Un equipo de la UPO estudia el legado árabe-andalusí presente en la iniciativa historiográfica medieval hispana

0
32

Redacción. El proyecto Digital Edition of the General Estoria (DEGE) cuenta con la participación de investigadores de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) que se proponen «definir, a partir del estudio de esta obra, el contexto intelectual en el que se produjo el aprovechamiento y la transmisión de la cultura clásica en la España alfonsí».

«La General Estoria es un texto ineludible para comprender la formación de la prosa castellana culta, el proyecto político de Alfonso X, el contexto multiconfesional del medievo español y el desarrollo del discurso historiográfico moderno», ha explicado la UPO en una nota. Ahora, un equipo internacional ha asumido el reto de dotar al estudio de la General Estoria de las posibilidades que las herramientas digitales proporcionan a las Humanidades.

La General Estoria es la última gran iniciativa historiográfica que acometió el scriptorium real de Alfonso X el Sabio (1221-1284). Esta historia universal fue confeccionada, durante los últimos años de su reinado, a partir de la narrativa bíblica, a la que se incorporaron informaciones diversas de carácter histórico, etnográfico y cultural procedentes de fuentes antiguas, judías y árabes.

A la muerte del rey sabio la General Estoria quedó inacabada. Sus autores fueron capaces, no obstante, de llevar su trabajo desde la creación bíblica hasta la época del emperador Augusto y completaron una suma monumental de historia universal que ocupa diez volúmenes en la última edición de la obra (Biblioteca Castro, ed. Pedro Sánchez-Prieto Borja, 2009).

Bajo la coordinación del profesor Juan R. Ballesteros y en colaboración con el equipo dirigido por Francisco Peña, profesor de la Universidad de British Columbia (UBC, Canadá), el equipo de la UPO tiene como objetivo analizar la materia clásica presente en la General Estoria. Para ello trabajan con la hipótesis de que muchos textos antiguos, griegos y latinos, tuvieron una fase árabe de transmisión y que es posible estudiar esta etapa en la obra de Alfonso X.

Para identificar las fuentes antiguas grecolatinas empleadas por el equipo que redactó la General Estoria resulta imprescindible la combinación de las competencias propias del conocedor de la literatura antigua grecolatina con las de los especialistas en las versiones árabes por medio de las cuales parte de esa literatura sobrevivió y se divulgó desde al-Andalus.

Por esta razón, el grupo de investigadores de la Olavide se ha constituido como un equipo interdisciplinar en el que colaborarán, entre otros, arabistas como María Crego y Alejandro Colete y especialistas en Historia Antigua como Juan Manuel Cortés y Juan R. Ballesteros.

De este modo, el objetivo del equipo que desde la UPO participará en el proyecto DEGE es «rastrear los caminos por medio de los cuales textos y argumentos antiguos estuvieron a disposición de los redactores de la General Estoria en versiones árabes de los mismos y reconstruir, en la medida que sea posible, esta literatura, su relación con tradiciones anteriores y el universo que hizo posible la singular experiencia intelectual que conocemos como cultura alfonsí».

Así, Digital Edition of the General Estoria es un proyecto que cuenta con estudiosos de diferentes especialidades y procedencias. Entre sus miembros, se encuentran los profesores Javier Pueyo, del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y Francisco Gago, del Hispanic Seminary, encargados del diseño de la plataforma y de la edición de contenidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here