Un banco devuelve 10.000 euros a un sevillano por una tarjeta revolving

Se trata de un fallo en el que se anula la deuda de 7.000 euros que este vecino de Sevilla aún mantenía con la entidad.

0
2

Fermín Cabanillas. Intereses abusivos y falta de transparencia: esas han sido las causas que han llevado al Juzgado de Primera Instancia número cinco de Alcobendas (Madrid) a declarar nulo el contrato de la tarjeta revolving Capital One de Bankinter Consumer Finance, que el sevillano J.E.T. contrató en 2006.

Según informa el bufete de abogados encargado del caso, se trata de un fallo en el que se anula la deuda de 7.000 euros que este vecino de Sevilla aún mantenía con la entidad. Y, además, la obliga a devolver al afectado todos los intereses abonados de más, un total de 10.000 euros.

“No la necesitaba”

Según explica J.E.T, “la tarjeta revolving me la ofreció un comercial en mi puesto de trabajo. Yo realmente no la necesitaba pero me dijo que ofrecía tantas ventajas, y pensé por qué no y la contraté”. Pero, a pesar de abonar las cuotas mensualmente y sin faltar a sus obligaciones, no conseguía apenas amortizar el crédito. Por lo que, señala, “estuve cerca de cuatro años sin utilizar la tarjeta para nada y, a pesar de ello, veía que todos los meses pagaba una cuota de en torno a los 110 euros. Y, aún así, no lograba amortizar la deuda. Por lo que decidí buscar ayuda legal y reclamar para acabar con la situación”, explica.

Por todo ello, el afectado recurrió al despacho Reclama Por Mí para reclamar la tarjeta revolving Bankinter. Así, los abogados de la plataforma especialista en reclamaciones por tarjetas revolving presentaron una demanda. Y consiguieron una sentencia firme contra la entidad que ha puesto fin a la angustiosa situación de este sevillano.

Sentencia

Concretamente, la sentencia considera que el contrato de dicha tarjeta revolving no supera el control de transparencia y que los intereses aplicados (un TAE del 26,82%) son usuarios. Así como muy “superior al interés medio ordinario de las operaciones de crédito al consumo en 2006”. Como consecuencia, se declara la radical nulidad del contrato, se anula la deuda pendiente y se obliga a Bankinter Consumer Finance a devolver al afectado todas las cantidades abonadas en exceso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here