Universidad de Sevilla

Un Lunes Santo comprometido

Por los cristianos perseguidos, por los donantes de órganos... las nueve hermandades de la jornada escenifican su solidaridad. La Virgen del Rosario lucirá flores de talco dentro de su exorno floral.

Detalle con flores de talco en las esquinas del palio de la Virgen del Rosario, del Polígono de San Pablo. / Foto: Hdad. San Pablo

C.P.G. Dos hermandades que tienen al Señor cautivo –Polígono de San Pablo y Tiro de Línea– son las primeras en salir a las calles el Lunes Santo. Desde la parroquia de San Ignacio de Loyola, 800 nazarenos recorrerán la considerable distancia que les separa desde la avenida Pedro Romero hasta el centro histórico. Acompañarán, desde las 11,30 horas, al misterio de Jesús Cautivo y Rescatado ante Herodes y a la Virgen del Rosario, obras de Luis Álvarez Duarte. El palio presenta un curioso exorno floral compuesto por flores de talco -piezas artesanales que intentan recuperar aquellas otras conventuales que eran utilizadas en el siglo XVIII para decorar altares y capillas-. Además, los priostes han elegido este año rosas en tonos champán, rosas esperance, rosas spray y orquídeas. En su candelería, hay cirios dedicados a los donantes de órganos y cristianos perseguidos por profesar la fe. Este 2019, tras años de espera, a la hermandad le han concedido el indulto solicitado para un reo y será P.G.M el beneficiado, tal y como ha informado el Gobierno de España. Dos bandas acompañan a cada uno de los pasos como consecuencia del extenso recorrido que debe efectuar la hermandad. La banda de las Tres Caídas de la Esperanza de Triana irá hasta la Catedral mientras que la de San Juan Evangelista, de la misma hermandad, tomará el relevo hasta el templo. En el palio, a la ida irá la banda de Las Cigarreras y a la vuelta, la banda de la Virgen del Castillo de Lebrija. A la Campana llegará la cruz de guía a las 16.25 horas y al templo, a la 1.50 horas del Martes Santo.

El paso del misterio de la Redención, listo para un nuevo Lunes Santo. / Foto: Javier Grado

La segunda hermandad en pasar por la carrera oficial será la de la Redención, que procesiona con el misterio de Jesús de la Redención en el Beso de Judas -el Señor y el apostolado salieron del taller de Castillo Lastrucci- y la Virgen del Rocío. Una hermandad en continuo crecimiento en los últimos años y que en 2019 sacará 1.500 nazarenos, de túnica blanca y antifaz de terciopelo -morado en el Cristo y verde en la Virgen-. Pondrá la cruz de guía en la antigua plaza de López Pintado a las 14.40 horas y pedirá la venia en la Campana a las 17 horas. Como acompañamiento musical y tras el misterio, la agrupación de la hermandad -primero de los olivos de cuantos procesionan en Semana Santa- y la banda de las Nieves de Olivares tras el palio. La Alfalfa, la plaza del Cristo de Burgos y la plaza de San Leandro son algunos puntos recomendables en su recorrido de vuelta. Su entrada está prevista a las 23.15 horas.

El Señor Cautivo de Santa Genoveva, en su paso. / Foto: Hdad. Santa Genoveva

El Cautivo del barrio del Tiro de Línea o de Santa Genoveva saldrá a las 12.30 horas. Tanto el Señor Cautivo en el abandono de sus discípulos, que aparece solo sobre una canasto dorado con candelabros de guardabrisas, como la Virgen de las Mercedes, son obra de José Paz Vélez, realizadas a mediados de los años 50 del pasado siglo. Hasta 1.800 nazarenos realizan estación de penitencia en un largo recorrido que parte desde la avenida Almirante Topete y que cruza, como ya hiciera La Paz, por el parque de María Luisa. A la Plaza Nueva llegará desde el Arco del Postigo e iniciará su Carrera Oficial a las 17.52 horas. Su entrada está prevista a las 2 de la madrugada. La banda de la Pasión de Linares se estrena en esta cofradía y la banda del Carmen de Salteras irá tras el palio.

A las 18.20 horas, con el tañido fúnebre de la campana de San Andrés iniciará su estación el cortejo de enlutados nazarenos de Santa Marta. Un portentoso misterio que representa el traslado al Sepulcro del Santísimo Cristo de la Caridad, que llevan Nicodemo y Jesús de Arimatea en presencia de María Cleofás, María Salomé y María Magdalena, arrodillada junto al cuerpo inerte de Jesús. Completan la escena Santa Marta, la Virgen de las Penas y San Juan. Como exorno floral, la tradicional alfombra de lirios morados y una rosa roja bajo el brazo derecho del Señor. Manuel Villanueva está al frente de la única cuadrilla de costaleros profesionales. Su entrada está prevista a las 22.25 horas.

La Virgen de la Salud de San Gonzalo, en su paso de palio. / Foto: Hdad. San Gonzalo

La cofradía más numerosa viene desde el barrio de San Gonzalo. Un total de 2.400 nazarenos de túnica blanca de cola con cinturón de abacá amarillo. La cruz de guía saldrá a las 15 horas y no llegará hasta la Campana hasta las 19.30 horas. En el primero de los pasos aparece Jesús del Soberano Poder ante Caifás y en el segundo, la Virgen de la Salud, acompañados por la banda de cornetas Nuestra Señora de la Victoria (Cigarreras) y la banda de Santa Ana de Dos Hermanas. En esta ocasión, el Señor viste túnica morada bordada en oro por Mariano Martín Santonja en 2011. La Virgen, saya de la coronación en otomán blanco del taller de Jesús Rosado y tocado en punta de aguja. Su entrada está prevista a las 3 de la madrugada.

La Virgen de las Tristezas, de la hermandad de Vera-Cruz, en su palio. / Foto: Hdad. Vera-Cruz

La música y la algarabía que se habrá vivido en la Campana al paso del misterio comandado por Garduño, le seguirá el silencio y compostura de Vera-Cruz, que saldrán de su pequeña capilla media hora antes de pedir la primera venía en la carrera oficial (19.45 horas). Entre los 550 nazarenos que realizan estación de penitencia, muchas representaciones de hermandades de la provincia y de otras localidades de Andalucía que tienen este universal advocación y que aportan un original colorido al cortejo. El crucificado es una talla anónima del siglo XVI que va sobre un canasto de oscura madera iluminado por cuatro hachones de color verde. La hermosa imagen de las Tristezas, de Illanes (1942), va en un palio de reducidas dimensiones con bambalinas bordadas, solo en sus caídas exteriores. La coral Crux Fideles antecede al Cristo y la Capilla Musical Gólgota precede al palio, que también lleva en su candelería un cirio en recuerdo por los cristianos perseguidos por su fe. La entrada está prevista a la 1.00 horas.

Virgen de los Dolores, de Las Penas, en su palio. / Foto: Hdad. Las Penas

Desde la misma collación, San Vicente, vendrán otras dos hermandades: Las Penas y el Museo, por ese orden aunque entre ambas, figura la cofradía de Las Aguas. La hermandad de Jesús de las Penas, atribuido a Pedro Roldán, representa a Cristo caído con una cruz de carey a cuesta. En el palio, María Santísima de los Dolores. En ambos pasos son admirables los respiraderos, con bordados sobre mallas e incrustraciones de marfil. A las 20.10 horas pondrá su cruz de guía bajo el dintel del templo de la calle Cardenal Cisneros y una hora más tarde recorrerá los primeros metros de la Campana. Su entrada está fijada a las 1.50 horas. La banda del maestro Tejera, que va tras el palio, interpreta la marcha Jesús de las Penas a la salida del Señor, que en el resto del recorrido está acompañado por los sones de una capilla musical.

El Cristo de las Aguas, en su paso, en el interior de la capilla del Rosario. / Foto: Hdad. Las Aguas

A las 18.30 horas saldrá desde el barrio del Arenal la hermandad del Santísimo Cristo de las Aguas y la Virgen de Guadalupe, con 750 nazarenos, con el acompañamiento musical de la banda de cornetas y tambores Nuestra Señora del Rosario de Cádiz y la Municipal de Mairena del Alcor. Finalizada la carrera oficial, la cofradía tomará por Fray Ceferino González, Almirantazgo, Arco del Postigo y Dos de Mayo para entrar en su pequeña capilla (1.15 horas) situada junto al Teatro de la Maestranza. En el misterio, el exorno floral está compuesto por iris, anthurium, rosas y claveles, entre otras especies; en el palio predominarán las rosas y mini calas. En su candelería figura un cirio en honor de los trasplantados de órganos con el fin de promover las donaciones con el lema: Aguas de Vida.

El Museo es la hermandad decana del día (sale a las 20.45 horas). Procesiona con un crucificado de Marcos Cabrera, que realizó en 1575 una imagen con un pronunciado escorzo; va iluminado con esbeltos guardabrisas y posee cuatro evangelistas de Francisco Buiza, de gran valor, en las esquinas del canasto. La Virgen de las Aguas, con su tradicional manto azul y el palio de malla, a los sones de la Oliva de Salteras, pondrá el punto y final a la jornada. Será la última en pasar por la Carrera Oficial y una de las últimas cofradías en realizar su entrada, pues está prevista para las 3.15 horas.





Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.