Trazos llenos de simbolísmo en ‘EII, mucho más que tres letras’

Se exponen en el Hospital de Valme un total de 15 ilustraciones que reproducen las vivencias de los afectados por esta enfermedad, cuyas patologías representan 2.000 casos atendidos al año en el área sur de la provincia.

0
56

Redacción. El Hospital Universitario de Valme ha inaugurado hoy, 29 de octubre, la exposición “EII, mucho más que tres letras”, organizada por la Asociación de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa (ACCU Sevilla). La acogida de esta muestra, compuesta por 15 ilustraciones, pone de manifiesto la sensibilidad del hospital sevillano hacia estas patologías digestivas crónicas muy prevalentes, colaborando en su visualización y potenciando su compromiso activo con el ámbito asociativo.

La exposición está basada en la edición del libro “Cómo afronto mi enfermedad inflamatoria intestinal”, también editado por ACCU Sevilla. Una iniciativa dada a conocer el pasado año en el Hospital Universitario de Valme y convertida en manual de cabecera para los pacientes, permitiéndoles reaprender hábitos saludables. Precisamente las ilustraciones del citado libro componen la muestra inaugurada en este hospital sevillano y que podrá visualizarse hasta el próximo 19 de noviembre.

Inauguración de la exposición.

El autor de la muestra es el licenciado en Bellas Artes Enrique Quevedo, quien destaca la realización de su trabajo “desde lo más dentro”, al ser paciente e identificarse plenamente con el contenido. Por tanto, sus trazos están llenos de simbolismo expresando con formas peculiares y colorido los momentos vividos por los pacientes. Al respecto, destacan elementos mitológicos transmisores de fuerza y persistencia de los afectados de estas enfermedades.

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) engloba a un grupo de enfermedades crónicas digestivas, principalmente la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. Ambas se caracterizan por ser enfermedades del intestino esencialmente, inmunológicas, inflamatorias y crónicas, que evolucionan en brotes (fases activas) y períodos de remisión (fases inactivas). Alteran la capacidad del organismo para digerir los alimentos y absorber los nutrientes y comparten además características clínicas y patológicas. Algunos síntomas comunes son: diarrea, sangre en las heces, cansancio, dolor abdominal, pérdida de apetito, pérdida de peso y fiebre.

La EII puede tener manifestaciones clínicas muy diversas y tiene un impacto social relevante, ya que se diagnostica en una fase temprana de la vida afectando principalmente a adultos jóvenes con plenas expectativas personales y profesionales. Su gran prevalencia la avala el numeroso registro de casos, ascendiendo en el Área Sur de la provincia de Sevilla a 2.000 casos anuales.

En el curso de la enfermedad, algunos de estos pacientes precisan ser portadores de una ostomía, lo que condiciona de forma muy notoria su calidad de vida. De ahí que a través de esta exposición el hospital sevillano colabore en visualizar la batalla de sus pacientes y contribuya a normalizar la vida de los mismos.

El acto inaugural ha corrido a cargo de la directora gerente del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, María Jesús Pareja, acompañada de miembros de la dirección asistencial del Hospital Universitario de Valme. Por su parte, las dos especialidades clínicas implicadas en el abordaje de estas enfermedades han estado representadas por la jefa del servicio de Enfermedades Digestivas, Lourdes Grande, y su supervisora de enfermería, Mª José Garrido; mientras que de parte de Cirugía han estado presentes su supervisora, Inmaculada López, y la enfermera especializada en ostomías, Mercedes Coca. Un acto al que han asistido en representación de ACCU: su presidente, José Luís Rodríguez; su vicepresidenta Gloria Jiménez, y la coordinadora del manual, Adriana Rivera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here