Salud impulsa una campaña dirigida a incrementar el conocimiento de los sevillanos sobre el Ictus

0
74
clinica santa isabel
La actividad, de dos días de duración, se lleva a cabo junto a la Seta, en la plaza de la Encarnación, con un horario de 11 a 20 horas.

Redacción. La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias y la delegación de Salud y Familias junto a la Sociedad Española de Neurología, las asociaciones Freno al Ictus, Daño Cerebral, el ayuntamiento de Sevilla, y la fundación Mapfre han puesto en marcha una campaña bajo el lema Ictus: Evita, aprende, actúa. A través de audiovisuales, mimos y consejos de profesionales expertos del 061, la ciudadanía sevillana, colectivos sociales y asociaciones de pacientes, podrán conocer cómo actuar ante una patología tiempo dependiente muy frecuente.

Según la Organización Mundial de la Salud el ictus representa la segunda causa global de mortalidad a nivel mundial y en España, es la primera causa de discapacidad grave en la edad adulta, produciéndose un nuevo caso cada 6 minutos y una muerte por esta causa cada 14 minutos. En Andalucía se producen alrededor de 18.000 nuevos casos cada año. A pesar de que los tratamientos de reperfusión pueden curar a muchos pacientes, sigue siendo una enfermedad con una mortalidad elevada, y una tercera parte de los supervivientes quedará con secuelas importantes.

La delegada de Salud y Familias, Regina Serrano, ha visitado la actividad acompañada por el director de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061 en Sevilla, Francisco Bonilla, por el coordinador del Plan Andaluz de Atención al Ictus de la Consejería de Salud y Familias y Jefe del Servicio de Neurología del Hospital Macarena, Joan Montaner, por el teniente de alcalde, delegado del Área de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Manuel Flores y el responsable de la campaña de Fundación MAPFRE, Oscar Picazo. Esta iniciativa destaca por una llamativa carpa que simula un cerebro y que cuenta con la colaboración de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061, que ha mostrado a los visitantes las actuaciones que un equipo de emergencias tendría que llevar a cabo ante un paciente con esta patología.

La actividad, de dos días de duración, se lleva a cabo junto a la Seta, en la plaza de la Encarnación, con un horario de 11 a 20 horas. Los sevillanos podrán descubrir lo que es un ictus en la carpa hinchable en semiesfera que imita la forma de un cerebro. A la salida los visitantes recibirán una tarjeta “rasca y gana” que ayuda a reforzar el mensaje sobre la importancia de prevenir factores de riesgos, aprender a detectarlo y actuar con rapidez contra el ictus.

Tras concienciar a los asistentes de la alta incidencia del ictus, el objetivo es hacerles más conscientes de la importancia de actuar a tiempo y saber detectar los síntomas. Un mimo mostrará a los visitantes cómo identificar los síntomas, la importancia de alertar con rapidez al 061, indicar que es un Código Ictus y cómo ayudar mientras llegan los equipos de emergencias. Según la delegada de Salud y Familias, “existe una ventana de tiempo de 6 horas en la que podemos dar una oportunidad al cerebro llevando a cabo las actuaciones que marcan los protocolos y reducir las posibles secuelas del ictus, porque en esta patología, el tiempo es cerebro”.

El ictus está ocasionado por una interrupción del flujo de sangre en el cerebro, en muchos casos debido a un coágulo. Estos ictus isquémicos se pueden beneficiar de un tratamiento farmacológico, y en los casos más complicados requiere un cateterismo para romper el trombo. “El ictus es una de las patologías tiempo dependientes, porque su pronóstico va a depender del tiempo que se tarde en administrar el tratamiento adecuado. Es por ello que el reconocimiento temprano de los síntomas y el contacto inmediato con los servicios de emergencias va a favorecer un mejor pronóstico”, según ha manifestado Francisco Bonilla, director del servicio provincial de EPES 061 en Sevilla.

La rápida administración de los fármacos indicados, tras la aparición de los síntomas, pueden recuperar el riego sanguíneo y disminuir las secuelas en un buen porcentaje de casos. Este tratamiento está disponible en los centros hospitalarios de referencia y su eficacia es de cerca del 50%. No obstante, esta eficacia va ligada a la rapidez de administración, por lo que es fundamental que la ciudadanía conozca cuáles son los principales síntomas de alerta ante los que alertar al 061.

La atención a esta patología requiere de un abordaje multidisciplinar que comienza, habitualmente, con los servicios de emergencias extrahospitalarios, coordinados por el servicio de Urgencias y Emergencias del 061, cuyos profesionales están entrenados para detectar síntomas a través de la entrevista telefónica. El objetivo es activar la cadena asistencial del hospital al que se trasladará al paciente y donde el neurólogo estará esperando para realizar las pruebas que confirmen el ictus y para administrar el tratamiento lo más rápido posible.

Los centros coordinadores de urgencias y emergencias del 061, donde se gestionan todas las peticiones de asistencia urgente en Andalucía, activan un sistema de alerta inmediata a los centros hospitalarios de referencia, denominado Código Ictus, en aquellos casos en los que está indicado la aplicación de un tratamiento fibrinolítico (endovenoso o intraarterial) en los centros sanitarios.

Esta medida terapéutica debe aplicarse dentro de las cuatro horas y media o seis horas desde el inicio de los síntomas dependiendo de cada caso y sólo en aquellos para los que está indicada. El centro coordinador de urgencias y emergencias de 061 en Sevilla ha recibido de enero a septiembre de este año 2.882 solicitudes de asistencia clasificadas como posibles ictus, unas 320 peticiones mensuales. Una cifra que está en línea con las recibidas por este motivo durante el año pasado (338,5 peticiones mensuales), un total de 4.062 peticiones anuales. De las demandas de asistencias recibidas en el centro coordinador sevillano en este año, han requerido la atención de los equipos de urgencias y emergencias de la provincia un total de 1.306 personas, activándose el Código Ictus en el 34,2% de los casos.

Cómo detectar un Ictus
El acceso rápido y eficaz al sistema integral de emergencias puede salvar la vida a la persona que sufra un ictus. Por este motivo, es importante que los pacientes alerten a los servicios de emergencias del 061 ante los primeros síntomas.

El ictus es una patología cerebrovascular consistente en una pérdida de la función cerebral de naturaleza no traumática que se desarrolla de forma muy rápida por la falta de aporte sanguíneo al cerebro. Los síntomas son, entre otros, la pérdida de fuerza en medio cuerpo, dificultades en el habla, la pérdida de fuerza en un brazo o pierna, parálisis de un lado de la cara o la pérdida súbita de visión. Ante esta situación, no mover al paciente, y alertar al servicio de emergencias pueden ayudar a reducir la mortalidad y mejorar la recuperación del paciente.

En cuanto a la prevención tras el ictus, hay que añadir que existen medidas como los antitrombóticos, anticoagulantes, terapia endovascular y el control de los factores de riesgo vascular que han demostrado eficacia en la prevención de nuevos episodios. De hecho, más del 50% de pacientes con ictus son hipertensos y el control de la presión arterial puede disminuir más del 40% el riesgo de padecer un nuevo ictus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here