Reordenan la circulación de la calle Conde de Osborne de Santa Clara para mejorar la accesibilidad y la seguridad vial

El Área de Movilidad ha acometido la reordenación de los espacios en calzada mediante la delimitación de los mismos con el repintado de las señales de tráfico horizontales, ordenando el aparcamiento en la vía, que continuará siendo de doble sentido, con el fin de que los vehículos no estacionen a los dos lados de la calzada.

0
233
Santa Clara.

Redacción. El Ayuntamiento de Sevilla, en coordinación con el Distrito San Pablo-Santa Justa y Lipasam, ha acometido la reordenación de la circulación de la calle Conde de Osborne situada en la barriada de Santa Clara con el objetivo de beneficiar la movilidad en la zona a través de la mejora de la accesibilidad y de la seguridad vial.

Dicha actuación forma parte de un conjunto de trabajos que se inició en campañas anteriores de reordenación de la circulación en diversas calles de la barriada mediante la delimitación con marcas viales de los espacios reservados para cada uso (estacionamiento, circulación, etcétera), reubicación de contenedores de basura, declaración de la zona como Zona 20 con prioridad al peatón en calzada y limitación de velocidad, de la mano de los representantes de los vecinos del barrio, por ordenar la circulación de las calles del mismo, que presenta un entramado complejo de vías de escasa sección donde resulta necesario compatibilizar los distintos usos y espacios disponibles para el correcto desarrollo en condiciones de seguridad de las distintas actividades y usos necesarios en la misma.

Dentro de esta intervención, se han delimitado mediante marcas viales los espacios destinados a estacionamiento y a los carriles de circulación y se ha renovado el conjunto de la señalización horizontal de la zona de actuación. Así no se producirá circulación en zigzag como consecuencia de la existencia de vehículos estacionados de forma aleatoria a ambos lados de la calle.

Lipasam

Igualmente, se ha procedido a la reubicación dentro de dichas zonas de los contenedores de Lipasam para evitar que los mismos quedasen ubicados dentro de zonas destinadas a la circulación, generando los espacios de forma clara e intuitiva, destinados a cada uno de los usos de la vía.

Esta actuación se ha acompañado de otro conjunto de actuaciones solicitadas por los vecinos como el refuerzo de la señalización vertical de limitación de la velocidad, la reposición o reubicación de otras señales de tráfico existentes para la mejora de su visibilidad o que habían resultado dañadas, así como la reordenación de los accesos a Jardín 27 desde la calle Antioquía, que requería de diversas mejoras debido a su ubicación en curva y los movimientos de incorporación requeridos a la vía principal, habiéndose alcanzado con las diversas actuaciones llevadas a cabo unos niveles de seguridad en las maniobras muy superiores a los existentes anteriormente, además de un calmado de tráfico efectivo en las inmediaciones del mismo.

Otra batería de medidas en materia de seguridad vial

Asimismo, se ha llevado a cabo otra batería de medidas en materia de seguridad vial, entre ellas el empleo de pintura especial antideslizante que evite accidentes, sobre todo entre motoristas y ciclistas, y el uso de marcas de zonas de visibilidad para el peatón en aquellos pasos de peatones sin semáforos que no dispongan de dársena adelantada para los viandantes.

El delegado de Gobernación y Fiestas Mayores y responsable del Área de Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, ha supervisado esta semana la actuación y ha destacado que “esta actuación mejora la seguridad vial en el entorno, tanto para conductores como para peatones”, al tiempo que ha señalado que desde el Gobierno municipal “seguiremos en la línea de trabajar de la mano de los Distritos y las entidades vecinales para mejorar la movilidad en los barrios de la ciudad”.

La amplia intervención sobre la señalización tanto horizontal como vertical en el conjunto de la ciudad de Sevilla se incluye en el actual contrato para el mantenimiento, la renovación y ampliación de la señalización y balizamiento –que contó con un presupuesto de 10 millones de euros–.

Inspección inicial de todos los viarios de la ciudad por áreas de actuación

En cuestiones de marcas viales contempla una serie de medidas preventivas para tratar de reducir al máximo las actuaciones correctivas. Se llevó a cabo una inspección inicial de todos los viarios de la ciudad por áreas de actuación. A partir de ahí, se elaboró la planificación de repintado por distritos y barrios, actuando de lleno y de manera masiva no sólo en las arterias principales, sino también en sus calles internas, como se ha realizado en la barriada de Santa Clara del Distrito San Pablo-Santa Justa.

Esta actuación se suma a otras realizadas en el barrio y su entorno, con inversiones por un importe superior a los 600.000 euros que afectan a reurbanizaciones de calles, accesibilidad universal, reformas en la iluminación o mejoras en equipamientos educativos. Estas actuaciones se enmarcan en una estrategia que fue abordada con los vecinos y vecinas de la zona. En este sentido, la principal obra ha afectado a la calle Carabela la Pinta, con una inversión de 330.000 euros y que ha supuesto una transformación completa de esta vía. Además, el Ayuntamiento de Sevilla trabaja en un proyecto para habilitar itinerarios escolares accesibles en la barriada de Santa Clara.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here