Parlamento de Andaluca

Valme mejora sus equipos diagnósticos para estudios de pacientes encamados

Se trata de dos nuevos equipos portátiles de radiología digital, de alta gama cuya inversión ha ascendido a 135.000 euros.

Los pacientes se están beneficiando ya de esta nueva tecnología.

Redacción. El Área Hospitalaria de Valme ha potenciado la calidad diagnóstica entre sus pacientes más vulnerables a través de la dotación de la más moderna tecnología para la realización de estudios radiológicos. Se trata de dos nuevos equipos portátiles de radiología digital, de alta gama. La inversión asciende a 135.000 euros. Incluyen novedosas prestaciones que revierten en notables ventajas asistenciales. Las más beneficiadas serán las personas más frágiles.

Precisamente sus potenciales beneficios han hecho que, desde el servicio de Diagnóstico por la Imagen de este centro, se destine el uso de esta nueva tecnología a tres colectivos de pacientes muy frágiles. Es el caso de pacientes ingresados en los servicios de Cuidados Críticos y Neonatología del Hospital Universitario de Valme y en Medicina Interna-Paliativos del Hospital El Tomillar, principalmente.

La condición digital de esta nueva tecnología frente a la definición analógica habitual ofrece grandes beneficios. Por un lado, propicia una mejor calidad de imagen, con lo cual ofrece mayor precisión diagnóstica. Y, por otro lado, las posibilidades que aportan sus herramientas de post-procesado de imágenes hacen posible que con sólo un disparo o dosis se pueda obtener la máxima información sin necesidad de repetir radiografías para diagnósticos más complejos (catéteres intratorácicos, sondas, marcapasos o neumotórax ocultos).




Más precisión. Esta mayor precisión diagnóstica viene acompañada de una mayor agilidad en los tiempos de realización y obtención de los resultados de los estudios radiológicos que acortan las esperas. Con anterioridad la ejecución de la prueba llevaba implícita un tiempo de post-procesado: traslado del chasis desde el lugar de ejecución de la prueba a pie de cama hasta el servicio de Radiología para descargarlo en equipamiento computerizado (CR). Sin embargo, ahora su carácter digital permite obtener la imagen de forma inmediata y automática a través de la conexión wifi del centro hospitalario, volcándolo en tiempo real al sistema de archivo digital. Destacar, como valor añadido, que el equipo portátil comprado para uso en el Hospital de Valme viene dotado de un chasis específico para neonatos, con dimensiones menores y adaptadas a este tipo de pacientes.

A la mayor precisión diagnóstica y reducción de respuesta en la obtención de resultados, se suma un 40% menos de radiación. Para ello, es fundamental la `Parrilla Buck Virtual´ con la cual vienen equipados ambos equipos. Un sistema antidifusor digital consistente en la centralización de la radiación en la zona a estudiar para lograr la minimización de la radiación dispersa. Según el jefe del servicio de Diagnóstico por la Imagen de este hospital sevillano, Rafael Aznar, “esta característica tiene todavía más impacto positivo en los recién nacidos neonatos, colectivo con mayor sensibilidad a la radiación dada su corta edad”.

Subrayar, además, que estos nuevos y modernos aparatos digitales presentan como característica principal su bajo peso frente a los analógicos, haciendo posible su carácter portátil y una gran maniobrabilidad. Ello favorece su manipulación y movimiento tanto a técnicos de rayos como a celadores optimizando la ergonomía. El adquirido en el Hospital El Tomillar es el más ligero existente en el mercado actualmente con un peso total de 90 kilos. El peso estándar se aproxima a los 500 kilos. Por su parte, el adquirido para uso en el Hospital Universitario de Valme dispone de un sistema de motorización asistida que todavía aporta más ventajas para su movimiento. A su vez, los chasis de ambos pesan un 30% menos que equipos analógicos, lo cual facilita su manejo a los profesionales.

Otra característica con la que viene dotada esta tecnología es el `Hydro AG´. Se trata de, un recubrimiento antibacteriano en el sistema de chasis. Se usa para la materialización de la prueba radiológica que minimiza el riesgo de infecciones. Del mismo modo, los equipamientos aportan un sistema de protección ante la presencia de líquidos o fluidos corporales, en el marco de la normativa europea. Previene al material frente a estos eventos.

Ambas dotaciones tecnológicas son de última generación y elevada gama. Se enmarcan en el plan de actualización de equipamiento diagnóstico que está llevando a cabo este hospital sevillano. Destaca al respecto su directora gerente, María Jesús Pareja, “la clara apuesta por la innovación, seguridad y eficiencia en nuestras respuestas asistenciales hacia los ciudadanos”. Los pacientes se están beneficiando ya de esta nueva tecnología.





Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.