Un empresario de Marchena diseña las campañas de merchandising para el Estado de Israel 

0
3
Un empresario de Marchena diseña desde 2006 las campañas de merchandising parael Estado de Israel 
Un empresario de Marchena diseña desde 2006 las campañas de merchandising parael Estado de Israel 

Carmen González. Antonio Huerta Rubio es un empresario nacido en Noblejas (Toledo) pero afincado en Marchena (Sevilla) desde 2006. Su historia empresarial es tan intensa como su forma de hablar, por eso intenta resumirla en unos minutos: es proveedor oficial de las campañas de merchandising del Ministerio de Turismo del Estado de Israel.

Desde la sede de su empresa, Noblemix, trabaja para más de 50 ayuntamientos de España y manda pedidos a todos los países de la Unión Europea. Ha recibido por tres veces el reconocimiento del Gobierno chino premiado con la asistencia gratuita a su feria más internacional, la Hong Kong Electronics Fair, donde se presentan los últimos avances tecnológicos en la industria electrónica.

Cuando llegó la pandemia, le anularon todos los pedidos. Pero aprovechó las buenas relaciones comerciales con el exterior para comprar mascarillas. Fue de los primeros en conseguirlas, sus pedidos llegaron en los primeros aviones fletados por la Comunidad de Madrid. Desde entonces ha vendido más de tres millones.

Trabajó en Operación Triunfo

“De Marchena salen todos los productos promocionales que el Estado de Israel distribuye en las ferias internacionales en las que participa”, concreta el empresario para hacer un guiño al pueblo que lo acogió hace quince años, cuando llegó a la campiña sevillana por amor, su mujer es marchenera.

Antes de crear su empresa, trabajó en la producción de las dos primeras ediciones de Operación Triunfo (OT), programa emitido en TVE durante once temporadas, desde 2001 a 2020, aunque su formación se centra en la Administración y Dirección de Empresas. “Estudié para dirigir una empresa y también tengo formación musical, pero he hecho de todo, hasta he sido DJ. Aunque lo que más me gusta es emprender, donde quiera que haya una posibilidad de negocio, meto la cabeza”.

Con este ímpetu llegó a Marchena y desde que empezó a funcionar el primer año, comenzó a obtener resultados inesperados. Desde 2006 es proveedor oficial del gobierno de Israel, concretamente del Ministerio de Turismo, al que le ha proporcionado todo tipo de productos promocionales como botellas, cargadores de USB, caramelos, llaveros, bolígrafos; lo último en lo que trabaja es un pedido de abanicos y toallas para hacer deporte, pedido que entregarán el 22 de septiembre en Barcelona para salir dirección a Tel Aviv.

“Es un polvorilla”

Pero lo que distingue a Antonio Huerta es su forma de trabajar. Quienes lo conocen lo describen como un “polvorilla” porque no para. Él en cambio dice sobre sí mismo que no espera a que le ofrezcan nada “voy en su búsqueda cuando veo la oportunidad o tengo una idea”. Así es como aprovechó la coyuntura que le ofreció la pandemia. “El lunes 16 de marzo de 2020 me levanté sin saber por dónde iba a tirar, anularon todos los pedidos”. Fue el primer día laborable de los dos meses de confinamiento decretados por el Gobierno de España, muchas empresas se encontraron en la misma situación que Noblemix.

Antonio Rueda se reinventó. “El Ayuntamiento de Cádiz me había hecho un pedido de chanclas personalizadas para el verano y mi contacto en China me dijo que no lo harían porque su gobierno había ordenado hacer solo mascarillas. Y entonces pensé en que no podía desaprovechar el contacto para hacer pedidos de este tipo de material tan necesario a partir de ese momento y poder suministrar a mis clientes”. Dice que se “corrió la voz” y comenzaron a llegarle pedidos de Ayuntamientos de toda España y de otros organismos como el Instituto Nacional de la Seguridad Social, el Ministerio de Hacienda o la Agencia Española del Medicamento. 

Sus pedidos, en aviones de la Comunidad de Madrid

Se movió tanto, que uno de sus primeros pedidos llegó en uno de los primeros aviones fletados por la Comunidad de Madrid. “Había que tener contactos en China y pagar por adelantado y no encontraban empresas en España que lo hicieran”, apunta, y este empresario marchenero fue a por todas. Sabe que en el mundo empresarial hay que ser atrevido y aprovechar las oportunidades. Lo ha aprendido gracias a la experiencia y a la formación que ha recibido en los dos másteres que ha hecho en Extenda, Empresa Pública Andaluz de Promoción Exterior, y en el ICEX España Exportación e Inversiones. “He aprendido sobre Comercio Exterior y Aduanas”, dice, y hay ayuntamientos que les piden ayuda para echarle una mano a los empresarios locales. “Los ayuntamientos están siendo presionados para que ayuden a dar impulso al comercio local y una de las maneras es ponerlos en el mercado exterior”.

Antonio Huerta Rubio parece incansable, sin embargo dice que ha padecido la covid y desde que estuvo en el hospital se plantea “bajar el ritmo”, aunque oyéndolo hablar no se le nota. Muestra orgulloso en su oficina parte de lo conseguido. Como la foto de los Reyes de España enviada con su firma desde la Casa Real, otro reconocimiento del que no quiere presumir. Pero cuenta que ha estado a “un céntimo de ser empresa suministradora de mascarillas a la familia Real” ya que presentó a la licitación una oferta desde su empresa. “La próxima vez, lo conseguiré”.

El boca a boca

Y todo sin tener siquiera perfil de empresa en las redes sociales ni cartel con el nombre de su empresa en la nave en la que trabaja. “Hasta ahora me ha funcionado el boca a boca, el 90 por ciento de mis clientes llegan de esta manera”.

Así es como cada día compagina el trabajo que envía a cualquier país de la Unión Europea, Brasil o Israel con la fabricación de los productos promocionales que se reparten en las principales carreras populares de Sevilla y su provincia. “La que más he tardado en conseguir ha sido el Cross de Itálica, pero ya hace tres años que también me ocupo del merchandising de esta importante prueba”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here