Urgencias del Infantil Virgen del Rocío estrena área de observación

La inversión global de las obras y la renovación de todo el mobiliario y equipamiento electromédico supera los 650.000 euros.

La vigilancia de todos los pequeños ingresados queda garantizada con un doble control de enfermería, uno de ellos centralizado.

Redacción. La Unidad de Urgencias del Hospital Infantil pone en funcionamiento esta semana una nueva área de Observación con espacios individuales para la atención de los pacientes pediátricos, dotados de luz natural, mobiliario nuevo y equipamiento electromédico de última generación. Estos profesionales atienden cada año a más de 3.400 menores de 14 años, acompañado de la directora gerente del Hospital, Nieves Romero.

El Área de Observación del Hospital Infantil se encuentra en la planta semisótano del centro y está destinada a los pacientes que precisan cuidados no superiores a las 24 horas tras ser valorados en Urgencias. En concreto, se trata de pequeños que presenten necesidad de tratamiento inmediato en una cama por un problema de salud que se puede resolver en un corto plazo de tiempo.

Asimismo, en esta área ingresan los menores que precisan de una vigilancia especializada, que deben ser controlados tras realización de un procedimiento en Urgencias que haya requerido algún tipo de analgesia, o que precisen ser estabilizados antes de quedar ingresados en alguna planta del Hospital Infantil.




La nueva Observación se distribuye, para ello, en 13 boxes individuales separados por mamparas de cristal de seguridad. Cuatro de ellos han sido dotados con material para atender a pacientes que precisen aislamiento (padezcan un cuadro de inmunosupresión, por ejemplo). Uno de ellos, en concreto, dispone de un sistema de presión negativa para que los especialistas puedan tratar casos complejos de enfermedades infectocontagiosas con todas las garantías de seguridad tanto para el personal sanitario como para el paciente.

Además, incluye una sala de procedimientos y reanimación dotado de todo el equipamiento necesario para estabilizar a cualquier menor que vea agravado de manera sobrevenida su estado de salud. Así, se ha reservado para ello un box diseñado específicamente para esto y más accesible, ya que posee una entrada externa propia desde el área de Urgencias.




La vigilancia de todos los pequeños ingresados queda garantizada con un doble control de enfermería, uno de ellos centralizado. También hay una zona de baño para lactantes y dos baños individuales adaptados a discapacitados.

El proyecto de reforma ha incluido un nuevo sistema de almacenaje de farmacia para aumentar la seguridad del paciente en las prescripciones farmacológicas.

Todos los espacios han sido concebidos con espacio ventanas al exterior, colores, vinilos decorativos con motivos infantiles, confortabilidad adaptada a la edad de nuestros pacientes, siguiendo el Plan de Humanización. La inversión global de las obras y la renovación de todo el mobiliario y equipamiento electromédico supera los 650.000 euros.

La reforma de la zona de Observación de las Urgencias del Hospital Infantil supone un paso más en el Plan de Modernización de este centro, que se inauguró en 1971, y que continuará con la reforma de todos los quirófanos de este centro. Los profesionales que trabajan en las Urgencias pediátricas atienden anualmente más de 60.000 demandas de atención urgente. De ellos, unos 3.400 pacientes al año ingresan en la Unidad de Observación.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.