23 abril 2024
Hospital Sagrado Corazón

Un proyecto liderado por la UPO estudia la creación de modelos de viviendas inclusivas para personas con discapacidad intelectual

Redacción. La Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad (art. 19) (0NU, 2006), los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda 2030 hacen referencia a la discapacidad en cuanto a garantizar espacios públicos inclusivos y de fácil acceso, para lo cual es necesario crear estrategias hacia la creación de espacios amigables y ampliar las investigaciones que favorezcan la implementación de políticas públicas más amables en todo el territorio.

En esta línea, un equipo multidisciplinar liderado por la Universidad Pablo de Olavide, acaba de iniciar un proyecto basado en la construcción y validación de una herramienta para evaluar alternativas habitacionales o convivenciales de un territorio en relación con su nivel de inclusión social para personas con discapacidad intelectual. Con gran transcendencia social y política, esta iniciativa se presenta de esta manera como un paso significativo hacia la creación de entornos amables, inclusivos y sostenibles que faciliten la vida de las personas que forman parte de este colectivo.

Integrantes del proyecto Fri-HousingAsí, el proyecto FRI-HOUSING, dirigido por las doctoras Rosa María Díaz Jiménez, de la Universidad Pablo de Olavide, y Yolanda de la Fuente Robles, catedrática de la Universidad de Jaén, ambas del área de Trabajo Social y Servicios Sociales, persigue mejorar la compresión de los procesos habitacionales para las personas con discapacidad intelectual, profundizando en las alternativas, su implementación y el impacto que tiene, identificando a su vez factores que favorezcan la autonomía y que conduzcan hacia la plena inclusión social de este colectivo.

Todo ello desde un enfoque multinivel y multidisciplinario, incluyendo vivienda, urbanismo y desarrollo comunitario, para facilitar la accesibilidad, la emancipación e independencia residencial de las personas con discapacidad intelectual.

Hospital Sagrado Corazón

“Se parte de la hipótesis de que alojarse en una vivienda normalizada con apoyos, en entorno accesible, en una “ciudad humana” en donde se viva amigablemente, incrementa la autonomía de las personas con discapacidad intelectual y sus posibilidades de inclusión social y ejercicio de ciudadanía”, explica Rosa María Díaz Jiménez.

Así, en el marco de este proyecto, con la identificación de entornos convivencias amables a partir de indicadores estandarizados, se favorecerá el desarrollo de políticas públicas más amables en los territorios.

Caja Rural hipoteca joven

Tanto las investigaciones sobre viviendas inclusivas, como la participación de las personas con discapacidad en las decisiones relacionadas con la planificación o determinación de la forma en la que quieren vivir, son escasas. Por ello, esta investigación pretende contar con todos los actores relacionados con la temática en todas las fases de la investigación. “Se trata de avanzar en modelos de viviendas inclusivas, modelos que se construyen desde las voces de actores interesados como las propias personas con discapacidad y sus familias además de personas expertas y otros actores políticos y sociales” afirma Yolanda de la Fuente Robles.

El proyecto I+D+i FRI-HOUSING (Friendly housing) Entornos inclusivos y sostenibles para personas con discapacidad intelectual. Diagnóstico y evaluación de indicadores para identificación de ‘viviendas amables’, está financiado por la Agencia Estatal de Investigación (AEI), el Ministerio de Ciencia e Innovación (MCNI), y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER- Una manera de hacer Europa).

En colaboración con las investigadoras principales del proyecto, participa un equipo extenso y experto de docentes e investigadoras de universidades y entidades del territorio nacional e internacional, entre las que se encuentran la Universidad Complutense de Madrid, Universidad de Almería, Universidad de La Laguna, Universidad de Santiago de Compostela, Universidad de Valladolid, Universidad de Vigo y la Universidad Ramón Llull de Barcelona.

Además, el proyecto cuenta con la participación de entidades colaboradas y organizaciones sociales vinculadas a la discapacidad intelectual tales como Asociación Paz y Bien (Sevilla), CLECE, S.A. (Madrid), Asociación de Familiares y Amigos de Personas con Discapacidad de la Universidad Complutense de Madrid (AFADIS-UCM), Plena Inclusión Castilla y León (Valladolid), Fundación Personas Valladolid (Valladolid), Estudio Marrero Arquitectos S.L.P. (Santa Cruz de Tenerife), Asociación para la mediación social EQUA (Cádiz), Asociación en favor de las Personas con discapacidad intelectual de la provincia de Pontevedra (ASPANAEX) (Pontevedra), Asociación de Síndrome de Down de Almería (Asalsido) así como el Instituto Universitario de Lisboa y EQAR, Urbanismo Edificación y Accesibilidad” como estudio de arquitectura especialista en accesibilidad.

Hospital Ramón y Cajal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hospital Ramón y Cajal
Hospital Santa Isabel

Notas de prensa