Sevilla es la segunda ciudad donde se muestra la realidad virtual del Thyssen

0
41
Para poder apreciarla, las personas deberán hacer una reserva gratuita a través de la página web: www.entrarenelcuadro.com o asistir al Rectorado en horario de 10.00 a 20.00 horas. / Foto: Adriana Ciccaglione
clinica santa isabel
La experiencia será única para cada uno de los visitantes. En el rectorado de la US se encuentran 4 carpas en las que se puede vivir esta experiancia. / Foto: Adriana Ciccaglione

Adriana Ciccaglione. Dos jóvenes le colocarán unas gafas súper grandes, que cubren por lo menos la mitad del rostro, se las ajustarán y luego le pedirán que vea un círculo en el piso. Cuando usted coloque los pies en la flecha comienza la emoción, que tiene nombre y apellido: Entrar en el cuadro. Y es eso lo que precisamente las personas podrán realizar hasta este viernes 18 de enero, en la sede del Rectorado de la Universidad de Sevilla (US), donde están dispuestas cuatro carpas y la tecnología de la realidad virtual para una experiencia inolvidable.

Lo primero que podrán observar es Los prados de Auvers pintados por Vincent Van Gogh, ver el trigo, ese cielo azul tan característico del autor neerlandés. Pero si sale del cuadro, y observa a sus lados, estará en la sala de exposiciones del Museo Nacional Thyssen Bornemisza.

Para poder apreciarla, las personas deberán hacer una reserva gratuita a través de la página web: www.entrarenelcuadro.com o asistir al Rectorado en horario de 10.00 a 20.00 horas.

El director gerente del Museo Nacional Thyssen Bornemisza, Evelio Acevedo comentó sobre la iniciativa de traer la propuesta a la capital andaluza, “estamos encantados de venir a Sevilla, es la segunda ciudad donde mostramos tres obras de nuestra colección. Es una inmersión, hemos conseguido un producto de realidad virtual con muy buena calidad”.

Qué se espera de los museos en el Siglo XXI, no puede ser un espacio aislado ni sólo albergar obras de arte. Debe ser una institución más viva que nunca y estar más próximo a las necesidades de la gente. Estamos llamados a la transmisión de conocimientos. Una colección de arte como la nuestra es una gran lección de historia. Esa preocupación la compartimos con Endesa y hoy agradezco al rector de la Universidad de Sevilla por abrir las puertas a esta propuesta”, añadió.

También enfatizó que aproximar y sacar el arte del museo es una prioridad, y la tecnología es una herramienta formidable para ello.

Las tres obras elegidas para esta realidad virtual que se muestra desde el Rectorado son: Los prados de Auvers pintados (Vincent Van Gogh); las calles de Nueva York de Mondrian y un bodegón holandés del Siglo XVII.

 

Alberto Fernández, director general de Comunicación de Endesa; Miguel Ángel Castro, rector de la Universidad de Sevilla (US) y Evelio Acevedo director gerente del Museo Nacional Thyssen Bornemisza unieron esfuerzos para compartir esta iniciativa. / Foto: Adriana Ciccaglione.

Unión en pro del arte. Por su parte Miguel Ángel Castro, rector de la Universidad de Sevilla (US) compartió el placer de poder mostrar este tipo de propuestas, en la sede del rectorado y manifestó que esta casa de estudios superiores tiene un proyecto museístico de primera calidad, que forma parte además del patrimonio cultural.

“Dentro de poco tendremos el gusto de presentar un catálogo, para mostrar las obras. La US también trabaja con la realidad virtual y la realidad aumentada. La imagen es cultura, docencia e investigación”, destacó el rector.

Alberto Fernández, director general de Comunicación de Endesa destacó que desde esta empresa, tienen la decisión moral de apoyar la cultura, “hacerla más accesible a través de medios digitales. La idea de sacar la cultura a la calle se encuentra en el ADN de Endesa, que pretende dar oportunidades a todos sus clientes, trabajadores y a la ciudadanía en general para que experimenten la energía de la cultura”.

Así que sí usted quiere una experiencia sensorial, de conocimiento y además de cercanía al arte, sólo debe colocarse esas enormes gafas y subir o bajar por los rascacielos de Manhattan, toque con sus manos los cubos de colores y escuchará música. Si esto, le puede parecer alucinante, espere a ver cómo un abejorro le vuela cerca hasta integrarse en el bodegón, y las flores vuelen sobre su rostro hasta componer el cuadro.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here