Sevilla no detecta coronavirus en sus aguas residuales y refuerza el control para acotar posibles brotes

La capital andaluza ha sido pionera pues Emasesa arrancó a principios de marzo los trabajos de detección de la Covid-19 en aguas residuales.

0
583
clinica santa isabel

Redacción. La Empresa de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla S.A. (Emasesa) no ha detectado en estos momentos en ninguno de sus 20 puntos de control en la capital y el área metropolitana rastros de coronavirus en sus aguas residuales, a la par que refuerza los controles para conseguir la detección temprana y rastreo de la Covid-19 por áreas, para intentar acotarla posteriormente en barrios, calles e, incluso, edificios.

En este marco, Emasesa arrancó a principios de marzo los trabajos de detección del coronavirus en aguas residuales después de conocer que en países como Estados Unidos, Alemania o Bélgica se estaba realizando un método nuevo de detección de patógenos que permitía analizar cómo evolucionaba la salud de las personas en un área concreta. Actualmente, se controlan 20 puntos en el área metropolitana una vez por semana, lo que ha permitido ver la evolución de la pandemia.

De hecho, en caso de que volviera a detectarse, se incrementaría ese ritmo semanal de análisis, además de dar aviso inmediato a la Junta de Andalucía, autoridad sanitaria competente, como explica Palop. “En la actualidad podemos estar tranquilos porque no existen rasgos de que exista actividad vírica, pero nuestra obligación es establecer la red y no cesar porque puede haber incidencias. Este mecanismo permite anticiparnos e identificar zonas geográficas concretas y dar herramientas a los epidemiólogos”, añade.

E virus está en una situación “basal”pero no se ha ido

En esa línea, se deja claro que, aunque en estos momentos el virus está en una situación “basal”, según ha dicho Flores, el coronavirus “sigue estando y no se ha ido”, tal como advierte De Torres, quien señala que las detecciones actuales se están produciendo en mayor medida en las personas asintomáticas, que “no saben que están contagiando” a otras personas, de ahí la importancia de continuar usando medidas como la mascarilla o la distancia social.

Así, Flores ha subrayado el trabajo que se realiza para aunar esfuerzos y coordinar medidas con la Junta de Andalucía para tener un mayor control de posibles nuevos rebrotes, ya que “la enfermedad se condensa principalmente en las zonas donde hay mayores concentraciones urbanas”. En este marco, explica que Emasesa intentará seguir acotando el área donde se detecta, especialmente en zonas de especial sensibilidad, como puede ser un espacio donde hay residencias de mayores.

“Ahora hay situación basal donde no hay presencia constatada y certera de detección en los puntos que Emasesa analiza semanalmente, pero, si se detectara, se procedería seguramente a ampliar el control en esas zonas. Éste es el camino, ya que es el mejor modo de detectar brotes de manera temprana y evitar situaciones como la de esta primavera, donde hemos tenido que pasar un confinamiento para parar la propagación masiva del virus”, afirma.

Trabajo a nivel andaluz

Asimismo, De Torres, tras destacar la colaboración “óptima” con el Ayuntamiento de Sevilla para “unir esfuerzos y establecer acuerdos que vayan e beneficio de toda la población”, ha señalado que hay otras ciudades en Andalucía que están abordando la realización de controles en línea con lo que ha estado haciendo Sevilla.

El director general de Salud Pública andaluz aboga por trabajar con los ayuntamientos de la región, las diputaciones y los gestores de agua en este camino para la detección previa del virus.

“Quien tiene el coronavirus también lo excreta y, si tenemos una red andaluza de vigilancia, se puede comprobar si comienza a subir el nivel en alguna zona, lo que será una señal de alarma de que algo está pasando. Es un aviso temprano. Sevilla ha sido pionera y hay ciudades que han seguido sus pasos”, concluye.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here