Centroamérica, destaca por su carrera académica y la forja de alianzas para el impulso del Espacio Iberoamericano del Conocimiento.

0
48

Redacción. La Universidad Internacional de Andalucía celebró el viernes 3 de septiembre el acto de imposición de su Medalla de Oro a Rebeca Grynspan, responsable de la Secretaría General Iberoamericana y nueva secretaria general de la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD).

Considerada por la revista Forbes como una de las 100 mujeres más influyentes de Centroamérica, la UNIA le otorga este galardón como reconocimiento a su carrera académica, su compromiso con el desarrollo y los derechos humanos, así como su papel clave en el impulso del Espacio Iberoamericano del Conocimiento.

En este sentido, Rebeca Grynspan ha afirmado recibir la medalla “como voto de respaldo a las causas que he defendido a lo largo de toda mi carrera profesional: el combate contra la pobreza y las desigualdades, la búsqueda del desarrollo humano, la promoción del multilateralismo, el diálogo, la cooperación y la paz”. “Estos valores”, ha señalado “son también los del espacio iberoamericano, y por eso me enorgullece representarlo y que sea parte activa de mi identidad”.

Cooperación iberoamericana

La también ex secretaria general adjunta de la ONU ha tenido palabras especiales hacia la Internacional de Andalucía, “porque nos reconocemos también en nuestro compromiso con la cooperación iberoamericana”. Así, ha subrayado, “no tengo dudas que la trayectoria iberoamericana de esta universidad la permitirá ser una aliada importante, ahora y en el porvenir, para estrechar aún más los vínculos entre ambas orillas del Atlántico, una labor fundamental en los desafiantes tiempos que corren”.

Durante su intervención, el rector José Ignacio García ha destacado “su incansable trabajo en la construcción de un mundo mejor, por inspirarnos a todos en la búsqueda del bien común, por su legado de alianzas y redes, en el que, sin duda, seguiremos profundizando desde la comunidad universitaria andaluza”.

En un “tiempo de alianzas, de cooperación entre regiones”, el rector ha puesto en valor la aportación de Rebeca Grynspan a los proyectos “de ida y vuelta, desde Andalucía hacia América Latina y viceversa” en los que ha participado la UNIA. Así, ha destacado los programas de movilidad o el Observatorio Iberoamericano de Sostenibilidad y Cambio Climático, ubicado en la Sede de La Rábida, donde la institución quiere “seguir siendo, con más énfasis si cabe, un sustento académico”.

Equidad de género y el desarrollo sostenible

En sus palabras, García ha resaltado el compromiso de las universidades andaluzas con el Espacio Iberoamericano del Conocimiento, a través de colectivos como el Grupo La Rábida, liderado por la propia UNIA, o la asociación de posgrado AUIP. Dos entes que “han permitido en los últimos cuatro años el fomento de convenios de cooperación universitaria” de los que se han podido beneficiar casi 800 egresados latinoamericanos y 1.200 investigadores y personal de administración.

Por último, el consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco, ha clausurado el acto agradeciendo la “valiosa” aportación de Grynspan a la cooperación entre Andalucía e Iberoamérica en campos tan relevantes como la educación, la cohesión social y la cultura, al tiempo que ha reconocido su lucha contra la pobreza y su trabajo a favor de la equidad de género y el desarrollo sostenible.

Rebeca Grynspan

Rebeca Grynspan nació en San José, Costa Rica, en 1955. Cursó estudios de economía y sociología en la Universidad Hebrea de Jerusalén, de Licenciatura en Economía de la Universidad de Costa Rica, y de Master en Economía de la Universidad de Sussex.

Ha desarrollado carrera política en su país de origen, donde fue ministra de Vivienda, ministra coordinadora de Asuntos Económicos y Sociales, y viceministra de Finanzas, para culminarla como vicepresidenta de Costa Rica (1994- 1998).

A nivel internacional, ha sido miembro del Panel de Alto Nivel sobre Financiación para el Desarrollo y delegada de Naciones Unidas en la Comisión para la Reconstrucción de Haití. En 2010 fue elegida secretaria general adjunta de la ONU y administradora asociada del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Entre 2006 y 2010 fue directora regional para América Latina y el Caribe del PNUD.

Desde 2014 es secretaria general de la Secretaría General Iberoamericana, hasta su incorporación en septiembre de 2021 como secretaria general de la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo.

Ha recibido notables reconocimientos a su trabajo y su valía personal. Ostenta varios Doctorados “Honoris Causa” por la Universidad de Salamanca, la Universidad de Extremadura y la Universidad Europea. El Gobierno de España le concedió la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X El Sabio en el año 2017.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here