Un hospital sevillano recomienda tener una estrategia nutricional para prevenir el sobrepeso tras el verano

Los alimentos que pueden ayudarnos a relajarnos en vacaciones son el huevo, plátano, almendras o nueces, beneficiosos para el sistema nervioso central.

0
400
El nutricionista Francisco López
El nutricionista Francisco López.

Redacción. El Hospital Quirónsalud Infanta Luisa asegura que una estrategia nutricional es la mejor prevención en salud que se puede hacer ante el cansancio, fatiga crónica, hinchazón abdominal, inflamación, ansiedad de dulces o atracones típicos de la época estival.

Así, el nutricionista del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa, Francisco López González, subraya que, tras superar el ecuador del verano, es “fundamental divertirse, despejarse y relajarse. Si es con deporte de verano, mejor”. Sin embargo, explica que es importante establecer una estrategia nutricional para evitar un posible sobrepeso al finalizar las vacaciones.

Entre las recomendaciones que aporta el especialista, destaca “evitar picotear antes de las comidas principales, comer con espacio de tres horas, hidratarse con agua en lugar de refrescos, hacer ayunos intermitentes o practicar una dieta ovolacteovegetariana“. En este sentido, afirma que mejora el perfil lipídico, si bien aconseja hacerla correctamente. “Seguir modas nos genera ilusión, pero no mejora tu objetivo real. Hay que buscar un equilibrio. A veces se siguen estereotipos lejos de nuestra realidad y esto genera más frustración”, incide López González.

Abordar sus objetivos a corto y a largo plazo

De esta forma, según el perfil del paciente, el nutricionista tendrá que abordar sus objetivos a corto y a largo plazo, buscando una planificación adecuada a sus características. Además, señala que practicar deportes diferentes puede activar la adrenalina y ayudar a la oxidación de ácidos grasos. Por ejemplo, el senderismo o pasear aumenta la actividad física y esto incrementa el gasto energético total.

Igualmente, el especialista insiste en que volver a la normalidad lo antes posible, así como a unos hábitos saludables es la mejor manera de compensar. “No puede ser que comamos más por la noche que por el día, esto afecta al reloj biológico del cuerpo”, añade.

Alimentos de temporadas

Para todo ello, Francisco López González aconseja comer alimentos de temporadas, aumentar la ingesta de vegetales, pescado, marisco, legumbres y fruta de temporada. La ración de fruta recomendable es una pieza, tres veces al día, si bien detalla que hay que tener en cuenta algunos aspectos de cada fruta, tales como que “la sandía no es solo agua, dado que el exceso de glucosa en sangre puede provocar una resistencia a la insulina y síntesis de ácidos grasos, es decir, triglicéridos”.

También alerta del consumo de los ultraprocesados, presentes en muchos alimentos y responsables en gran parte de la inflamación abdominal y de debilitar el sistema inmunitario. No obstante, para el nutricionista, “comer un helado circunstancialmente no debe repercutir en tu peso, ya que depende del gasto energético y de la ingesta calórica semanal”.

Por último, López González precisa que los alimentos que mejor pueden ayudarnos a relajarnos durante las vacaciones son “el huevo, plátano, almendras o nueces, debido a que su contenido vitamínico del grupo B, el triptófano y el magnesio, entre otros, es beneficioso para el sistema nervioso central”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here