El alumbrado público de Sevilla será 100% verde en los próximos dos años

Se trata del primer contrato de suministro eléctrico por el que la empresa adjudicataria solo puede suministrar energía procedente de fuentes renovables no fósiles.

El contrato afecta al alumbrado público, las fuentes ornamentales y los edificios municipales. 

Redacción. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado la adjudicación del primer contrato de suministro eléctrico para el alumbrado público, las fuentes ornamentales y los edificios municipales que incorpora como requisito que la empresa adjudicataria sólo pueda suministrar energía 100% verde y, por tanto, procedentes de fuentes renovables no fósiles.

La medida se enmarca dentro de un contrato de 17,7 millones de euros para los próximos dos años con el que se prevé una reducción de las emisiones de CO2 en torno a 20.000 toneladas al año.

A la convocatoria se han presentado un total de cuatro ofertas que han sido valoradas de acuerdo con los criterios establecidos en los pliegos de condiciones. Tras este proceso, la Mesa de Contratación ha acordado aprobar la adjudicación de este servicio a la empresa Iberdrola Clientes SAU que ha obtenido la mayor puntuación de las concurrentes.

Las emisiones de CO2 se reducirán en unas 20.000 toneladas al año. 

Con el nuevo contrato se adjudican 1.736 cuadros de mando de alumbrado público y fuentes ornamentales con un consumo anual de 8,3 millones de euros; los edificios municipales con un consumo de 203.897 euros; y las instalaciones temporales como las que se utilizan en las “velás” o en el alumbrado de Navidad, con un consumo de 37.490 euros. En total, 17,8 millones de euros en dos años que hasta ahora se contrataban de forma directa, sin una licitación pública y libre concurrencia y sin requisitos en cuanto a sostenibilidad. A partir de ahora, las empresas podrán ofertar —por lo que se prevé que pueda haber ahorros— y se exigirá que todo el suministro sea de energía renovable, una cuestión garantizada por los informes de la Comisión Nacional del Mercado y de la Competencia.

En total, este contrato abarca un consumo anual que realiza el Ayuntamiento, que se sitúa en 54.962,515 MWh anuales, por lo que la transformación que permite posiblitará una reducción de las emisiones a la atmósfera de 19.786 toneladas de CO2, lo que la convierte en una de las medidas de mayor relevancia para el cumplimiento de los objetivos marcados en el PACES. Así, para alcanzar en 2030 el objetivo mínimo de reducción de un 30% de las emisiones respecto a 2005, se requiere de una reducción de las emisiones actuales en 55.213. Esta acción supone prácticamente el 35% de este objetivo.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.