Una madre consigue que el Mercadona de Utrera tenga una silla de compra adaptada

0
303
El niño puede acompañar a sus padres a la compra sin problemas.
clinica santa isabel
El niño puede acompañar a sus padres a la compra sin problemas.

M.C. Contreras. Una mujer de la localidad sevillana de El Coronil, Silvia García, ha conseguido que el supermercado de la cadena Mercadona en el que hace habitualmente sus compras disponga de un carro para niños con movilidad reducida, de modo que puedan acompañar a sus padres en la compra sin problemas.

Como ha explicado a Sevilla Buenas Noticias, fue una petición que realizó al supermercado de Mercadona de la calle Doña Marcela de la vecina localidad de Utrera, al que se desplaza habitualmente para realizar sus compras en compañía de su hijo Pablo, de siete años, que sufre una enfermedad rara aún sin diagnóstico, pendiente del trabajo que se realiza para ello en el instituto Carlos III de Madrid.

La enfermedad hace que Pablo no tenga movilidad como cualquier niño de su edad, con lo que “ir al supermercado con él era un problema, porque tengo que llevar el carro de la compra, el del niño, y no me puedo despistar ni un segundo, porque además tiene problemas de alimentación y puede ser un problema grave que cosa algo con hidratos de carbono, como una galleta, y se lo coma”.

Y es que, “practicamos toda la vida social de ir al supermercado, todo lo que se pueda hacer para que tenga una vida normal, pero ir al supermercado con él era una tortura”, con lo que “pedí a Mercadona una solución en forma de silla adaptada”.

Poco tiempo. Según ha explicado, tan sólo una semana después de solicitarla la avisaron de que se había atendido su petición, de modo que se ha podido tener un carro en el que la zona para el niño se siente tiene mayores dimensiones, por lo que lo pueden usar niños mayores con problemas de movilidad para acompañar a quien haga la compra con él.

Además, ha agradecido que “incluso cuando voy a hacer la compra, en el propio supermercado me guardan el carro de Pablo, para que no me preocupe de él, y lo recojo a la salida”.

Silvia García ha agradecido la celeridad del supermercado para atender su petición, de la que se pueden beneficiar todos los niños que tengan el mismo problema que su hijo, con la esperanza de que aumenten las unidades disponibles y las tiendas donde se puedan usar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here