El servicio de transfusión del Macarena renueva la certificación de calidad que otorga la fundación CAT

0
51
Además, verifican que el equipamiento esté en las condiciones exigidas o que la formación de los profesionales sea la que corresponde.

Redacción. El servicio de Transfusión de la Unidad de Hematología del Hospital Universitario Virgen Macarena ha renovado recientemente la certificación de calidad de la Fundación CAT, organismo de certificación nacional de la calidad transfusional.

Esta organización, constituida por la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia y la Sociedad Española de Transfusión Sanguínea y Terapia Celular, valora principalmente que el procedimiento que se sigue al realizar una transfusión sanguínea es seguro para el paciente. La renovación de la certificación, que se hace cada cuatro años, implica la visita presencial de dos especialistas en Hemoterapia que además de revisar la documentación que estimen pertinente, corroboran que lo que está redactado se cumple estrictamente.

Entre otras cuestiones, hacen el seguimiento de una transfusión. “Acompañan al personal de enfermería, ratifican que el transporte de la sangre se hace en las condiciones y temperatura adecuadas, que cuando se realiza la transfusión el personal sanitario hace las comprobaciones pertinentes, etc. Además, verifican que el equipamiento esté en las condiciones exigidas o que la formación de los profesionales sea la que corresponde. En definitiva se trata de una revisión exhaustiva que dura entre uno y dos días”, aduce Alicia Rodríguez Fernández, jefa de servicio de la Unidad de Hematología.

Este hallazgo, refuerza la labor desarrollada en la Unidad de Hematología del hospital sevillano, que ya obtuvo el nivel ‘Avanzado’ en la certificación de calidad que le otorgó la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA) en julio de 2019. Esta entidad, encargada de impulsar la calidad y la mejora continua del sistema sanitario, valoró, en este caso, diferentes estándares de la Unidad relacionados con el nivel de satisfacción de los usuarios, la organización de la actividad asistencial, los profesionales que la componen o la estructura de la unidad.

“El hecho de trabajar con una serie de estándares, revierte en una mayor seguridad y calidad asistencial, evitando con ello incidencias en los pacientes, sobre todo relacionadas con efectos secundarios”, advierte la responsable de la Unidad. Sólo a lo largo del último año, en el servicio de transfusión del Hospital Universitario Virgen Macarena se realizaron más de 16.000 transfusiones de componentes sanguíneos, unos 4.000 estudios gestacionales, 2.700 estudios de recién nacidos, y 80 procedimientos de plasmaféresis (terapia consistente en la sustitución de plasma en pacientes).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here