El eterno idilio de Sevilla con Bécquer y su obra

En cada ciudad participante se ha organizado un recital de la obra del poeta durante octubre, como el que ha tenido lugar en Sevilla, en la que los participantes han estado acompañados por el guitarrista sevillano Antonio Jiménez.

0
146
Pilar Alcalá, durante la presentación del acto.
clinica santa isabel

Fermín Cabanillas. La obra de Gustavo Adolfo Bécquer fue leída este martes en Sevilla por 14 personas reunidas en torno al VI Festival Internacional “Arte Ahora”, que sirve de homenaje al poeta sevillano con la unión de voces en 13 países del mundo.

Se trata de una cita que este año se dedica a la obra de este escritor andaluz. Es debido a que se conmemora el 150 aniversario de su fallecimiento. Durante octubre reúne voces de España, Uruguay, Portugal, Marruecos, México, Chile, Perú, Panamá, Argentina, Estados Unidos, Colombia, Bangladés y Brasil.

Desde cuatro continentes

En España, participan escritores de las localidades de Cabra y Montilla (Córdoba) y la capital cordobesa, Málaga, Almería, Barbate (Cádiz), Minas de Riotinto (Huelva), Granada, Jaén, Sevilla, Madrid y Alicante.

El guitarrista Antonio Jiménez se encargó de poner música al acto.

En cada ciudad participante se ha organizado un recital de la obra del poeta durante octubre, como el que ha tenido lugar en Sevilla, en la que los participantes han estado acompañados por el guitarrista sevillano Antonio Jiménez.

Cada persona ha leído un extracto de la obra del poeta elegida por ella misma, como la rima 60/XV, que abre con el verso “Cendal flotante de leve bruma elegido por la presidenta de la asociación Con Los Bécquer en Sevilla, Pilar Alcalá.

La noche fue intensa, incluso con algún verso de Gustavo Adolfo leído en italiano, con algunos participantes eligiendo la prosa en lugar del verso, y poniendo siempre sobre la mesa la importancia del mayor poeta español del romanticismo.

La decana

Noches del Baratillo es una institución poética y literaria fundada en Sevilla en 1950, siendo la más antigua de las que existen actualmente en la ciudad.

Según detalla la web Sevillapedia, fueron sus fundadores Florencio Quintero Marín y Manuel Barrios Masero. En un principio se reunían en un modesto local de la calle López Azme.

Con el paso del tiempo y un mayor número de asistentes y simpatizantes, el local de reunión pasó a ser el taller del escultor Antonio Illanes, lugar común para todo tipo de artistas y sede espiritual de este movimiento poético.

En 1953 el número de poetas que acogía era importante; y en la publicación “Rosas y Claveles”, que años después pasó a denominarse “Piedad”, aparecía ya con una relación de más de veinte colaboradores.

Tiene su sede en el número 28 de la calle Macasta, del barrio de San Julián de Sevilla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here